De Joaquines, Fatimas y Lourdes – Parte [4 ]

2 de OCTUBRE DE 2009 VIVENCIA EN  NECOCHEA con GENTE DE LA DULCE – Parte IV

 

Bueno, como te contaba: a la sorpresa que los dos niños se llaman Joaquín, se sumó la sorpresa de que el Maestro que apareció, cuando vivía en la tierra tenía por segundo nombre el de Joaquín.

 

Esta hermosa mamá vino a verme y me trajo dos cartas escritas por ella: una como si Joaquín le hubiera escrito en el momento del parto y otra cuando ella le escribió a Joaquín cuando este cumplió seis años de vida.

 

Y cuando me las entregó para que las leyera, lágrimas de emoción volvieron a recorrer por mi rostro: en una de esas cartas había impreso un dibujo de Jesús el Nazareno, tendiendo la mano a un niño caído en el piso. La misma imagen, la misma ropa, la misma actitud en Jesús y en el niño que yo había visto en el taller.

 

Cuando ELLOS confirman la veracidad de las vivencias, yo también me emociono y lloro. Igual que vos.

 

Pero, esperá, no te adelantes. Hay más todavía. Fátima me contó profundamente emocionada que cuando vió mi poster con el que promociono por correos electrónicos los diferentes talleres vivenciales con Angeles, se quedó paralizada.

 

¿Sabés por que? Su hija Berenice, que había cumplido quince años hacía poco, eligió para su fiesta un vestido al que le hizo pintar a mano en uno de los costados … si! ¡no te equivocás! La misma imagen que yo uso, la misma.

 

¿Qué más puedo pedir? ¿Qué otra prueba querés de que ELLOS existen y nos guían?.

 

Si Fátima lo permite, publicaré sus cartas y sino, solo puedo contarte que son un canto al amor y a la libertad de elección que ella ejerció para que su hijo naciera, pese a saber de antemano que venía a este mundo con una discapacidad.

 

Esto se llama sincronía y re-unión

 

Hasta la próxima

 

Miryam Dietrich

 

De Joaquines, Fátimas y Lourdes – Parte [3 ]

De JOAQUINES, FATIMAS Y LOURDES –  Parte [3 ]

2 de OCTUBRE DE 2009 VIVENCIA EN  NECOCHEA con GENTE DE LA DULCE – Parte III

 

Después del taller de Tamagueyú (provincia de Buenos Aires, Argentina), dí otro en lo de Mónica en Necochea que es donde conocí a Carla la fotógrafa de la que hablo en http://www.ruecadealmas.com/2009/10/avistaje-en-necochea-argentina-del-dia-3-de-octubre-de-2009/

 

Así las cosas, Carla me llamó por teléfono y me dijo que tenía una amiga que estaba muy mal anímicamente y que tenía un hijito con Síndrome de Down. Le dije “Avisale del taller en lo de Marita para el 2 de octubre acá en Necochea y tratá de que venga”.

El tema es que por diferentes cuestiones que no hacen a la historia, terminé hablando por teléfono con esta señora quien vive en La Dulce, una localidad pequeña distante unos kilómetros de Necochea.

Y ahí quedamos en que venia con su hijo al taller si nada se le interponía en el camino. Me explicó que ella estaba muy complicada con sus horarios porque era mucha la actividad que tenía con este hijo con Síndrome de Down y con diez años de edad.

Llegó el día del Taller y ahí aparecieron ambos. Cuando ví al niño en realidad yo en su interior “ví” a una ser extremadamente alegre, feliz y juguetón. Y lo “veía” muy pero muy alto.

Ese taller fue muy numeroso. Había 29 personas, algunas de ellas repetidoras y otras nuevas. Comenzó el encuentro.

Y en este encuentro pasaron varias cosas.

Para los que nunca asistieron a uno de estos encuentros, les comento que todo se realiza con ojos cerrados incluyéndome a mí misma.

Este niño estaba sumamente inquieto. Se movía entre las personas y hablaba despacito. Su mamá, sea por lo que sea, luego me contó que en realidad no cerró sus ojos.

Y en el comienzo del taller, aparece la figura de DON ARTÉMIDES ZATTI, un enfermero de la Patagonia argentina que vivió en Viedma hasta que falleció admirado y amado por todas las personas sobre las que él derramó su capacidad de curación sin ser médico. Hoy está beatificado.

www.hansa-sur.com.ar/diocvdma/zatti.htm

Este ser tan especial se dirije a esta mamá y le dice que estaba para ayudarla y que pidiera su colaboración en oración cuando ella necesitara de una guía para el tema de su hijito.

Siguió el taller mientras bajaban ángeles y Maestros para otras personas.

Y luego, me contó esta hermosa mamá, unos segundos antes que yo dijera que estaba viendo ángeles gemelos que bajaban para una de las 29 personas que estaban  en el salón, su hijo se levantó, se fue donde  estaba la mujer para la que yo estaba diciendo en voz alta que bajaban los ángeles gemelos y empezó a saludar con sus manitos a “alguien” que la mamá no veía.

Reitero: el niño comenzó a saludar a alguien invisible a los ojos de su mamá, frente a una de las 29 personas que estaba presente. Ello ocurrió segundos antes que yo hablara para esta mujer.

La mamá se quedó sumamente sorprendida. Ella estaba viendo con sus ojos físicos lo que pasaba en el sitio. Y dice que las caras de las personas se iban transformando a medida que sus GUIAS se iban acercando.

El niño seguía inquieto y yo, más allá de la canalización y de que no me distraía por aquel hecho, lo sentía con mis oídos físicos.

En un momento veo una imagen holográfica de JESUS MAESTRO vestido de blanco con su  figura tradicional con cabellos castaños y barba. Se dirige al niño del que estoy hablando y le tiende la mano derecha. Y yo veo como etericamente sale el cuerpo del niño y se toma de la mano de Jesús.

Y a partir de ese momento, el niño se recogió sobre sí mismo y …. se quedó totalmente dormido.

Y se despertó cuando el taller concluyó.

Luego su mamá me comentó que cuando llegaron a la playa para buscar a su hija adolescente, esta le preguntó al niño donde habían estado. (La mamá no le había dicho a su hija donde iban).

Y el niño down juntó sus manitas y se puso en actitud de oración.

Cuando me lo contaron, yo lloré. De pura emoción nomás entendés?.

Tan cuestionada a veces mi actividad y sin embargo regratificada en esta actitud de este niño.

El niño se llama JOAQUIN y su mamá se llama FATIMA.

Igual que el JOAQUIN de TAMENGUEYU.

Y ambas mamás tienen nombres de advocaciones de la Virgen: Lourdes la de Tamangueyú y Fátima la de La Dulce

Ambos niños viven cerca de Necochea en localidad muy chicas.

Ambos niños son especiales.

Y el Maestro que apareció para Fátima, Don Artémides Zatti, tiene por segundo nombre el de JOAQUIN.

Y yo una privilegiada por haber podido conocer a ambos. Esta historia sigue

Y yo también seguí llorando de pura emoción.

Fin de la parte III .- Continuará

De Joaquines, Fátimas y Lourdes – Parte [2 ]

26 DE SEPTIEMBRE DE 2009 VIVENCIA EN TAMANGUEYU PCIA DE BUENOS AIRES – Parte II

 

Atendí a dos mujeres en forma particular, más cuando comienzo a hablar con la segunda, me llamó la atención su cara de alegría, su paz, su serenidad. Y las preguntas que me hacía, acreditaban una pureza y una transparencia pocas veces vista. Y en un momento le di las gracias, porque le manifesté que era para mí un honor poder atenderla.

 

Así las cosas, me hace unos comentarios sobre su hijito. Y la invito a que venga ella al Taller que se iba a desarrollar más tarde y que  si quería trajera a su hijito de seis años. Me pregunta “¿Y cómo le digo para que venga?”.

 

Le contesté: “Decile la verdad. Preguntale si desea venir a un taller de ángeles que va a dar una señora rubia. Si el quiere venir lo traes y si no lo desea,  dejalo en tu casa”.

 

Comienza a llegar la gente en el momento que comenzaba a llover. Primero llegó una persona, luego otra, luego otra  y así se juntaron doce personas, incluida la mamá que yo ya había atendido junto con su niño.

 

Y comenzamos el taller, bajo una gran lluvia. Y ahí comencé hablando de la abundancia y de cómo la naturaleza es super abundante y el humano la hace tan escasa.

 

Luego, todos cerramos los ojos y comencé a relatar lo que “veía”.

 

Así fue,  que en un momento del Taller, “ví” algo que me impresionó.

 

“Veía”  salir del corazón del niño, una luz blanca impresionante (de ese blanco que no existe de este lado del velo). Y esa Luz se desparramaba por toda la habitación.

 

Pero además de eso, “veía” que `por encima de la madre, aparecía la imagen de la Virgen María.

 

Y “veía” por encima del corazón del Niño que aparecía la imagen de Jesús.

 

Obviamente me quedé muy asombrada. Más continué indicando en voz alta todo lo que recibía de ELLOS Nuestros amados Maestros y Guias.

 

Para este niño recibí que era un Guerrero de la Luz de pura Paz, que tenía una misión importante para cumplir en la tierra y que en el supuesto que necesitara ayuda, su mamá debía pedir ayuda al Arcángel Miguel.

 

Al terminar el taller y abrir los ojos, ví (físicamente) flotando dentro de la habitación una nube que rápidamente se deshizo.

 

Al día siguiente le contó el niño a su abuela que de su pecho salía una luz dorada, que él la había visto y que alrededor había una nube azul, que la nube no era blanca como yo había dicho sino que era azul.

 

Esa abuela le había traído, ese día, de regalo al niño, una Virgencita con agua bendita dentro. Se encontraba con la imagen en el comedor de la casa de Juan. Le pregunta entonces a su mamá si ella veía la Bolita de color rojo que salía de la cara de la Virgencita. Y el contaba que la seguía por el aire con el dedo. Hasta que entró el hermano de Juan a la habitación y el niño se enojó porque aquel se había “chocado” la bolita.

 

Esa misma noche este niño le pidió a su mamá de rezar juntos. La mami comienza a rezar el rosario. El niño la acompaña con los ojos cerrados y repitiendo la oración a medida que la mamá lo hacía.

 

En un momento la mamá se confundió el AVE MARIA y el niño la corrigió.

 

El detalle es… que este niño no sabía rezar.

 

El niño se llama Joaquín y la madre Lourdes

 

 

 (Fin de la parte 2 – Continuará)

De Joaquines, Fatimas y Lourdes – Parte [1]

26 DE SEPTIEMBRE DE 2009 VIVENCIA EN TAMANGUEYU PCIA DE B UENOS AIRES – Parte I

 

Hola querida amiga/o: como te prometí, paso a contarte lo sucedido en Tamangueyú, localidad cercana a Lobería y a Necochea, en la Provincia de Buenos Aires, en la República Argentina.

 

Como sabes, me dedico a realizar Talleres de Vivencias con Ángeles en este amado planeta tierra en los sitios de donde me convocan.

 

Y junto con ello realizo Regresiones a Vidas Pasadas, Cantos Lemurianos que ayudan a la sanación física y espiritual de las dolencias humanas, Equalización de Chakras (que viene a ser algo así como Armonización de Chakras y  Reordenamiento de la energía electromagnética del cuerpo humano, tanto para humanos como para animales) y varias otras cosas más todas directamente relacionadas con el ayudar a otros y a ayudarme a mi misma, para mejorar TU y MI conciencia y expandirla todo lo posible.

 

En el mes de enero de 2009, estando en Necochea, coordiné un grupo de personas con las cuales fuimos a hacer Avistajes a la playa en Horas Nocturnas.

 

Y en esas ocasiones vuelco todas mis experiencias de vidas anteriores más la iniciación y las enseñanzas que al respecto que me diera Lina Castro en Capilla del Monte (Argentina), lo que aprendí con el grupo de Trigueirinho tanto en La Plata como en La Figueira (Brasil) como asi mismo mis propias experiencias humanas extrasensoriales.

 

Cuando hacemos avistajes mantreamos,  rezamos al Dios de todas las religiones presentes, a María la Madre Universal, al Maestro Jesús y entramos en estados de alto voltaje interno.

 

Así las cosas, estábamos esa noche en medio de la playa unas treinta (30) personas de las cuales yo solo conocía a cinco o seis. Y en medio de la hermosa ceremonia que se estaba desarrollando, “recibo” que una de las personas que ahí –un hombre a quien yo no conocía- tenía capacidades similares a las mías para convocar naves y estaba preparado para ese trabajo.

 

Lo expreso en voz alta y este hombre primero no entendía que hablaba de él y luego se sorprendió muchísimo. Seguí con la ceremonia sin detenerme en este hecho puntual, por cuanto esa noche el cielo estaba “especial”.

 

Me despedí de todos al concluir y volví a Necochea para dictar nuevas Talleres Vivenciales de Ángeles el 14 de agosto de 2009.

 

Y entre los presentes a este encuentro, Marita la coordinadora, me marca que ese hombre que se había presentado como Juan era la persona que, en el mes de enero, los Guías me habían marcado en medio de la playa que podía realizar  ceremonias similares a las que yo hacía.

 

Bueno, cuando se fue desarrollando el Taller, todo lo que “ví y “recibí” para este persona me sorprendió un poco. Lo escuché al final del taller, expresarse sobre su experiencia en esta vivencia con  ELLOS y me llamó la atención la pureza con la que se expresaba.

 

Te sigo contando: lo atendí luego de esto en forma privada con una canalización; luego le efectué una armonización y retiré de su cuerpo etérico, restos de una flecha que en vidas pasadas le había disparado a su hombro derecho y que en esta vida le producía dolores permanentes.

 

Bueno, surge la conversación para organizar un Encuentro Vivencial de y con Ángeles en su sitio, en Tamangueyú.

 

Así las cosas me fui luego a otras ciudades a trabajar. Días antes de la fecha fijada para realizar el Taller en Tamangueyú, recibo un mensajito en mi celular donde Juan me decía muy angustiado que había personas interesadas pero que no podían pagar, así que, dado que yo tendía que recorrer 80 (ochenta kilómetros) entre ida y vuelta con el consiguiente gastos, me sugería dejar el taller para otra oportunidad.

 

Yo “sentí” muy fuerte el mandato que debía ir a ese lugar. Y como soy fiel a esos “mandatos” y no me cuestiono desde mi mente si me va a producir ganancias o pérdidas el realizar el taller, le escribí a Juan diciéndole que invitara a la gente y que por esta vez, el encuentro NO iba a tener costo.

 

Se sorprendió, meditó y aceptó sin entender mucho como estaba pasando esto.

 

Y así llegué a Tamangueyú con mis amigas Graciela y Estela. Ya en el camino había comenzado a chispear (léase caer unas pequeñas gotas de lluvia) y era un sábado destemplado.

 

Cuando llego al sitio, mi corazón reconoció ese lugar como de hermosa energía. Y enseguida quise sacarme la foto. Bueno ingresando al link http://www.ruecadealmas.com/2009/09/vivencias-y-orgones-con-angeles-en-tamangueyu-argentina/?preview=true&preview_id=757&preview_nonce=0c856fa64f

 Verás los maravillosos orgones que se manifestaron en la foto y que estaban dentro de ese lugar.

  (continuará)

2009-07-18 Antakarana y las señales – Libros, internet, películas – Parte VI por Miryam Dietrich

En la semana que pasó, fui a Cariló a visitar a una de mis amigas, Vanesa, que trabaja en una librería. Conversamos un poco de temas generales, hablamos de nuestro tema principal que son los ángeles y luego me fui a la farmacia que se encuentra en la misma galería.

 Al salir de este negocio, miro distraídamente la vidriera de otra librería y ahí casi cuando físicamente ya traspasaba la vidriera, veo un libro alcanzo a distinguir la frase PAULO COELHO.[1] Me detengo, retrocedo y  leo detenidamente el título del libro que se llama “El vencedor está solo”. Y al instante ese título me atrapó.

 Vuelvo a ver a mi amiga, le pido el libro desde la puerta (ella estaba atendiendo gente), me contesta que no lo tiene y parto a otro negocio.

Estoy en este otro local haciendo unas compras cuando ingresa corriendo Vanesa, quién  me muestra un libro que traía en la mano y me dice: “Mirá, acabo de abrir un paquete de encomiendas-que recién recibí- con libros nuevos y éste fue lo primero que ví”. Y pone el libro en mis manos.

 Era el libro de Coelho.

 Ahí, en ese momento mi instinto me dijo que eso no era casualidad. Así que compré el libro y vine a mi casa a leerlo.

 ¡Grande fue mi sorpresa cuando llego a la página 19!

 Te cuento. El libro indicado dice en el cuarto párrafo de aquella página: “Y solo Dios sabía el resultado de ese encuentro. Igor, católico ortodoxo, había hecho una promesa y un juramento en una iglesia de Moscú, ante las reliquias de Santa Magdalena que permanecerían en la capital rusa durante una semana para que los fieles pudieran adorarla.”.

 Marqué el párrafo en el libro y seguí leyendo.

 La mención de Magdalena, hizo que en mi cerebro sonaran campanillas de alerta cómo cuando una sabe que algo está por ocurrir sin saber que.

 Y mientras leía me sorprendía al ver cuanta similitud de convicciones marcaba el autor del libro con lo que pienso y siento, entre otras cosas, sobre la moda.

 Bueno, pero no quiero ni distraerte ni distraerme.

 Ayer, sábado 17 de julio en horas de la mañana chequeo mi correo electrónico de Hotmail y ahí veo un correo de Rita Calderón[2]. Ella tradujo del inglés al español un artículo de la web http://www.eraofpeace.org/newsletters/es/newsletter-es.php. [3]Me llama la atención el título “El plan divino se está develando paso a paso” y me pongo a leerlo.

Y fijate con lo que me encuentro: “El 22 de Julio, habrá un muy poderoso Eclipse Solar de Luna Nueva.  Este es también el día que se celebra como el Día de María Magdalena.  María Magdalena representa el Amor Natural de la Conciencia Crística y ella ha mantenido el espacio sagrado para el retorno y equilibrio del Divino Femenino durante milenios. En este día, los recientes poderes del Divino Masculino y Divino Femenino dentro de cada hombre, mujer y niño en la Tierra, serán elevados hacia las más altas frecuencia de la 5ª Dimensión de Luz Solar que podamos soportar.  Este es el impulso inicial de la Transfiguración de las masas de la Humanidad de los Seres Humanos basados en el Carbón de 4ª Dimensión hacia los Seres de Luz Solar con base cristalina de 5ª. Dimensión.”

Recibo otra información que me indica que el 22 de julio se producirá una eclipse solar total y que además, será el eclipse más largo del siglo XXI. http://es.wikipedia.org:80/wiki/Eclipse_total_del_22_de_julio_de_2009

Ya a esta altura estaba sumamente asombrada. ¡Hummmm! ¿Era un chiste cósmico o una señal indicadora?

(Mirá las fotos en http://www.ruecadealmas.com/2009/07/2009-07-22-eclipse-total-se-sol/)

 Ya tenía dos campanitas de alerta sonando en mi cerebro. Y cuando eso pasa, la adrenalina circula por mi sangre a tremenda velocidad.

 Pedí entonces a los GUAIS señales claras- Yo quería tener la certeza sobre si la mención de MAGDALENA por dos medios distintos (un libro y un email)  eran señales que indicaban lo que yo creía que indicaban.

 Me fui a Madariaga. Compartí Vivencias con Ángeles para los que fueron a la casa de mi amiga Selfa.

 Y me volví como siempre mirando el cielo –ya era de noche- observando las estrellas y las que no son estrellas y pidiendo desde lo más profundo de mi corazón que ELLOS me guiaran hacia el sendero del adecuado camino para mi evolución como persona y como espíritu.

 Llegué a mi casa, ya eran las 22 horas y yo estaba en ese estado amoroso en el que quedo luego de canalizar y vivenciar a los Guias para otras personas.

 Y así, distraídamente mientras me organizaba la cena, prendo la TV para “bajar” definitivamente a la tierra.

 Y mientras cenaba haciendo zaping, ¡zas! aparece en unos de los canales una película la que en el momento exacto en que hago zaping y quedo en ese canal – instantes antes de saltar a otro- mencionan en la película  a María Magdalena.

 ¡Basta! Me dije a mi misma. Y no salía de mi asombro.

Interiormente supe, con una convicción espiritual que carece de sentido racional, que era el tiempo de Magdalena.

Aquel  es un nombre muy importante en mi vida y ha marcado un antes y un después.

 

Y entre el antes y el después, no hubo recreo. Pasé de golpe a integrar la situación con Magdalena como parte de mi misma, de mis hijos, de mi familia y amigos todos.

 

Los que me conocen saben de que estoy hablando. Y los que no me conocen deberán esperar a que, cuando todo se concrete en Magdalena, yo venga y les cuente.

 

¡Aún hoy estoy sorprendida!

 

Magdalena en el éter ya se ha concretado con el mejor resultado que significa el mejor bien para todos los involucrados.

 

Ahora sólo falta bajarlo a la tierra.

 

¡Guauuuuuu y reguuuaaaaauuuuu!.

 

Tranquilo. Prometo que te voy a contar. Juro que desde mi impaciencia humana quisiera contarte todo a borbotones, más…. debo esperar.

 

Ten paciencia mientras yo…. me pongo todo el mejor ánimo del mundo para que se concrete en esta 3ra dimensión.

 

Abrazos de plumas de ángeles mientras redimensionamos la imagen de María Magdalena. (hey hey! Para. No sigas pensando. No es lo que te imaginas. Stop.)

 

 

Miryam Dietrich

[1] En otro momento comentaré mi relación con Paulo Coelho y como fue uno de mis grandes Maestros por espacio de tres horas, en Recoleta, Buenos Aires, Argentina en la que pude conversar con él y cómo en ese espacio de tiempo lineal tan escaso, aprendí tantos principios que aún hoy dan su fruto.

[2] Ya he nombrado a Rita: es una amiganauta (porque no nos conocemos personalmente sino por Internet)  y vive en México.

[3] Patricia Diane Cota-Robles es la autora del artículo


2009-07-14 Antakarana y el puente – Parte V, por Miryam Dietrich

Días pasados recibí un correo desde Méjico de una queridísima amiganauta – no nos conocemos personalmente-que se llama Rita Calderón la que me cuenta a raíz de lo que he  publicado en esta web como Antakarana Parte I, lo que a continuación transcribo y que deseo compartir con vos, para que recuperes tu fé y creas en los pequeños grandes milagros que dan sentido a la vida todos los días.

El Puente entre el Cielo y la Tierra, está tendido. Sólo espera que lo cruces. Pero tú no lo ves y como careces de Fé, no crees que el puente sea real. Sólo es un sinsentido que comentan ciertos espirituales.

Más si tu crees, el Puente aparece solo. Y si no, mira lo que le pasó a mi amiganauta.

Con amor y batir de plumas de ángeles, Miryam

Querida Mir:
Felicitaciones por tu nueva página y por la narración, que no me asombra.
Corrobora lo que me ha pasado a mí con mi computadora.  Tenía un Jesús de la
Divina Providencia como pantalla y un día me quedé sin sistema.  Todo desapareció.
El técnico hizo maravillas para rescatar lo que había guardado y reinició el
sistema, pero se perdió mi querido Jesús.  Bueno, le dije, yo te quiero conmigo
siempre, ¿qué puedes hacer Tú para que yo te vea siempre?
Al día siguiente ahí estaba, dándome una bendición.  Ahora tenía movimiento…
Y todos los días recibo Su bendición al abrir y cerrar mi computadora.
Saludos cariñosos de Rita Calderón

2009-07-12 Antakarana y las señales – Parte IV, por Miryam Dietrich

 

Lo que te voy a contar a continuación es real y me sucedió a mí. Tengo testigos de ello.

Mi relato es del día 20 de julio de 2008 en correo electrónico dirigido a Marcelo Martorelli:

 ” El otro día venía bajando por Quebrada de Luna conduciendo mi camioneta, y como sabés, en toda la Quebrada no hay señal de celulares por la altura de las montañas. Venía con otras personas que se llaman Lourdes, Trinidad y Tomás hablando de las naves y de Trigueirinho y etc etc, cuando a la altura de la Virgen de Fátima – imagen que está bajando a la derecha, sobre una montaña que creo que es de Dante Franch- sentimos señal de ingreso de correo electrónico o de mensaje de texto.

Me dicen mis compañeros de viaje: “te entró un mensaje” yo contesto” imposible, acá no hay señal de celular¨. Mis amigos  me insisten luego de haber chequeado que en el celular que ellos llevaban no habían recibido  mensaje alguno.

Entonces detengo la camioneta y miro mi Blackberry: había entrado un correo electrónico tuyo de los comunes que mandás diciendo que entre en la web de ERKS por las novedades. Casi me caigo de espaldas, porque el sonido fue exactamente a la altura de la Virgen y su gruta.”

(Para quienes leen esto debo aclarar que me caracterizo por mi devoción Mariana y Marcelo Martorelli con sus webs y libros se había transformado a lo largo del año 2008 en parte de aquello que yo denomino “señales”. En ERKS había comenzado mi camino especial en el año 1999 y seguía siendo ERKS la indicadora de mi camino en el 2008 con más la energía de María lo que me impedía dudar de lo que estaba haciendo: o sea dicho simplemente las señales me indicaban que estaba en el camino correcto).

Continua mi email diciendo: “Hace unos días subí  a mi campo para ver como estaba hecha la picada por donde iban a alambrar y me senté a meditar mirando el Pajarillo y pidiendo señales claras con el propósito que hoy te comenté(Aquí me refiero a que pedía señales concretas sobre si el haber comprado mi tierra dentro del campo denominado ANTAKARANA era parte de mi camino. Yo ese día está muy pero muy triste por cuanto había padecido una gran variedad y profundidad de  dificultades desde la compra de la tierra, dificultades que contaré en otro momento). Y estando ahí, triste ora rezando, ora hablando en voz alta casi enojada con los Guias, escucho con un asombro sin límite los sonidos de mi Blackberry, sonidos que me indicaban que habían entrado varios correos electrónicos…. en la base de la montaña donde nunca hay señal de celular. Chau tristeza. Chau dudas. Largué las carcajadas y pensé: ” Esto me indica que ELLOS me marcan que entran las séñales de celulares donde ELLOS quieren¨. Y sentí que iba a estar comunicada siempre.

A vos que te angustias tanto porque no sabes si estás en el camino correcto, solo puedo decirte que les pidas ayuda a ELLOS que están para colaborar en nuestra evolución. Eso siempre y cuando nosotros pidamos su ayuda. Y también a que estemos muy atentos a las señales que se presentan de la forma más insólita y por lo general …. por el medio por el que menos nos imaginamos.

¿Les cuento algo en voz baja para que ELLOS no se enteren? Tienen mucho sentido del humor y a veces realizan lo que alguien dio en denominar “chistes cósmicos o bromas cósmicas”.

Me caracteriza, además de ser Fans de María Nuestra Madre, un uso amplio de la tecnología. Y creo que por eso fue que las “señales” vinieron por mi Blackberry.

O sea que ELLOS me permiten tener dos radares siempre prendidos: el que está en algún lado de mi ser y que me permite ser como soy …. y … mi Blackberry. (léanse muchas risas cósmicas)

En algún lugar de la costa de Argentina, el 12 de julio de 2009 a las 10,58pm

 

 

 

 

 

 

 

2009-06-30 Antakarana, las señales y los miedos- Parte III, por Miryam Dietrich

¡Hola! Te saludo  en esta mañana pasada por agua, con vientos fuertísimos en algun sitio de Argentina, luego de las elecciones nacionales y en una especie de standby frente a los cambios que ya están a tus pies.

 

Te voy a contar una historia real, porque sé que te gustan las historias.

 

Una vez, hace unos años atrás, estaba en una ciudad del sur del país.

 

Alguien me pide si podía canalizar para una mujer de mediana edad, que estaba atravesando terrible crisis matrimonial.

 

Vino la mujer en cuestión a la que le pondré de nombre Nina para preservar su identidad y me comenta en tres líneas que estaba muy angustiada con su marido y que la verdad que no estaba bien y que quería separarse. Pero que a su vez tenía posibilidades de ir a Israel en un viaje y que no sabía que hacer. Nina es de origen judío.

 

Aunque normalmente se me borran los datos de las canalizaciones, esta la recuerdo bien porque me impactó desde dos sitios: por un lado la transparencia de mi visión en la canalización y por el otro lado, lo que luego sucedió en la realidad de los hechos diarios.

 

Los Guías le expresaron a Nina que podía hacer su viaje a Israel, que lo hiciera con su esposo y que cuando estuviera frente al Muro de los Lamentos, su Ser Interior se iba a transformar en el mejor de los sentidos, algo le iba a hacer “clic

2009-06-28 Antakarana y los tres Arcoiris de Mar del Plata – Señales Claras- Parte II, por Miryam Dietrich

A raíz de correos recibidos, es necesario que haga una aclaración: los arcoiris que vimos eran físicos y visibles para cualquiera que mirara el mar en el momento que ellos se producían.

Ignoro cuántas personas los vieron.

Ahora bien: luego de haber escrito la parte I del mismo título que este, ingreso a la web de Marcelo Martorelli para leer sus artículos y notas que siempre me resultan interesantes.

Había recibido su correo hacía unos días más recién puede leerlo hoy, domingo 28 de junio a las 16,23hs.

Y miren con lo primero que me encontré:

 

puente

Veanlo en http://www.erks.org:80/2012gregbraden.html

Una maravillosa imagen de un puente, de la tierra al cielo.

Antakarana, su significado, el arco iris. Todo ello marca un puente. Y es en ese puente es adonde ayudo a otras personas a transitarlo.

En calendario maya soy Caminante del Cielo Resonante: quién trae el cielo a la tierra.

¿Soy un puente? Hoy siento que sí lo soy. Soy un puente para todo el que desee transitarlo y hacer su experiencia personal para llegar a otros estados de conciencia.

Una confirmación más que me acredita personalmente que este es mi trabajo.

El compartirlo con vos, es para recordarte como vienen las señales y sus confirmaciones.

Todo el tiempo los guías nos mandan señales. Sólo tenemos que verlas. El entender todo lo que ellas significan surge en forma espontánea.

Claro está, siempre y cuando no uses la mente.

Dejate llevar y tu vida tendrá un sinfin de sincronicidades y milagros que, hasta ahora, creías que eran imposibles.

Prueba. Tú eres como yo.

Prueba y dejate guiar por… ¿tu intuición? ¿ tu sexto sentido? .

Y así aprenderás que los milagros existen.

El hecho de que yo esté viva, es un prueba palpable de que los milagros existen.

Miryam Dietrich

2009-06-28 Antakarana y los tres Arco Iris de Mar del Plata – Señales Claras Parte I, por Miryam Dietrich

 

El día 23 de junio de 2009, viajaba desde Valeria del Mar hasta Mar del Plata, con mi amiga Rosana. Tenía un problema en mi Blackberry: se trababa el botón del Mouse. Y debía ir a aquella ciudad para que en el Service lo solucionaran.

 Desde hace más de un año, el fondo de pantalla de mi Blackberry es la Virgen de Fátima. Algún día recibí la imagen  entre mis emails y la puse ahí,en mi telefóno, para verla siempre.

 En todo este tiempo he prendido y apagado mi Blackberry múltiples veces. Siempre estaba ELLA como mi fondo de pantalla.

 Y vale recordar que hace más de un año, compré una porción  de tierra en el campo ANTAKARANA, situado en QUEBRADA DE LUNA, cerca de Capilla del Monte Córdoba, sitio donde me pasaron múltiples vivencias – que contaré en otra oportunidad – pero que confimaron que ese sitio definitivamente es mi lugar en la tierra.

Dentro de ANTAKARANA está mi pedacito de campo que se llama ATHON y ha sido dedicado a la Virgen María.

 Para adelantarles la magia de las sincronicidades, la guardiana física del sitio se llama Noemí – y es un ángel maravilloso- y mi segundo nombre es Noemí.

 A ello debes sumarle, que si bien canalizo y veo a los seres de luz desde que nací, por esas cuestiones limitantes de las creencias propias, los condicionamientos sociales, opiniones de familiares conocidos y entenados, hacía todo en forma privada y no me quería dar a conocer.

 Pero desde que inicié esta Web gracias a mi amado sobrino Junior,  todo comenzó a desarrollarse a velocidad de vértigo y dejó de ser privado para comenzar a ser público.

 Y no te creas que el mono loco de mi mente no me puso trabas. Me daba “chuchito” comenzar a decir tantas cosas en forma pública.

 Jajaja! ¡Que tontería! Ahora me doy cuenta. ¿Viste? Yo creía que era yo y me olvidaba que ELLOS son los que trabajan usando mi ser para transmitir sus mensajes.

 Igualmente mi estructura de abogada se daba un poquitín de patadas con todo esto que estaba y estoy viviendo.

 Tengo un hermano del alma que se llama Jorge que desde el año 2000 que me conoció me decía que publicara todo lo que recibía. En parte, esta web también está concretada gracias a su presencia en mi vida.

 Bueno, vuelvo a ese día que iba a Mar del Plata. Ahí, en ese momento del viaje,   ví que el fondo de pantalla se había cambiado. Ahora aparecía un hermosísimo camino en perspectiva, mirándolo desde abajo hacia arriba, en medio de un maravilloso prado y con un cielo celeste –igual al fondo de mi Web- que me maravilló. Y le comenté a Rosana este hecho y le mostré el telefóno para que lo viera. Y, aunque yo estaba particularmente sorprendida,  no le presté mucha atención.

 Guauu! No vas a creer lo que sigue.

 Cuando dejamos la rotonda de Mar Chiquita – íbamos en mi vehículo- vemos en el  fondo del camino, a la ciudad de Mar del Plata. Era hasta ahí, un día límpido, hermoso, con sol, con frío y muy brillante.

Y de golpe, en cuestión de segundos, la mitad de Mar del Plata quedó sumida en la más oscura de las nieblas- hacia la izquierda-  y la otra mitad –hacia la derecha- en medio de un sol radiante.

 No podíamos creer lo que veíamos. ¡Y no teníamos nuestras cámaras de fotos!

 Y mientras comentábamos este fenómeno, Rosana me contaba todo el tema de cómo se ponían rocas en la escollera, para que el mar no siguiera avanzando hacia el continente y como el mar se resistía y rompía una y otra vez las rocas que se colocaban en esos sitios.

 Íbamos ambas reflexionando  sobre el accionar del hombre contra la naturaleza y todas esas cosas, y cómo se desoye lo ella dice.

 De golpe Rosana me grita que mirara el mar. Y al hacerlo veo, que desde un sitio donde estaban colocando rocas, donde había una pluma – maquina para levantar esos pesos- nacía un maravilloso arco iris que moría dentro de Mar del Plata.

 Rosana muy excitada contaba que nunca había visto el nacimiento de un arco iris ahí tan cerca de ella. Bueno seguimos viajando entrando ya en la ciudad. Y otra vez Rosana me alerta con sus gritos: había un segundo arco iris que nacía ahí, casi al pié de la rompiente y nuevamente moría en Mar del Plata.

 A esta altura de los acontecimientos yo misma estaba muy asombrada.

 Pero esperá, no te imagines nada  y seguí leyendo.

 Fuimos al Service de la empresa de mi Blackberry, donde  no recibí ninguna solución después de una larguísisisisisisma cola, de ejercitar la paciencia y meditar para que no se rompiera nuestra propia armonía. Nos mandaron a otro local. Tomamos muchísimo frío pero nos reíamos. Rosana quería comprarse una notebook de esta empresa y también nos dieron mil vueltas – o mejor dicho las dimos nosotras – y terminamos a las quince horas de ese dìua sin haber logrado arreglar la Blackberry y sin haber comprado la notebook.

 Decidimos ir a comer a lo de MANOLO, frente al mar. Y nos reíamos diciendo que habíamos gastado plata sin haber logrado nada de lo que queríamos hacer. Mi Blackberry seguía trabada – no podía mandar mensajes ni elegir teléfonos ¡un verdadero bodoque para mí!- y comentamos ambas el tema del fondo de pantalla que seguía siendo ese camino tan luminoso.

En la empresa habían apagado y prendido la Blackberry varias veces y seguía el camino ahí.

 Al estar llegando a lo de Manolo, nos encontramos con Marita, una gnoma de Necochea que organiza talleres de Ángeles y avistajes conmigo desde hace años.

 Bueno, entramos al restaurante y comentábamos todo lo que nos había pasado sin que pasara nada.

 Esto es: todo lo racional no lo pudimos hacer pero vimos cosas que nos sorprendieron.

 A todo esto con un frío espectacular, Mar del Plata tenía sol de nuevo por todos lados

 Y en eso, ¡ZAS! Rosana super excitada me marcó un tercer arco iris. Y nacía ahí delante de nuestras narices sobre el mar, a metros nomás de la escollera.

 Guauuuuuu! Y Reguuuaaaaaauuuuu!!!!! TRES ARCOS IRIS EN UN DIA.

Comenzamos a tratar de entender cuál era el significado. No se lo encontramos y nos volvimos a Valeria del Mar.

A la mañana siguiente, al mirar mi Blackberry – la que no había apagado en ningún momento desde que me la entregaron en la empresa de teléfonos – AHÍ…. NUEVAMENTE ESTABA LA IMAGEN DE FATIMA.

Casi caigo de espaldas. Llame al instante a Rosana y ambos quedamos aleladas y emocionadas.

 Entiendo bastante de tecnología y lo sucedido  carecía de toda explicación racional. No había apagado la maquinita cuando el fondo se cambio solito al camino y no había apagado la maquinita cuando volví de Mar del Plata y el fondo se volvió a cambio solo de nuevo a la VIRGEN.

Y ahí, el botón del Mousse volvió a funcionar. Sin haber hecho nada.

 Pasaron dos días y recibo un email donde decía algo de ANTAKARANA y los arco iris. Como estaba trabajando con  los talleres de Ángeles para Pinamar, no presté atención.

 Hasta hoy: domingo 28 de junio a las 10,43 AM.

 Leé lo que sigue: El Antakarana o “Puente Arco Iris” como se lo conoce habitualmente, es el lazo de unión de dos mundos tan diferentes como el mundo del Espíritu y el mundo de la materia.
Como siempre, un puente tiene la función de unir los dos lados de la orilla, ya que esos dos lados se necesitan mutuamente para completarse y dar sentido a su existencia. Entonces el Antakarana es “Puente” en tanto permite la conexión, la comunicación y el traslado de la materia al Espíritu y del Espíritu a la materia, llenándolo todo de significado trascendente para el Ser.


Este Puente esta constituido principalmente de energía meditativa, conciencia pura y vibrante a una determinada escala o tono.
Esta escala produce la manifestación de un determinado nivel de experiencia y de conciencia y se expresa en un determinado color.
Así como los cristales descomponen la luz del sol en los 7 colores del arco iris, de la misma manera nuestro Ser cristalino los irradia como un Arco Iris cuando el trabajo de limpieza y pulido del Ser esta en su punto óptimo.

El nivel de la frecuencia vibratoria va a dar diferentes matices de color en el Arco Iris personal que varían según el momento que cada Ser esta atravesando y según su capacidad de canalizar la Divina Luz, entre otras cosas.

http://www.mantra.com.ar/contreconociendonos/meditacionantakarana.htm

Conclusión: lo que yo entiendo hoy es que el camino que inicié es el camino correcto para mi vida actual. Dar los Talleres de Ángeles y conectar a cada ser humano con su propia Luz y la de sus propios guías.

Por eso el camino en la pantalla.

También sé que ELLA es mi MAESTRA y SUPERGUIA. MARIA me y nos acompaña a todos, creamos o no creamos en ELLA.

Vencí los miedos y debo seguir por ese camino.

ANTAKARANA en general y ATHON en particular, es mi sitio en el mundo.

Y uniendo todo, sé ahora con seguridad que yo misma por todo esto que soy que no se lo que es ni me importa definirlo, ayudo a todas las personas que se relacionan conmigo a caminar el puente, el arco iris, la unión entre la tierra y el cielo.

 Para los que hacen calendario maya: soy caminante del cielo resonante.

Y no sé si cuando me lees, sentís emociones. Pero yo estoy escribiendo, viéndote a través de mi Web, en un estado maravilloso de puro amor y paz.

Gracias por leerme y gracias por ayudarme a ser

Valeria del Mar, 28 de junio de 2009-06-28

 

Miryam Dietrich