396 – Mensaje de los Ángeles para Mar de Ostende, por Miryam Dietrich

Buenas y congeladas tardes tengas angelito humano: la primavera se esconde detrás del tronco de un pino, el invierno anda enojado sin querer retirarse haciendo que el mar brame.

La lluvia moja y algunas personas corren presurosas para guarecerse de las gotas que son insistentes en querer salpicarles la cara .

 

Un refugio en Pinamar
Uno de mis refugios en Pinamar, por Miryam Dietrich

Algún paraguas de furiosos colores caribeños, desubicado en estas tierras argentinas de colores neutros, tiene su armazón de metal todo estropeado pero igualmente el hombre lo utiliza para cubrirse su cabeza en la que los cabellos brillan por su ausencia. Y pese a ello, las gotas utilizan la “pelada” del señor de tobogán divertido.

Una ventana frente al mar. Buena música. Compañía de amiga querida en el almuerzo y de otras por whatsapp.

Taller de Ostende septiembre 2015 {1}
Una imagen parcial de Amigas nuevas y otras de años de Rueca de Almas, conversando sobre la vida, por Miryam Dietrich

Estudios clínicos con resultados inciertos. Reclamos a la burocracia administrativa de una gran clínica. Empleados agobiados por el exceso de tareas, deshumanizados, pendientes solo de los números que llaman como máquinas atontadas, que anotan un email que no corresponde, porque están sin estar ni estando.

Reclamos telefónicos al 0800, que viene a ser como un llamado al desierto esperando que algún camello comprenda que de este lado de la línea hay un ser humano que necesita ser atendido.

“Tip Tip Tip. Gracias por llamarnos. Marque 1 si quiere… marque 2 si desea… marque 3…. y marque 9 si quiere ser atendido por un operador.” Me entusiasmo y aprieto 9. Y Zas, tono ocupado y de nuevo la voz metálica que te enseña los números del 1 al 0 para que nadie te atienda. Y menos que menos resuelva.

Y así entre subidas y bajadas en la cuerda de la vida, compartiré contigo lo que los ángeles dijeron en el último taller en Mar de Ostende.

El mensaje es del Ángel Solar Enael.

“EL AGUA SUBIRÁ MÁS DE LA CUENTA Y LA ARENA SE DARÁ VUELTA. HABRÁ RINCONES PROTEGIDOS COMO SITIOS DE AUXILIO. EL VIENTO AULLARÁ CON FUERZA Y MIENTRAS ESO SUCEDA, LOS QUE AQUÍ VIVEN DEBERÁN QUEDARSE EN SUS CUEVAS.

VELAS A MANO DEBERÁN TENER PARA QUE LA LUZ NO SE APAGUE. Pregunto si es un hecho físico o metafórico y dicen que:” LO DE VIENTO, ARENA Y AGUA ES FÍSICO. LO DE LAS VELAS ES METAFÓRICO”. Y me marcan y enseñan que se relaciona con la mirada falsa y no solo en la primera línea, la línea que va hasta mucho más allá…la línea del fondo.

K..ESTALLARÁ EN MIL PEDAZOS VOLARA. QUE NO TEMAN LAS PERSONAS DE FE ( y me muestran una escena como si fuera la de la gente del desierto en las tormentas de arena , que todos se frenan y se tapan y se cubren se quedan quietos hasta que la tormenta pase).

Y EL VIEJO HOTEL DE OSTENDE ES DONDE VA  A VENIR UNA PERSONA O VARIAS QUE AL SITIO HARAN BRILLAR COMO EL PRINCIPITO QUE YA NO ESTA.

Veo como si se abrieran zanjones de lado entre los tamariscos zanjones de agua de mar, pero no va a suceder eso, EL TEMA ES EL VIENTO LO QUE SE ABRÁ DE DAR”

Esta nota la he escrito en dos etapas. Ahora a punto de salir. Es temprano. Escucho a las loras y las palomas. Hay más mucho más, pero debo partir.

Gracias a todas y todos. Gracias infinitas.

Mi mayor riqueza, sin dudarlo, son mis amigas que siempre me cobijan y me brindan prestas un lugar para descansar este cuerpo humano. Gracias a los que vinieron y gracias también a los que no llegué a abrazar.

Simplemente… ¡Gracias!