Argentina, Australia, Afganistan (606) por Miryam Dietrich

Amanece una semana en una convulsionada  Argentina.

Lo bueno de lo malo, es que me produce calorcito al alma ver cómo el viejo sistema de está cayendo.

Me refiero a las previas de las elecciones. Los candidatos de los diferentes partidos, agrediéndose con insultos unos a otros, sacándose “trapitos al sol”, todos sin excepción involucrados en una madeja de visiones propias y ajenas de muy bajo nivel cultural, social, sicológico, emocional.

Messi, Cuomo, Biden y Trump que tienen en común?

Con las viejas costumbres impuestas por la oscuridad, se lanzan LOS UNOS CONTRA LOS OTROS en tácticas hoy ya obsoletas.

Aburren con su mediocridad. Y los ¿diferentes? partidos recurren a poner en sus listas figuras públicas en el ámbito de su profesión como si ello fuera aval suficiente para que puedan ejercer con dignidad sus cargos.

La.maquinaria reptiliana que maneja las instituciones públicas los van a destrozar en poco tiempo.

Estamos frente a una elección donde ya no hay elección. No se trata de votar (¿realmente crees que vas a Votar?) al “menos malo”.

El hartazgo se tiene que hacer público y notorio, hay que dar Fe de que ya no se soportan las agachadas, los pases de facturas, los saltos de un partido al otro según la conveniencia personal del supuesto político.

Quizás una forma de hacer notorio el cansancio, sea votar en blanco ya que es mentira que si votas en blanco, el voto va al ganador.

Además…¿TÚ crees que Elijes?

Veamos cuantos distractores van a aparecer esta semana.

Bueno, ya tuvimos uno: el presidente de Chile.

Casi me olvido: otro gran distractor fue el partido de futbol suspendido que debia disputarse entre Argentina y Brasil.

Hay que tener los pies muy atornillados a la tierra, para no caer en la volteada de las mentiras del Deep State.

Te invito a reflexionar y evaluar.

Por más que ya “todo esté elegido” una mayoría de votos en blanco, puede significar el comienzo del camino hacia la VERDAD EN LIBERTAD.

Ejerce tus derechos.

Hasta el próximo video.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *