362 – Ignorancia y miedo, por Miryam Dietrich

“Y pensé: nada peor que la ignorancia de la humanidad. La ignorancia engendra miedo, el miedo engendra cárceles mentales, las cárceles mentales engendran esclavos que se creen libres.
Para dominar a un pueblo nada mejor que sumergirlo en la ignorancia y llenarlos de miedo. Miedo a perder el dinero, miedo a perder el empleo, miedo a ir al infierno, miedo a ser pecadores, miedo a no tener novio, miedo a que se caiga el avión, miedo a que te asalten etc.”

Párrafo de Negro y Blanca Camino de las Señales.

Ha cambiado el olor en la Quebrada de Luna por la lluvia. Vivaldi suena a full con LAS CUATRO ESTACIONES, mientras continúo corrigiendo el libro para su segunda edición para publicarlo en AMAZON, la mayor librería digital de Internet.

Un abrazo angelito humano

360 – Negro y Blanca Camino de las Señales y Amazon, por Miryam Dietrich

¡¡¡Guapssss!!!! y ¡¡¡Guauuuuuuu!!!! Querido angelito humano: tenme un poquitín de paciencia. Estoy con la segunda edición de NEGRO Y BLANCA CAMINO DE LAS SEÑALES, ya que, con la ayuda de mi hijo mayor, lo publicaremos en AMAZON. Ni soñado esto para el libro.

ELLOS me decían: SERÁ UN BEST SELLER. pero la verdad es que no me lo quise creer. Pero mira tú, ahora hacia donde vamos.

Este libro es fuente de aprendizaje inagotable para mi.

Pero creo que la que más me marcó fue la PERSEVERANCIA, el no bajar los brazos, el seguir en el CAMINO.

Algunas personas se acercaron a ayudar, pero algo sucedía en el CAMINO que impedía que continuaran.

Y muchas veces con mi alma super entristecida y mi personalidad hecha jirones, seguía igualmente adelante. Tenía muy clara la meta. Muy clara.

Y con magullones por todos lados, sintiendo más de una vez que no iba a poder sobre todo por el tema económico que significa editar un libro para una escritora desconocida. Más hubieron amigas, amigos, sobrino y sobrina, personal de la editorial y magia angelical.

Cada uno puso su granito de arena, no voy a nombrar a nadie porque seguramente me dejaré alguno en el olvido y eso sería una falta imperdonable. Realmente fueron muchos los que directa e indirectamente ayudaron a que el libro se hiciera una realidad en soporte papel.

Y ahora… a AMAZON! Ya te iré contando cuantos aprendizajes tuve. Te abrazo deseando que recuerdes la EMPATIA con los que menos tienen