*Valeria del Mar, retiro con los ángeles, el bosque y el mar – 4 al 7 de noviembre de 2010, por Miryam Dietrich

Bienamado ángel humano: aquí vengo para traerte otros datos en relación al Retiro con ángeles en Valeria del Mar del 4 al 7 de noviembre de 2010.

Mira, hace un tiempo atrás  –en pleno invierno- me encontraba sentada en la playa de Cariló, con mi amiga hada humana Stella Maris. E lla me marcó unas huellas en la arena que había dejado yo misma al caminar.

Y hoy te regalo a ti esta foto para ver si tus pasos de ángel humano –situación que tienes olvidada- te llevan a caminar junto a ELLOS desde el 4 al 7 de noviembre de 2010 en esas mismas arenas, en esos mismos bosques que caminé por espacio de varios años.

Huella de vida en la arena de Cariló, por Miryam Dietrich (2009-06-04)

Te invito a que te regales este espacio temporal, donde detendremos el tiempo lineal y, entre otras cosas, iremos  a caminar por el bosque.

¿Cómo qué bosque? El de Cariló, este  sitio que aún –pese a algunos humanos- sigue conservando algo del encanto de hadas, duendes, gnomos y seres de la naturaleza.

¿Cómo que “esos” seres? Sí, esos seres que tú veías cuando eras una niña o niño, sin sistemas de creencias preimpuestos.

Orgon en el bosque de Cariló por Miryam Dietrich (2009-05-17)

¿Cuánto hace que no caminas por el bosque y te dejas arrastrar por la magia que tenías cuando eras niño/a? ¿Cuánto hace que no hueles el bosque? ¿Cuánto hace que no vibras con el bosque?

Mira, en Cariló (playa de la República Argentina que queda cerca de Mar del Plata) hace muchossss añoooossss yo recuperé mi magia.

Estaba un día trabajando en una demanda judicial por contaminación en el apart de mis amigos Carlos y Susana, y de golpe … ¡zas! (Esto que cuento sucedió en agosto del 2003, en el apart Las Cuatro Estaciones de Cariló, en el departamento 5).

¡Había un gnomo en mi ventana! Cerré los ojos y los volví a abrir. ¡NO LO PODÍA CREER!

Y AHÍ ESTABA. Y me hablaba.

¿Qué cómo me hablaba? Le entendía todo aunque no había sonidos. Yo recibía lo que él me decía en mi mente. ¿Telepáticamente? Sí, creo que esa sería la definición. Era chiquitito y feo y estaba sentado en el alfeizar de la ventana.

¡Y qué simpático que era! ¡Cómo se reía de mi azoro humano! Realmente me sentí muy tonta.

Te juro que, por mucho tiempo, no me animé a contarle esto a nadie.

¿Te imaginas contarle a alguien, que yo-que en ese momento era una importante señora abogada- había visto un gnomo? ¿Y que había hablado con él? NI LOCA. Imagínate donde pensaba yo que podía a ir parar mi status-quo.

Jajaja Pero los caminos de cada uno son impredecibles. Y a veces, Diosito me sorprende.

A los días de haber vivido esto, salí con mi muy amada gnoma humana Lucy, a caminar por el bosque.

Y justo, justo, antes de ver por primera vez en mi vida al ABUELO ARBOL, ahí … delante de mío, en ese maravilloso camino de bosque, con olor a bosque, con colores de bosque… ahí estaba…

¡la colonia de gnomos!. Guauuu y reguauuu.

Fue tan fuerte la impresión, que mi “mono loco” (léase mente) se quedó sin pensamiento y yo me sumergí de lleno en la magia de la existencia de esa colonia.

Escondites de seres del bosque, en Cariló, por Miryam Dietrich (2009-06-02)

Le comenté a Lucy y ella, aunque no veía nada, sentía una profunda emoción.

Y yo… yo me sentía re-loca. Cerraba y habría mis ojos.

Pero ahí estaban todos. Y me contaron su historia, que estaban por mudarse con gran pesar  por lo que los humanos le hacían a su amado, apreciado y necesario bosque.

¿Quieres conocer toda la historia? Hummm…. Para eso tienes que venir al retiro y entrar en la hermosa energía del bosque

Pero lo que más me sorprendió de todo, es que personas adultas que tienen sus negocios desde hace muchos años en esa zona, me han contado que muchos niños cuentan de los seres especiales que ven en el bosque. Claro… que los cuentan niños en su mayoría menores de cinco años.

O sea, los  humanos que aún no han sido “contaminados” por la “madurez” de los adultos que les dicen que los “gnomos” no existen y que sólo son fantasías.

Claro, son “adultos”… los adultos…. no cuentan esas historias…. no es propio de adultos tener magia…. La magia es tontería de niños… los adultos deben andar siempre serios y preocupados…. Hay que ganar plata…. Hay que…. Hacer cualquier cosa menos recuperar la magia.

¿Qué estoy chiflada porque en este rincón del Cyberespacio mezclo los ángeles, los avistajes, los duendes, los gnomos, las hadas y demás seres de diferentes dimensiones?

Y quizá esté un poquito chiflada.

Claro… Colón, Einstein, Newton y algunos personajes más estaban catalogados de chiflados…hasta que se demostró lo contrario.

No me comparo con ellos pero sé perfectamente lo que veo, con mis ojos físicos abiertos. Y lo que produce en mi alma, “eso” que veo.

¿Acaso vivo en lo que los científicos llaman Multiuniverso?  ¿Soy una especie de puente Einsten-Rosen? ¿O soy un ejemplo viviente de la Teoría “M” o de la Teoría de las Cuerdas? (http://campusvirtual.unex.es/cala/epistemowikia/index.php?title=Universo_Multidimensional)

Los que me conocen, saben que poco me interesan las definiciones, aunque para la mayoría de los humanos sean muy necesarias.

Y si me consideras chifladita… soy una chifladita alegre que vive la mayor parte del tiempo muy feliz.

¿Qué cual es mi receta? Hummmm…. Únete a los retiros y recupera tu magia. Y ahí te voy a contar cual es la receta… de vivir en la realidad lo que otros de dicen que son cuentos de hadas.

El organigrama del retiro lo puedes leer en http://www.ruecadealmas.com/2010/valeria-del-mar-del-4-al-7-de-noviembre-2010-organigrama/

Uno de estos días te voy a dar más pistas en relación al abuelo árbol.