El dinero, la escasez y la abundancia – Capítulo IV por Miryam Dietrich

Hola ángel amado: como te dije días pasados en mi correo, ahora le escribo al humano que hay dentro de ti. Y sí, cuando sale el ángel, no necesita de la economía ni del dinero ni comprender de las finanzas. Pero el humano que hay en ti….¡mamma mía! Ese sí que lo necesita. (psss psss: un secreto: la humana que hay en mí también necesita del dinero y su hermosa energía).

¿Viste que el tema del dinero está en crisis en el mundo?

Crisis del dinero en llamas

En el próximo capítulo  te voy a contar un poco del sistema de creencias. Pero hoy  comenzaré por lo que dice Drunvalo en su artículo y luego te cuento la humanidad de mi historia experimental viviente.

Dice Drunvalo: “Regalarlo 

Después, cuando comencé realmente a enseñar, descubrí que no importa qué precio le pongas a la clase o seminario que estés enseñando, para algunas personas será demasiado caro. Hay personas que son tan pobres – especialmente en otros países – que cualquiera que sea el precio es imposible para ellos. 

Mi primera solución a esto, fue permitir lugares gratis para aquellos que no podían pagar. 

Y fue allí cuando comencé a experimentar directamente la razón del entendimiento sufí, de que nunca debes regalar el conocimiento espiritual. Yo realmente no sabía por qué los sufís creían en esta idea, pero la respuesta se desplegaba ahora justo ante mis ojos.

Curso tras curso, conforme daba lugares gratis a aquellos que decían que de otra forma no podían asistir, experimenté que eran estas personas – a las que se les permitió entrar gratis – las que nunca comprendieron lo que se estaba enseñando. Incluso descubrí que si otra persona le pagaba la clase a alguien, había el mismo problema. Los estudiantes gratuitos casi siempre eran los que llegaban tarde y se iban a la mitad. Eran los que se quedaban dormidos o hablaban durante la clase. E incluso más importante, eran los que no practicaban realmente la meditación después de terminado el curso. Las razones de los sufís para no regalar nunca el conocimiento espiritual, eran evidentemente aparentes.

Un Intercambio Justo

Entonces, ¿cuál es la respuesta? Decidí que el intercambio era sumamente importante. Si los alumnos recibían la enseñanza gratis, no tendría significado para ellos, pero el intercambio no tenía que ser dinero. En lugar de dinero, podían dar tiempo y energía. Al hacerlo así, involucrarían su deseo por aprender y tendría significado para ellos.

Por lo que les propuse a aquellos que decían que no podían pagar, que si donaban su tiempo como voluntarios en una institución de beneficencia como la Cruz Roja – suficiente tiempo, basado en 10 dólares por hora, para pagar por el taller – entonces podían asistir gratis. Les pedí una carta de la institución para verificar su tiempo.

Todavía hago eso actualmente. Y lo que es verdaderamente fascinante, es que sólo una persona de cada cincuenta, ¡realmente me toma la oferta! Aunque no estén trabajando y pudieran donar fácilmente su tiempo, resulta que la mayoría de los que piden venir a mis talleres sin pagar, no lo están haciendo por un profundo deseo espiritual, sino simplemente porque quieren obtener “algo por nada.”

Días pasados escribí algo sobre la abundancia de la naturaleza: Observa, amado ser: en la naturaleza el agua, los bosques, la tierra, el mar, los animales, las aves etc, son abundantes.

¡Ay! Debo corregir el tiempo verbal. Eran abundantes.

¿Cómo comenzó a generarse la escasez de agua, de bosques etc…? Cuando el humano tomó “gratis” a esos elementos y no dió nada a cambio. ¿Estoy acaso descubriendo una verdad con mi capacidad de ángel humano? No, para nada.

Los aborígenes sabían de esto. Por eso, a la montaña no se le debería sacar ni una piedrita sin cumplir con dos ritos: a) pedirle permiso a la montaña, b) darle algo a cambio.

Cuando el ser humano en lugares llenos de bosques (alguno realizados por humanos con visión de crear sitios hermosos para otras generaciones) comenzó a talarlos para lotear los sitios y poner hermosas casas en esos lugares, sin reponer los árboles talados (hummm. Debo frenar mi lengua? En Argentina sobran estos ejemplos y ni que hablar en el Amazonas) comenzamos a sufrir la escasez ( efecto invernadero, el agujero de la capa de ozono y muchos otras cuestiones más que nos afectan a todos por igual) de bosques, de árboles y dentro de poco la de papel.

¿Qué hizo el humano con el agua dulce?

Entre otras cosas, las ha usado en forma indiscriminada para los riegos artificiales en los campos, la ha utilizado y en la Argentina la sigue utiizando en forma indiscriminada en la explotación de minas a cielo abierto,  ha contaminado las napas con muchos elementos nocivos (¿estás leyendo lo que produce el petróleo de British Petroleoum en Mejico y EEUU en estos días? ¿ o el que produjo el derrame de Shell en Magdalena República Argentina?), los que tienen agua corriente baldean a diestra y siniestra como si el agua fuera ilimitada (baste pasar por Buenos Aires alrededor de las 6 am y se vé como los porteros en su afán de limpieza socialmente consensuada arrojan miles de litros de agua a las veredas, entre otras cosas para sacar los “popos” de perros ajenos).

Agua y dinero: parecería que ambas escasean en el 2010

Bueno, así las cosas, tu lado humano, hermoso ángel, se ha manejado con ausencia de criterio lógico. Y, mira, con una naturaleza exuberante como la que tiene el planeta tierra, los ángeles humanos (que están olvidados que son ángeles) están creando y generando cada día más escasez de agua y de árboles.

Entonces… ¿Cómo evitar el propio humano que genere escasez monetaria o dineraria?

Mira lo que dice Drunvalo. ¡Ay! ¡Cómo lo experimenté! ¡En carne propia! Entonces un día me senté muy seria y me puse a hablar con ELLOS ( y… sí… hablo con ELLOS como contigo) y les pedí LUZ en este tema  de los cobros de las tareas de canalizaciones, regresiones a vidas pasadas, cantos lemurianos, equalizaciones de chakras y todo esto que hago.

Y respuesta fue que el concepto de GRATUIDAD es un invento humano, o sea una creación ilusoria, porque no existe lo GRATIS en la naturaleza. Para que todo siga su curso y se renueve, hay un ciclo lógico de reciprocidad en toda esta Madre Tierra.

¿Gratis? Así me preguntaban. ¿Qué es gratis? Ni el aire es gratis porque cuando lo contaminan deben mudarse a otros espacios (Por ejemplo los habitantes de la ciudad cercana a Chernobyl, que luego del desastre ambiental debieron mudarse de sitio físico) o usar elementos que impidan que se enfermen (como los mineros que trabajan bajo tierra que usan esas mascaras de respiración).

Y ahí me dijeron ELLOS que cuando un humano carecía de medios económicos para pagar la sesión pero  recordaba en un pedacito de su porción de ángel que podría de alguna forma obrar milagros, cuando ponía toda la garra de saber y conocer más y más sobre sí mismo, cuando yo sentía que así era, debía pedirles SIEMPRE algo a cambio de mi trabajo.

He intercambiado trabajo por otras cosas que yo necesitaba, o por oraciones para tener siempre fuerza y coraje para trabajar en amor, paz y armonía. O por un trabajo social para otras personas. O por un trabajo para facebook, o por ordenar el salón donde doy las Vivencias con ángeles.

¿Qué significa que algo es gratis? Nada. Es otra ilusión del “mono loco”. Es tan ilusoria la gratuidad como ilusoria es que esta vida que tú vives ahora es la única que hay.

Si continuas en el estado de ilusión, dificilmente puedas salir del dolor emocional, de tu victimez y… de tu escasez generada en la ausencia de dinero.

Tu crisis actual: ¿es económica, financiera o de un sistema de creencias que ya no puedes sostener más?

En la próxima  continuó con el sistema de creencias

Miryam Dietrich

En pleno estado de entrega y de expansión de conciencia hacia la abundancia dineraria

31 de diciembre de 2009 – Recibimiento del año 2010 por Miryam Dietrich – Parte 2 de 4

Parte 2 de 4 

Y así llegó el día esperado. El 31 de diciembre alrededor de las 15 horas encaramos el camino hacia ATHON, mi campito. Ni bien entré en QUEBRADA DE LUNA, mi emoción hacía que mi corazón saltara dentro mío.

Y nos envolvió el olor a Geranio. Yo subía en silencio, rezando y agradeciendo, rezando y agradeciendo. Y diciéndole a los SERES: LOS AMO, LOS AMO PROFUNDAMENTE. Y sí, así como te lo cuento. ¿Viste que hay cosas en la vida que no tienen explicación? Bueno, esta es una de esas cosas.

Le daba a Julia algún que otro dato geográfico pero el general nos rodeó un silencio muy bien compartido. Yo manejaba muy despacio, saboreando el momento del reencuentro con mi tierra ATHON a la que no iba desde hacía más de 8 (ocho) meses.

Entramos a ANTAKARANA, Julia cerró la tranquera y comenzamos a trepar la montaña por el camino que conduce a ATHON.

Y cuando llegué a la tranquera, estaba tan FELIZ pero tan FELIZ que quería abrazar al mundo entero. Y entonces abracé a Licht y a Julia. Me bajé de la camioneta y abrí simbólicamente la tranquera de esas tierras tan amadas.

Y así ingresamos a ella. Bueno, recorrimos el sitio, vimos flores silvestres de todos los colores en cantidad, el camino pese a que hacía tanto que no lo recorría estaba bueno (gracias a José Luis Barrera que tanto me ayuda en este sitio que originalmente se me presentó tan inhóspito), fuimos al monte de la Virgen de la Merced.

(Shhhh! Shhhh! Te cuento un secreto: cuando toda la zona se prendió fuego en el septiembre u octubre del año 2008, si bien el fuego arrasó la zona, no quemó mis alambrados ni mi tranquera, aunque sí quemó el campo. Y el monte que está destinado a María de las Mercedes quedó IN TAC TO y completamente verde. Otro día te cuento más porque es MI LA GRO SO).

Huyyy! Es tanto lo que tengo para contarte que me voy a las diferentes historias que he vivido.

Bueno, sigo con el 31 de diciembre de 2009.

Así las cosas, bajamos a otros sitios y alrededor de las 19.30 hs volvimos al campo ATHON.

Plantamos unos malvones que yo había llevado. Uno viene de la vieja Capilla a la que hice referencia y los otros me los regaló Betty, un luminoso ser.

(Cuando estuvimos en la Capilla de la Merced, recibí como mensaje que debía obtener un gajito de un malvón que había ahí y llevarlo arriba. Entonces le dije a ELLOS: “¿Quién los vá a regar? Arriba no hay agua y yo no estoy permanente en estas tierras.”  Nuevamente recibí el mismo mensaje y que debían ser malvones rosas y blancos. Me acerqué al que “me indicaban” porque a la distancia lo veía rojo pero resultó ser que era un rosa fucsia. Y cuando vine a la casita y le pregunte a Betty si tenía malvones, me contestó que tenía de color rosa y blanco. Y así me hice de todos los gajitos para plantar arriba en la montaña. Hoy supongo que ELLOS lo cuidarán porque si hay algo que abunda en Córdoba en estos días es sequía y escasez de agua)

Sacamos entre ambas alrededor de 50 (cincuenta) fotos. Seleccioné las mejores para mostrarte y te sigo contando la historia en medio de ellas.

Miryam Dietrich

Fin de la parte 2 de 4

2009-08-16 Caminando de la mano de los Ángeles, por María Cristina Ventuala

 Testimonio de María Cristina Ventuala de Necochea (Marita)

 

Hace cuatro años, en noviembre del 2005, un mediodía soleado de domingo estábamos sentadas varias personas en el parque de las cabañas Río Quequén, teniendo como fondo precisamente el río Quequén (Necochea –  Provincia de Buenos Aires –Argentina).

 Ese día conocí a una personita rubia, de pelos parados, con ojos de cielo, voz grave y mirada penetrante. Era ella, Miryam Dietrich.

Nos pusimos a conversar y me manifestó que tenía su espalda dolorida. Me pidió un turno – dado que soy masajista- y la atendí a lo largo de tres sesiones.

Y ahí, entre masajes y conversaciones, nace la idea de concretar  un Taller de Ángeles en mi DOSHO (palabra sánscrita que significa: “lugar de encuentros hacia la luz”.)

Mi lugar se denomina “HACER Y SENTIR” y eso fue lo que sucedió en noviembre de 2005 en aquel encuentro.

Recuerdo que en ese taller apareció un gran cilindro de luz blanca y por ahí bajaron SERES DE LUZ.

Estos Seres bajaron lentamente, sus colores variaban y de a uno se dirigían a los presentes.

El primero que bajó fue un Angel Azul de dos metros de altura. Y se mantuvo todo el encuentro bendiciendo el lugar.

También se presentaron seres desencarnados de esta vida. Ahí las emociones terrenales afloraron en profundos llantos emocionales. Luego vino una gran calma con respiraciones, emociones livianas, silencios y maravillas.

Por el mismo tubo de Luz comenzaron a ascender todos estos Seres, dejando LUZ y PAZ en cada uno de los allí presentes.

La vida siguió y en el transcurso de mi vida siempre estaban ELLOS.

Yo no me olvidé más de las emociones y sensaciones vividas y para mí fue como una iniciación  en mi conexión angélica.

En cada encuentro con ESTELA, amiga en común, la pregunta sin respuesta aparecía. No sé cuando viene, anda por acá, anda por allá. Sigue en desarrollo, sigue en despertar.

Un día después de casi tres años, llegó el SI. Miriam volvía a Necochea.

Volvía la rubia más canchera en el tema.

En el segundo encuentro Vivencial con Ángeles llegaron los cantos LEMURIANOS y demás matices. Fue en enero de 2009 que realizó sus tres talleres en Hacer y Sentir que había cambiado de lugar físico.

El primer encuentro de ese enero de 2009, fuimos doce las almas presentes. Ahí fuimos bendecidos por Guerreros de la Luz.

 En ese encuentro, Miriam dijo que no sabía que pasaba en Necochea que ella “veía” mucha tristeza. Después le comentamos que había sido un comienzo de año muy duro porque entre otros hechos, se habían producido muchos suicidios.

La tristeza fue la vedete de ese encuentro ya que éramos almas muy viejas y relacionadas con épocas de templarios, caballeros, batallas, reyes y muertes.

 Sufríamos. ELLOS aliviaban.

Al segundo encuentro Miriam pidió imagen de la Virgen María. Esta imagen acompañaría también al tercer encuentro.

 

2009-01-19-virgen-en-talleres-en-necochea

 

 

Ya las almas presentes eran 26 (veintiseis) y un gran detalle de evolución estuvo presente: había en cada encuentro un representante de la MEDICINA tradicional.

 La tristeza otra vez presente y un nuevo reino comenzó a descender: EL REINO ANIMAL.

Fueron dos blancas palomas, un gato de sabiduría, un cóndor, un tigre, un águila y un unicornio.

 También llegan los mandatos de viajes a las montañas, a la capilla de la Medalla Milagrosa (la circular), a Fortín Mercedes, a Viedma para conocer la historia del Santo Zatti  y al exterior del país.

 2009-01-19-taller-en-necochea

Cada animal entregaba un mensaje. Cada lugar entregaba una sanación.

 En el tercer encuentro éramos 32 (treinta y dos personas) no cabía nadie más. La energía fue muy fuerte y una de las presentes lloró muchísimo a lo largo del encuentro. Luego comentó que se sentía que se había liberado de una pesada carga y estaba muy emocionada y feliz, que por eso lloraba.

Sin dejar pasar tanto tiempo como antes, vuelve la magia angélica a Necochea: agosto de 2009.

Y de nuevo Hacer y Sentir se ha mudado de casa. Y para mi bendición inicio mis actividades con la Vivencia de ángeles de Miryam.

 La diferencia fue que esta vez apareció un Gran Maestro de todos los tiempos llamado PTOLOMEO, el gran matemático que vivió entre Egipto y Grecia.

Y mientras Ptolomeo daba mensajes personalizados en parte de los presentes, mensajes que eran a través de los números, bajaban  Guías Indígenas entregando nombres.

Este encuentro fue de once personas y la mejor energía se logró en escasos minutos, sin interferencia mental de los presentes, aunque algunos de ellos era la primera vez que concurrían a un evento de estas características.

Todos habían estado relacionados,  en vidas pasadas, con cuestiones sagradas entre Egipto y Grecia.

Y en este plano eran personas de mucha actividad espiritual.

Una de las mujeres recibió que ella resplandecía en campos de maizales, de girasoles y que tenía una gran conexión con la Pachamama, Gaia o la Madre Tierra. Luego ella comentó que era perito cerealera.

Y por último yo recibí que en este espacio físico debo colocar una planta de girasol y una de laurel.

 

PTOLOMEO fue el último SER en retirarse y en su bendición final pidió que todos los presentes cuidaran mucho el AGUA.

Este elemento, el agua, en mi vida se está manifestando con obstáculos. Y sé que debo sanar mi relación con el agua.

Hoy es domingo 16 de agosto y estoy a la espera de un nuevo encuentro que se desarrollará mañana.

ELLOS siempre me sorprenden. Siempre es diferente. Cada Vivencia es Unica.

DOY GRACIAS Y BENDICIONES POR LA PRESENCIA DE ELLOS EN MI VIDA. AMEN

 

MARIA CRISTINA (MARITA) VENTUALA

Atardecer de domingo 16 de agosto de 2009

Necochea –  Provincia de Buenos Aires

República Argentina