2009-06-16 La familia, por Miryam Dietrich

¡Que familia mi familia! una frase oída a lo largo y a lo ancho de la tierra en todos los idiomas.

“Yo no sé que hago en esta familia”.

“¿No habrá existido un error en mi nacimiento?”

 “Hummm, quizá debería indagar para ver si alguien no me cambió de cuna en el hospital y, así por error, vine a dar a esta mi (¿?) familia”.

“Viste? esta es mi familia pero yo, yo… no tengo nada que ver con ella”.

Y sí… las amistades se eligen, las familias se toleran.” Y cuantas frases más por el estilo hemos escuchado a lo largo de nuestras vidas? .

 

Cuantas veces tú dijiste: “¿QUUUEEE HHAAAAGGGGO ACCCCCAAA?”

 

Entonces yo te pregunto: “¿Que crees tú que haces ahí con esa tú familia?”.

Simple: estás aprendiendo a evolucionar. Ya sé que amas a tu familia, más el trato que entre ustedes se dan… es el trato del amor?

 

¿Cuanta expectativa le pones a lo que crees que la familia te “debe” brindar?

 

Pones tanta expectativa en cómo deberían ser las cosas que no logras saborear ni un minuto las cosas como son.

 

O sea tu familia. ¿Puedes a tu edad superar los traumas que te dejaron tu papá y tu mamá?. Sí, ya sé. Nadie sufrió lo que tu sufriste por los hechos de tu familia. Y las omisiones de tu familia. Tienes razón. Y seguro que tú no sufriste lo que sufrió tu vecino por su familia. Y tampoco sufriste lo que sufrí yo por mi familia. No tienes idea.

 

Ahora bien: ¿que es tu familia? ¿como debe ser tu familia?. La respuesta es simple: tu familia debe ser como es.

 

Porque siendo como es  te ayuda a enfrentar diariamente, minuto a minuto, todo lo que te resta aún aprender y trascender como ser espiritual e inmortal.

 

Aprender y trascender. Esa es la clave de la familia.

 

Y estos temas los  vienes arrastrando desde hace muchas vidas. Ponte contento: algunos arrastran las situaciones por eones.

 

Cuando trasciendas todo lo que tu familia te provoca en tus emociones, cuando carezcas de expectativas en relación a como debería haber sido tu padre, tu madre, tu hermana, tu esposo, tu ex – esposa, tus novios y novias, tus hijos, ahí habrás trascendido a tu familia.

 

Y aceptando a la familia como es, serás muy feliz. Y recuerda que muchos integrantes de tu familia, vienen cruzándose en tu vida desde vidas y vidas y vidas. Han sido tus enemigos y amigos, traidores y amores, padres y madres, abuelos idos y nietos perdidos.

 

Y así se ha tejido tu urdimbre para que trasciendas y trasciendas. Deja las expectativas.

 

Acepta lo que tienes y busca lo mejor de cada uno de ellos. Y no te interesa si “ellos” (tu familia) continúan con las viejas reglas de riñas, enojos, desencuentros y encuentros, acercamientos y alejamientos.

 

Solo basta… con que tú dejes de pretender que tu familia sea como otras familias.

 

Hay familias de sangre tan inmersas en sus dramas que están impedidos emocionalmente de tomar distancia y verse como observadores.

 

Existen múltiples creencias limitantes que, además de ser inexistentes, entorpecen cualquier entendimiento.

 

Solo DIOS sabe por qué te toca esta familia que es TU familia.

 

En su aceptación interior, serás libre. Cuando puedas alejarte o acercarte pero sin pretender nada de ellos, ahí serás realmente libre de una de las cadenas limitantes de las creencias inexistentes.

 

Miryam Dietrich

 

2009-06-13 La mentira, por Miryam Dietrich

La mentira es todo lo que el ser humano disfraza porque le resulta imposible convivir con la verdad.

La mentira tiene que ver con la ausencia de asunción de responsabilidad y el evadir toda realidad que se relaciona con la madurez del sujeto.

Para qué mentís? No te das cuenta que terminas enredado en tu propia mentira? Aunque nos engañes a todos con tus mentiras, te crees por casualidad que puedes engañarte a vos mismo?

Acaso no has sentido múltiples veces la presencia de algo o alguien cerca tuyo – aunque no veas a nadie – o te ha parecido ver por el rabillo del ojo una sombra que se movía? Te crees que es tu imaginación? O tu fantasía?

Esas sombras son ELLOS, nuestros Guias. Te crees que a ELLOS les puedes mentir?

Tus mentiras son autodestructivas. Y carecen de toda justificación lógica.

Crees por casualidad, que ELLOS no te están mirando y esperando que ceses de mentir para recurrir a SU amor eterno?

Nuestros Guías siempre están ahí, SIEMPRE. Y a ELLOS no se los puede engañar.

Por que no dejas de engañarte? La mentira es lo que corroe como un ácido la dignidad de las personas, la dignidad moral, la del alma.

Y son esas mentiras lo que torna a las personas como “poco creibles”. Y lentamente se vá perdiendo el amor de los otros humanos, los amigos, las parejas, la vida misma.

Comienza a amarte. Sólo tú te crees tus propias mentiras.

Y sólo en tus manos está el dejar de mentir. Tuyo es el poder. Todas las herramientas están en tu interior.

Mientes porque deseas sentirte amado. Y mientras más mientes, menos amado eres. Y tú eres el que menos se ama.

ELLOS te aman, y te piden por favor: DEJA DE MENTIR y MENTIRTE

El amor y la paz te esperan, no es necesario mentir para ser amado.

AMATE A TI MISMO ASI PODRAS AMAR A TU PROJIMO.

Ven. Ayuda YA a construir un mundo mejor

DEJA DE MENTIR – YA SE ACABARON ESAS EPOCAS – EL MUNDO ESTA CAMBIANDO Y LA MENTIRA NO TIENE MAS LUGAR

Ser auténtico cuesta mucho, más  el premio es  el AMOR INCONDICIONAL Y esto es lo mejor a lo que puedes aspirar. Anímate, déjate de mentir.

ELLOS solo esperan que te decidas!

Miryam Dietrich

2009-06-03 Bronca, por Miryam Dietrich

¡Cuánta bronca tengo!  Quien se cree mi hija que es para hablarme en ese tono?

Por que mi esposa me critica tanto? Por qué no se acuerda de cuando rompió mi trofeo de fútbol?

Y este vecino que cuando barre la vereda, tira parte de su basura en la mía: ¿ quién se cree que es?.

Ja! Mirá esta flaca, seguro seguro que es anoréxica. Si no, no podría tener ese cuerpo.

Guauuu!!!!  Broncas y más broncas saliendo desde tu persona. Porque la dueña absoluta de esas broncas, es tu mente, NO ES TU SER.

Hilando y deshilando, verás que esas broncas, aunque creas que te las origina el otro, en realidad, son todas tuyas, todas tuyas.

Cuento hoy una historia: tengo una amadísima amiga en La Plata, que es muy laboriosa y tiene un maravilloso esposo. Ella siempre lo insta a que vaya a practicar golf  los domingos y así aprovecha para hacer lo que desea.

Mi amiga NO COCINA JAMAS. Creo que no hace ni café con leche.

Un domingo se dedicó a limpiar su casa, Y se enterneció. Y se puso a pensar en lo amoroso que era el esposo, lo buena persona que acreditaba ser.

Entonces, mi amiga, fué y compró pollo y todos los elementos para cocinar pollo al horno. Y lo cocinó con amor, se quemó un dedo pero pensaba en cuanto placer le iba a dar al marido. Y puso la mesa, y las velitas y todo eso.

Alrededor de las 21 horas, llega el esposo ( como todos los domingos) y la saluda con todo su amor. Entonces ella muy feliz le dice: ” mirá lo que te cociné”. Y él, desde su inocencia contestó: ” pero mi amor, cené en el club, como siempre”.

Mi amiga sufrió un ataque de furia. Tiró el pollo a la basura. y no le habló al marido por varios días. Y tenía muchísima bronca pero muchísima bronca.

Cuando me lo contó café por medio, yo le pregunté si le había avisado al marido que iba a preparar cena. Y me contestó que no.  Ahí entre tremendas carcajadas de las dos, le hice reflexionar que toda la escena la había desarrollado en su mente y que la bronca que le brotó nada tenía que ver con su esposo y sus actitudes: LA BRONCA ERA TODITA DE ELLA.

El pollo ( o el marido) fue el disparador de esa bronca interna no reconocida que le pertenecía por completo a ella y sólo a ella.

Fijate si te reconocés en tu bronca en mi amiga, en su esposo ó … en el pollo!!!!.

Que tengas un maravilloso miércoles y puedas hoy sentar a tu mesa a tu propia bronca para que  te des cuenta que es un invento de tu mente y lograr que se desvanezca.

Miryam Dietrich mno7

Esto fué inspirado por mi Angel Mayor de Valeria del Mar y recordando a mi otro ángel de La Plata, cuya historia es real.

2009-06-02 La tristeza por Miryam Dietrich

 Que te sucede hoy que estás tan triste?

De donde surge esa tristeza que amenza con ahogar toda tu existencia?

Surge de tu vida, de tu alma, de tu bello ser interior?

O surge ese desorden de pensamientos, que hasta se chocan entre sí en esa autopista que es tu mente?

Para. Respira. Respira otra vez muy profundo. Vuelve a respirar.

Que te está pasando en este preciso momento?

Ahora, sí, ahora…. que te está pasando?

Nada? Bueno, sigue así. Para tu mente.

Disfruta. Y deja de proyectar en el otro lo que sea que desees para ser feliz.

Vuelve a tí. Ingresa en tu interior y conéctate con ese maravilloso, extraordinario y hermoso SER que tu eres.

Yo te puedo ver. ¡Eres tan maravilloso! Verdad que sí puedes verte?

Y la tristeza? se fué…. al país del nunca jamás.

Deja la matrix y entra en el infinito.

Ven y teje conmigo hilando almas para la Nación Humana de proyección universal

Con amor en María la Madre Universal

Miryam Dietrich

2009-06-01 El enojo por Miryam Dietrich

 “¿Te has sentido bien alguna vez con las decisiones tomadas o las palabras dichas estando enojado? No, porque pierdes la conciencia y te dejas llevar por la emoción. Si estás en absoluto control y demuestras enojo, eso está bien. El tipo de enojo que se transforma en miedo y odio viene cuando no dominamos totalmente la situación, cuando no nos ponemos en el lugar del otro.” – Sri Sri Ravi Shankar -09/05/09

2009-05-31 Que piensan otros de mí?

“Tú creas un mundo en tu mente que se basa únicamente en tus propósitos, en tu propia línea de pensamiento. Insistes en edificar un castillo: que opina la otra persona de ti. Probablemente ellos ni piensan en ti. Tal vez ni siquiera existas en su conciencia, porque esa otra persona está preocupada por si misma. Sin embargo, tu construyes un enorme castillo en tu mente sobre lo que la gente está pensando de ti.” – Sri Sri Ravi Shankar -20/05/09