389 – Cuando seguimos las señales de los ángeles, por Miryam Dietrich

Buen día angelito humano: hoy me sorprendí con un maravilloso comentario sobre i libro NEGRO Y BLANCA CAMINO DE LAS SEÑALES.
Lo comparto con profunda emoción, porque, quien lo escribe, es alguien que los ángeles pusieron en mi camino junto con su esposo, en mi breve estadía por Tucumán.

Cada vez me maravillo más de cómo los ANGELES nos dejan SEÑALES conformando una red de humanos, que, a este paso, llegaremos pronto a la Masa Critica para voltear todos los intentos tenebrosos de aquellos que desean manipular el mundo.

Me refiero a aquellos que nos quieren hacer creer que las guerras son necesarias para “defender” …., de aquellos que nos quieren hacer creer que los humanos son malos y responsables de todo lo malo que sucede en el mundo.

Hummmm! Lentamente la humanidad va despertando, a veces más rápida y a veces a paso de tortuga, pero va despertando.  

Comparto con emoción entonces el comentario, que cuando recibo estas devoluciones es cuando se justifican el esfuerzo, el sacrificio a las horas de sueño, el corregir y corregir y corregir la redacción, la ayuda de otras personas que colaboraron desinteresadamente para que el libro sea posible.

Los ángeles siempre nos dan señales, solo que está la humanidad tan agobiada entre la crisis económica, las mentiras de los medios y las peleas de los políticos, que se ignoran las señales.

ELLOS siempre están. Siempre. Estate atento y te darás cuenta como tratan de ayudarte.

Aquí va lo que me emocionó.
“Querida Miryan:
Ayer di vuelta la última página de tú libro que ya
es de todos, Gracias por compartir un pedazo de tu historia, y
brindarla de una manera sencilla y ágil, aunque lo expresado son
vivencias profundas.

Me sucedió algo particular, cada vez que retomaba
la lectura, tu imagen estaba presente delante de mí dándome la
sensación que eras vos quien hablabas, como un continuar la
sobremesa que compartimos aquel sábado 11.Tus gestos, tus miradas
,risas tono de vos….. se representaban en cada tramo del libro. Me
hiciste viajar por Africa y por una paleta muy colorida de emociones

Gracias también por manifestar esa realidad que sé
que existe pero que aún no experimento y deseo

. Qué polenta que tenés!!!!!!

Estoy muy contenta por haberte conocido. Te
comento: Cuando pensamos viajar a Tucumán nuestro destino final era
Catamarca, resulta que justo esa fecha se celebraba la fiesta del
poncho y como con Rodolfo queríamos estar tranquilos buscamos otro
lugar al azar (¿?).
Y Gracias a Dios que aceptamos participar de la
cena (no es nuestro habito).

Querida Miryam, te mando un abrazo enorme.
Gracias y mil gracias.Tu libro ha sido un hermoso regalo.”

Negro y Blanca Camino de las Señales, por Miryam Dietrich
Negro y Blanca Camino de las Señales, por Miryam Dietrich