320 – Equino Terapia angelica en Ongamira, Parte 3 de 3 por Miryam Dietrich

Llegamos de nuevo a “las casas” y había que desensillar. No teníamos deseos de bajarnos de los animales.

Los más experimentados ayudaron con los aperos.

LLegando a las casas de Estancia La Constancia – Cabalgata con Ángeles – Ongamira, por Miryam Dietrich

Hoy, que escribo para contarte todo, aún sigo cabalgando.

Para el 22 de noviembre, antes de cabalgar haremos unas previas con los caballos, para conocerlos y re-conocernos, por sus nombres, para que nuestro espíritu se presente frente al espíritu de ellos.

Machicho, el baqueano y Miryam Dietrich, Cabalgatas con Ángeles

Partimos en la combi y en el camino a Ischilin, nos detuvimos en un puente muy particular,  a hacer una “mateada” a la que se agregaron los hijos de Rubén.

Meditando camino a Ischilin (pueblo de Fernando Fader pintor) Cabalgata con Angeles, por Miryam Dietrich

Y de golpe, todos los ángeles estaban ahí reunidos: los humanos, los espirituales y los comechingones. Todos juntos en absoluta armonía con la naturaleza, todos percibiendo algo, todos con el sentir de ese momento sagrado.

Como verdaderos amigos compartiendo silencios, en Caballos y Angeles, Ongamira, Cordoba, Argentina por Miryam Dietrich

Y, ya volviendo y como no podía ser de otra forma, ingresamos al campito de Rueca de Almas a hacer avistajes.

¡Que silencio perfecto! ¡Qué éxtasis del NO TIEMPO! Sensaciones nuevas para algunos, sensaciones reconocidas para otros, colores, El Pajarillo con una nube que se quedó fija en su cumbre por espacio de una hora o más. Y las chispas de luces en el filo de la montaña.

Y la energía que brotaba de la tierra, mareando a algunos. Dio mucha pereza el abandonar el lugar pero nuestros cuerpos comenzaban a demostrar los signos de cansancio de un día tan agitado y tan quieto a la vez.

Terminamos ese sábado cenando empanadas en mi casa nueva, y ahí, surgió el verdadero efecto que había causado en los asistentes, esta EQUINOTERAPIA ANGELICAL. Las emociones afloraron, la conversación fue especial, y los unos les decían a los otros lo que habían sanado. Todos coincidieron que habíamos tenido un día DEL TIEMPO DEL NO TIEMPO.

Y en un momento me sentí como una anciana aborigen, mirando a estos jóvenes que salen de las ciudades para recuperar parte de lo que fueron.

Y me vi muy canosa y muy viejita pero con un amor muy joven hacia ellos y hacia los caballos.

Ángeles aborígenes: simplemente …. Gracias! ¡HASTA EL 23 DE NOVIEMBRE!

Miryam Dietrich

Un comentario en “320 – Equino Terapia angelica en Ongamira, Parte 3 de 3 por Miryam Dietrich”

  1. Sí, realmente muy lindo!! Un tiempo del que no queríamos dejar pasar y del que no queríamos despegarnos. Un tiempo… en el que las almas humanas se hicieron uno con los ángeles que nos acompañaron toda la jornada.
    ¡Gracias Miryam por tu hospitalidad, tu sencillez y guía delicada! ¡Estamos conectados!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *