407 – El Ángel de la Música, por Miryam Dietrich

2016-01-07 El Ángel de la Música

Hola angelito humano: ya evito poner ¡Qué días estos días! porque parecería que el mundo ha enloquecido de golpe.  Digo el mundo y no los humanos. Fiel a mi sistema de creencias, a lo que siento que mi lógica, intuición y discernimiento me llevan, sigo sosteniendo que el humano es excelente y bueno.

Más, aquellos que aún manejan los hilos de los poderes en la tierra, se esmeran para que los humanos se confundan. Y lo logran cuando el humano se identifica con su mente. Y CREE que es su mente, olvidando que en realidad es un alma haciendo una experiencia en la tierra. Un angelito humano, como me agrada decir.

Muchas veces me he preguntado hasta el cansancio: ¿cómo es posible que haya aún guerras en la tierra? ¿Por qué se le brinda tanta importancia al Futbol y al Dakar? ¿Por qué los festivales de Rock generan manifestaciones de multitudes? ¿Por qué motivos les enseñamos a los hijos a NO MENTIR y les MENTIMOS en relación a Papá Noel y los Reyes Magos? (esta última frase la leí en algún lado pero no recuerdo donde).

Y así sigo con mis porqués hasta el infinito. ¿Por qué están de moda los pantalones vaqueros rotos  y se pagan precios exorbitantes por ellos? Todo está tan incongruente, que en mi adolescencia lo pantalones rotos  eran sinónimo de pobreza y hoy eso mismo, es  sinónimo de status social “de estar a la moda” que le dicen.

Pero hoy el Ángel de la Música me ha susurrado al oído. Y cuan fuerte me ha susurrado al oído. Y me ha sugerido que cuente algo que es en realidad un testimonio personal. Puedes o no creerlo.

A los cuatro añitos me senté por primera vez en un piano. Y nunca más lo pude dejar.

Desde muy niña he tenido sonidos dentro mío, sonidos que a veces salían por mi garganta infantil a voz de cuello y que trataba de reproducirlos en el piano. Mi mamá me decía que dejara de tocar “eso” (los sonidos)  y que interpretara La Cumparsita (Tango).

Pasaron los años y esos sonidos estaban ahí, anidados en mi centro, en mi interior. Y cuando estaba sola los cantaba, porque la verdad… me daba vergüenza  hacerlo frente a la gente.

Notaba al cantar, que en mi cuerpo todo corría una vibración diferente.  Y la alegría me inundaba por doquier. A veces, dejaba que esos sonidos, salieran de mi garganta frente a grupos reducidos de personas.

Yo no entendía mucho lo que me pasaba porque a veces esos sonidos, subían sin mi permiso, por mi laringe, pasaban por las cuerdas vocales y salían de mi boca expulsados en armonía.

Sentía eso sí, que al dejarlos partir hacia el Universo, yo expresaba un sentir muy profundo de mi alma que era (y sigue siendo) esa permanente añoranza de la Casa del Padre.

Un día, estando en un evento de Kryon en Buenos Aires, escuché a Todd Ovokaitys (Gematria) cantar sobre el escenario y el llanto me inundó por completo. Esos sonidos, eran “mis sonidos”.

CARTA 02 - ANGEL SONIDO
Ángel de los Sonidos, por Miryam Dietrich

Al fin encontraba a alguien que hacía lo mismo. Luego Todd, a través de mi querido amigo espiritual Leslie Pascoe, me indicó que yo había estado en la Lemuria, donde era médica y que en esa época se sanaba a las personas que se desarmonizaban (enfermedades que se dicen ahora) con cristales y sonidos. Todd era el Médico Jefe de ese Hospital. Y me había reconocido.

También me explicó que esos sonidos eran “sonidos lemurianos”.

Evitaré aburrirte con el desarrollo de los hechos posteriores de mi vida en relación a los sonidos. Magia Musical Pura.

Me daba pudor contar estas situaciones pero hoy el Ángel de la Música, me dio una serie de señales que yo no podía ignorar.

¿Quieres saber cuáles eran las señales? Bueno, venía sin poder escribir. Leía las noticias y miraba el Facebook y me sentía desanimada con tanta confrontación humana. En diferentes sitios percibía enojo desmedido en las personas, turistas andando a toda velocidad por las rutas, sobrepasando con doble raya amarilla, en curvas y en trepadas sin el menor sentido de responsabilidad.

Y no podía escribir.  Me sentía “desconectada” de mi esencia, una de cuyas ramas es la escritura.

Y de golpe ¡Zas! Ahí estaba mi amigo español  Antonio L. Pastor en Facebook con un video que me impactó, y, me reconectó. Y apareció el Angel de la Música.

¡¡¡Puf!!! ¡¡¡Que alivio!!! Muchas veces, para tener una real conexión con el Centro de Nuestro Ser, se atraviesan etapas desérticas que nos enseñan a diferenciar el SENTIR del PENSAR.

Y cuando estoy en el desierto, aprendí que lo único que puedo hacer es… seguir andando mientras trabajo la paciencia.

Pero eso de andar por el desierto sin agua… bueno, es un aprendizaje cuando menos fastidioso. ¡Y sí! Mi Mono Loco también a veces toma las riendas. Hasta que le doy la “banana”.

El video cuyo link te dejo no me pertenece. Pero es valioso. https://www.youtube.com/watch?v=EJEidd-igUA

Cuando se empieza a correr el telón que nos tapa quienes somos en realidad, verás que todos los sonidos tienen una amplia influencia sobre tu ser. Como lo han tenido sobre el mío.

Hace muchoooossss añoosss en el Lago Lapataia (ubicado cerca de Ushuaia, Argentina) escuché y entendí por primera vez, los SONIDOS DEL SILENCIO.

Y eso fue GUAUUU Y REGUAUUUU!!!

Cuando la música tiene buena frecuencia me elevo, y, lo más sorprendente es que me  cambia todo el circuito de los pensamientos, generando que  la bondad y el amor me afloren por todas mis células.

Observa-te que estilo de música escuchas y eso te ayudará a discernir, cuando eres tú como angelito humano el que actúa, piensa y discierne y cuando reaccionas automáticamente de una manera que ni siquiera te das cuenta que lo estás haciendo.

¿Conoces el Proyecto Haarp? ¿Y el de Control Mental?

La música, sana y la chatarra musical, te enloquece.

La música te genera un espejo donde te das cuenta que tú tienes el poder y la chatarra musical te transforma en un autómata.

Conéctate con el ÁNGEL DE LA MÚSICA, deja que las blancas, negras, corcheas y demás notas corran por tu sangre y verás como la vibración de tu ser asciende.

El Ángel de la Música te dice: “la MÚSICA te llena de suavidad, de dulzura, de ternura. La Chatarra musical te quita el poder de SER. Todo depende de que música elijes escuchar. En el planeta del Libre Albedrío eres tú quién elije. “

Con un DO-RE-MI-FA-SOL-LA-SI-DO me despido de ti con un abrazo angelado lleno de suavidades.

 

 

 

 

390 – El Ángel de la Música, de los Violines, de los Pianos, de los Saxos, por Miryam Dietrich

Buen día angelito humano: hoy me desperté con un susurro en mis oídos. Y ese susurro, que no tengo la menor duda era angelical, me decía “EL UNIVERSO ES TODO MÚSICA”. Y se repetía esta frase una y otra vez.
Me levanté, me asee y la música vibraba dentro de mi. Me senté frente a la notebook con mi equipo de mate, estando muy lejos de casa, y la Música me envolvía.
Al “sentir” la música dentro mío, mi frecuencia álmica se elevaba y una sensación de paz y armonía me envolvía como un manto protector, entrando en una “realidad” diferente, muy lejos del mundo caótico donde “aparentemente” nuestras vidas se desenvuelven.
Y “casualmente” ayer conversando con mi diseñador de trabajos preferido, tenía sobre una de sus mesas de trabajo, una gran clave de sol que es para un cliente.
Y hoy vino a mi un compositor, cantautor y otras yerbas.

EL UNIVERSO ES TODO MUSICA. Comparto contigo angelito humano esta experiencia, porque soy una convencida que lo que nos llevará a trascender la Holografia de Miedos y Catástrofes, son las herramientas más simples y que están al alcance de tus manos.
Y la música es una de ellas. Úsala y detén al Mono Loco (Tu mente).
Te abrazo con los Ángeles de la Música, de los Violines, de los Pianos, de los Saxos.
Por este día solo …. solo “siente” la música en tu alma y déjate llevar al mundo donde todo es perfecto y maravilloso.

308 – Los milagros, las señales de ELLOS y la Feria Internacional del Libro Buenos Aires 2013 – Última Parte por Miryam Dietrich

 

Negro y Blanca Qamino de las Señales, en la 39 Feria Internacional del Libro en Buenos Aires, por Miryam Dietrich

 

Hola Angelito Humano: te cuento lo que siguió sucediendo en la 39 Feria Internacional del Libro Buenos Aires 2013?

Casi a última hora de ese mágico día 11 de mayo, quedo parada al lado de una escritora que también presentaba su libro.

Ella me observa al igual que otra hermosa mujer (escritora también) que estaba un poco más lejos porque empecé a entregar a algunas personas, cartas de los ángeles que en realidad eran muestras de las que están por salir a la venta dentro de poco.

La gente se comenzó a agolpar alrededor de mi persona y escuchaba exclamaciones una y otra vez que sopresa, alegría y asombro. Todos los mensajes de las cartas daban respuestas que eran las que buscaban los que sacaban una de ellas.

Les exhibía las cartas con los mensajes hacia mi persona y los que querían sacar una, debían elegirlas sin ver, previamente haberles hecho una pregunta a los ángeles en silencio.

Gente eligiendo Cartas de Angeles de Rueca de Almas, por Miryam Dietrich

Así las cosas, se me acerca la que indico más arriba como segunda escritora, mira la tapa de mi libro y se queda maravillada. Ella es totalmente rubia como yo y su esposo es negro. ¡¡¡Guauuuuuaaaauuuuaaaaa!!! Nos miramos sorprendidas, nos abrazamos y alabamos la ¿sincronía? Ella se llama MARIA LUISA LEMEÉ y escribió un libro que se llama “EL DON”.

Su esposo y ella, Credo mi maestro y yo. Pieles y razas diferentes pero un solo corazón.

Entonces la primer escritora me pide de sacar una cartita. Y mientras se está concentrando me dice: “Soy abogada”. ¡Ja! Igual que yo.

Y saca la carta y se emociona y se le llenan los ojos de lágrimas.

Mira la carta que sacó.

Carta del Angel de los Sonidos (Rueca de Almas) (Copyright 2012) por Miryam Dietrich

Muy emocionada me cuenta que su pregunta había sido que los ángeles le respondieran si ella debía seguir como abogada o escribir libros relacionados con los sonidos del alma.

Y ahora observa el título de su libro, el que había presentado en la Feria el mismo día que yo.

Ella entendió que tiene que seguir escribiendo libros con los sonidos de su alma.

Tres mujeres. Tres historias diferentes. Y los ángeles hilando en la Rueca.

Lucia Sabaté, su libro, la carta de ángeles y Miryam Dietrich

Toda una malla invisible de energía electromagnética que nos unió.

Podremos volver a vernos o no, pero esas uniones, como la que se dió en esta Feria Internacional del Libro, son para toda la vida.

Magia. Milagros. Encuentros. Angeles. Señales.

Ese día tuve la certeza que NEGRO Y BLANCA QAMINO DE LAS SEÑALES, había nacido ahí, este 11 de mayo de 2013, en la 39 Feria y este es el artículo 308  (3+8=11) número que tiene todo un significado en este libro que comencé escribiendo en homenaje a ese gran Maestro Africano que es Credo Mutwa Zulu.

Hay más historias mágicas de ese día alrededor de este libro tan amado, esas historias no me toca a mi contarlas.

Solo puedo expresarte que cuando ví aparecer a mis dos hijos y mis dos nueras, mi alma se colmó de un amor interno tan pero tan fuerte que rodeó a todo Buenos Aires.

Llevo en mi corazón este maravilloso día que es un antes y un despues en mi vida.

He renacido.

Gracias por leerme. Gracias por estar. Gracias a todos los que me empujaron a escribir.

Hay más libros en mi alma que están revoloteando para llegar hasta tus manos.

Espero llegar para la Feria Internacional del Libro 2014

Te abrazo y te invito, una vez más, a formar un solo corazón