Cae el telón frente al gran amor y el tercer campamento ERKS (488), por Miryam Dietrich

Buen día angelito humano! ¡Que semanita esta que pasó! ¡Mama Mía! La señora Matrix nos ha dado flor de paliza.
Resumen: Venezuela hambrienta de claridad y Maldonado sumado en la oscuridad.
Se cae. ¡Si señor! Se cae el telón. Lo siento en mis huesos. En mis vísceras. En mi alma. Bullrich asediada sin respuesta para nada. Los mapuches mentidos, tratando de lograr lo que no puede ser sentido. El pueblo bailando como chorizo en fuente de loza. Patinando, sin entender aunque entendiendo que el teatro no solo está en la calle Corrientes en BA.
Encapuchados por los medios resaltados, produciendo el miedo de los años setenta idos como mal remedo del tristemente famoso ERP.
Londres ¿atacado? Corea del Norte ¿jugando? Francia en ¿pánico?. Los “malos son los árabes” con el hijo de Ben Laden ¿resucitado?
Y mientras tanto, los hambrientos africanos no figuran en ningún lado. Ni tampoco los refugiados. O sea, olvidando a los verdaderos humanos.
Mentiras en los ¿créditos bancarios? que te sumergen en la angustia de los dominados.
Ilusión tras ilusión cayendo se encuentran, mientras tú tratas de no darte cuenta.
“Mentime que me gusta” parecería ser lo que los humanitos reclaman de los Tinellescos (¿canallescos?) programas.
Y en el interín, una ex presidente que habla y habla y un Jefe actual que calla. Ellos, ambos sin excepción, se esconden detrás del Gran Telón.
La Matrix a full.
Las Falsas Banderas enarboladas y los angelitos humanos reaccionan sin ton ni son.
¡¡¡Puffff!!! ¡Que silencio ni observación ni discernimiento! Comprando lo que los Reptilianos venden para poder hablar de algo con los amigos, en las conversaciones futiles donde el Mono baila y el alma queda aniquilada.
Y en medio de este gran caos que ya pronto acaba, mis amados ELLOS me conducen de la mano ( ¿ó del ala?) al conocimiento de personas encantadas en la magia de la vida y a el recuerdo del Africa.
Por favor Credo Mutwa Zulu, espérame que pronto volveré a tu casa. Dile al Padre que te deje en la tierra unos meses más, así, antes de partir, nos dejas tu conocimiento del más allá.
Vivo la magia en cada célula de mi cuerpo. Vibra mi alma en estado de felicidad, sin la ilusión mareante, sino en contacto estable.
Sencillamente, soy feliz por simplemente estar.
Y mientras tengo la certeza que la Matrix se cae, preparo mi viaje a Ecuador y a mi convivencia con los indios Shuar.
Todo ha sido hilado en forma extraordinaria,
Amo lo que hago con cada fibra de mi corazón.
Te abrazo dulcemente mientras mi vida anterior de vikinga exploradora, ha aflorado en esta circunstancia y quiero compartirla contigo.
¿Te vienes conmigo a Perú?
Te envío ángeles solares para que empieces a recordar quién eres, porque solo el AUTENTICO AMOR puede salvarte de la gran desilusión cuando caiga el GRAN TELÓN

Tercer Campamento Erks - El Contacto, con Miryam Dietrich
Tercer Campamento Erks – El Contacto, con Miryam Dietrich

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *