2009-07-25 Comentarios de una asistente a Vivencias con Ángeles

Te mando estas breves líneas para comentarte que me siento muy bien desde que tuvimos aquella charla. Más contenta. Con las ideas más ordenadas. Mejor….

          Conocí a Miryam a través de una amiga en común, y llegó a mí en un momento que me hacía mucha falta. Quizá hace unos años no hubiera estado preparada para escuchar lo que tenía para decirme. Como has comprendido, hacer  el Taller de Angeles, primeramente me sorprendió mucho, y con el mensaje que recibí entendí que sería mejor si hacía una regresión a vidas pasadas.

          No tenía idea de qué se trataba, y no fue más que una charla amena, intimista y cordial en tu casa, en un ambiente normal y tranquilo.
 Escuché lo que tenían para decirme los Maestros a través de tí, en realidad muchas cosas que me resultaron tan familiares… me di cuenta de  que en el fondo ya presentía todo, y verlo desde otro punto de vista, en las palabras de otra persona,  me sirvió mucho para posicionarme mejor hoy con mis circunstancias. Y darme cuenta cuál era el punto.
 Bueno, lo mío era una situación que me angustiaba indudablemente.
Hoy tengo más claro que existen cosas más allá de nuestro entendimiento, situaciones vividas anteriormente que tienen influencia en el aquí y ahora. Reconocerlas ayuda a darse cuenta que hay dolores que no nos pertenecen, del cuerpo o del alma, y eso es muy bueno. Es como  sacarse una mochila que uno llevó mucho tiempo y sentirse más livianita. Es decidir quedarse con lo mejor de la historia.
 
 Verdaderamente sentía mucha frustración y las cosas mejoraron en poco tiempo, pude conversar con alguien con quien me debía una charla desde hace mucho tiempo, en forma positiva, honesta y sin tristeza. A decir verdad, pude soltarle la mano para seguir mi vida.       
 Creo que he tenido la suerte o el destino quizá, de que te cruzaras en mi camino en este momento. Uno no tiene todos los días la bendición deconocer personas excepcionales- Muchas Gracias Miryam un saludo con todo mi cariño. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *