432 – Erks y el tercer día del 2do Campamento, por Miryam Dietrich

Angelito humano: ¿ Cómo hacer para contarte todo lo vivido en el 2do Campamento de Erks en el Camping del Peregrino en Quebrada de Luna, cerquita de Capilla del Monte, Córdoba, Argentina?

Trataré de transmitirte todo para que lo experimentes, lo internalices,  lo disfrutes y para que sientas este amor puro que he disfrutado a lo largo de estos tres días espectaculares.

¡¡¡Hey!!! ¡¡¡Para el Mono que es cierto que el amor se puede experimentar aún dentro del caos general!!! Lo que te cuento fue real y experimental en el alma de cada uno de los asistentes. Esta es la crónica

¡¡¡Guauuuuuuuu!!! Podemos llamar entonces a estos resúmenes como “CRÓNICAS ERKIANAS”.

1- agua desbordada
Agua desbordada en el 2do Campamento de Erks, por Miryam Dietrich

Cuando llegamos al campamento del Peregrino, nos encontramos con que el agua de la acequia, había desbordado por todos lados e inundado una parte del campamento.

¡Y sí! ¡Emociones desbordadas! ¡Y limpieza concertada!

Los asistentes amorosos, sin queja alguna, cerraron sus carpas y cambiaron el escenario.

Y en realidad fue perfecto todo lo sucedido, porque los asistentes quedaron de frente al Uritorco y a Los Terrones.

2.- Antes de comenzar Los Terrones de fondo
Antes de comenzar el 3er día del 2do Campamento de Erks, las nubes y Los Terrones, por Miryam Dietrich

Y confabulados los seres espirituales, esos que tú dices que no ves pero que ellos siempre están y te miran, provocaron una serie de nubes que suavizaban los rayos del Padre Sol, el que estaba tan entusiasmado con este encuentro que calentaba y calentaba a temprana hora del día.

Las sillas se empezaron a ocupar y todo y todos estaban perfectamente sintonizados como si no hubieran existido desbordes a sus lados.

3.- Carlos Alberto Gllo y Miryam
Carlos Alberto Gallo y Miryam Dietrich en el Campamento de Erks

Alberto Gallo me introduce en el escenario entre espinillos y pajarillos, ángeles y humanos, y, ¡¡¡paf!!! comienzo  la disertación con el pecho lleno de emoción.

Mientras hablaba, las nubes iban pasando, ora por encima de nuestras cabezas, ora por el copete del Uritorco y bajando por Los Terrones, se hundían a lo lejos, buscando otros horizontes.

Los remolones asistentes se iban acercando, algunos con su mate a cuestas, otros con sus cuadernos de anotaciones más todos sin excepción con el corazón puesto en este último día del encuentro.

4.-Parte de los asistentes
Parte de los asistentes al “do Campamento de ERKS, Capilla del Monte, por Miryam Dietrich

Me costó un esfuerzo evitar que la voz se me quebrara y que las lagrimas se escondieran en el garaje de mis ojos, porque…¡todo era muy fuerte! Y realmente los amaba a todos los presentes.

Viví, una vez más, ese magnífico momento donde amaba a todo y a todos.

Y mientras ELLOS dictaban mis palabras que a torrentes fluían desde mi garganta, me sentí ángel, fui árbol, fui piedra, fui todo entusiasmo.

5.-Oscar Acoglanis y Miryam
Oscar Acoglanis y Miryam Dietrich, 2do Campamento de Erks, Camping del Peregrino (cerca de Capilla del Monte) septiembre 2016

Concluida mi exposición, comienza Oscar Acoglanis con el agua de su conocimiento como si fuera una gran regadera que nos mojaba a todos con gotitas de sabiduría, para que creciéramos como humanos, para que nos eleváramos al cielo como las flores, para que brotara lo mejor de nuestras almas.

Y luego… luego ¡¡¡guuauuuu y reguauuuu!!!  Oscar explicó que el poncho que tenía puesto era el que usaba su padre ÁNGEL CRISTO ACOGLANIS, para las ceremonias en sus encuentros con los Hermanos Mayores.

Emoción. Lágrimas que por las mejillas corrían y se perdían en nuestras propias prendas de vida.

Y como corolario, no se quien trajo el poncho que usaba el Padre Mario.

 

6 bis Ponchos
El poncho de la izquierda, perteneció al Padre Mario y el poncho de la derecha era de Angel Cristo Acoglanis, por Miryam Dietrich

¡¡¡Mamita mía!!!  Todos, todos desbordados.

Pero espera… como en mi exposición conté que desde que me habían atacado los delincuentes, allá por el 2004, me había quedado hambre eterno de abrazos, muchísimos angelitos humanos se acercaron, me abrazaban, me mimaban y me llenaban de coraje para seguir dando testimonio de las vivencias y milagros que se producen cuando nuestros HERMANOS MAYORES ERKIANOS, nos dan la mano.

NEGRO Y BLANCA CAMINO DE LAS SEÑALES, volaba de las manos de Stella a las de todos los que lo compraron.

Y yo experimentaba que Credo sabía, allá en su casita en el África, lo que aquí estaba pasando.

No recuerdo ni que almorcé, ni que gusto tenía porque, en realidad y por un rato, solo sentía a mi alma tintineando.

7.- Ingresando al campo
Ingresando al Campo, por Miryam Dietrich
8.- Parte de los asistentes llegando al campo
Ingresando al campo de Miryam Dietrich, parte de los perdidos

Y allá fuimos en varios vehículos a subir a mi campo.  Fue muy divertido, porque para variar y como sucede en el camino de la vida, algunos se perdieron y hubo que salir a buscarlos.

8.- Contando la historia del campo
En el monte dedicado a la Advocación de la Virgen de las Mercedes, la que nos libera de nuestras cadenas, por Miryam Dietrich

Nos juntamos en el monte de la Virgen de las Mercedes, ese que resistió incólume al gran incendio en el 2008 y …¡¡¡guauuuuu y reguauuuuu!!! ( te escribo esto con lágrimas en  mis ojos) de golpe ví en esta realidad de la tercera dimensión,  a todos estos humanos congregados peregrinando, sintiendo, sanando frente al Pajarillo.

11.-experimentando el campo
Niños y adultos experimentando la energía de Erks, por Miryam Dietrich

Y eso confirmó mis visiones de hacía muchísimos, muchísimos años.

12 .-Y mas en el campo
Y más experiencias con la energía de ERKS, por Miryam Dietrich

Y Diego se había sentado allá en el pasto y vino como loco a hacerme escuchar que su guitarra, sonaba con el viento en una melodía extraordinaria y él…él no estaba tocando.

Diego lloraba y yo… tenía mi alma en la mano.

Arriba, en el límite del campo, Mario Frontera Tulian y un grupo subieron. Y ahí, mirando los tres Hotes que nos acompañaron desde que llegamos, el Señor Viento hizo su tarea, revoloteando, cambiando células, sacando miedos  e inyectando la fe en sus corazones.

11 .-trepando
Trepando en el campo, frente al Pajarillo, por Miryam Dietrich

El Pajarillo, como una madre amorosa, como si fuera la personificación de Mayhuma, nos cuidaba con sus laderas de terciopelo y nos amparaba con la energía que nos brindaba.

10.- El Pajarillo y algo mas
El Pajarillo y algo más – Quebrada de Luna- Capilla del Monte – Córdoba- argentina por Miryam Dietrich

Evidentemente me tocó abrir el espacio, y no importa si ahora lo vendo para que vengan otros guardianes a cumplir la tarea. Lo mío será seguir viajando y caminando, escribiendo, relatando.

No te voy a negar angelito humano, que mi ser querría quedarse con ese campo, pero si algo aprendí de cuando estuve muerta y volví, es que nada nos pertenece y que cuando nos vamos de este espacio de la tierra hacia otras dimensiones, nada nos llevamos.

¡Perdón! ¡¡¡Si!!! Algo nos llevamos: el amor que hemos dado y el amor aquel con que nos han regado.

¡¡¡Gracias infinita a Carlos Alberto Gallo, a Andrea Fabiana Maiuri, a Oscar Acoglanis, a los monjes del Monasterio, a todos sin excepción de los que participaron y a ti que estás leyendo estas Crónicas Erkianas, para que también este amor llegue a tu lado.

Como dicen los cordobeses, mi corazón “está flechado” de tanto amor que me ha sido dado.

¡¡¡Te esperamos para el 3er Campamento de Erks en el 2017!!!