378 – Los ángeles del Cosmos, por Miryam Dietrich

Primeros Cosmos en el campo. Lluvia. Sol implacable. Ausencia de agua. Exceso de agua. Emociones y más emociones. Enojos no reconocidos como propios volcados en otros. Silencio. Reflexiones. Confusión. Recuperación. Apuros insensatos. Exigencias. Calma. Más silencio. Suave viento. Pájaros que cantan. Kitaro con su orquesta acompaña la limpieza.Reclamos. Ausencia de límites. Imponiendo Límites. Paz. Alegría. Amigas y amigos del mundo que se conectan. Sobrinos amados. Silencio. Reflexión. Re-conocimiento de uno mismo y los propios desvíos. Re-conocimiento de ser un humano. Recordando que la vida es un juego.

Primeros Cosmos en el campo 2015-04-13
Primeros Cosmos en el campo de Rueca de Almas y los ángeles del Cosmos, por Miryam Dietrich

 

 

Paz. Felicidad. Alegría. Soltando todo lo tóxico para vivir en armonía. Olor a pasto recién cortado. Olor a vaca. Olor a campo. Olor a tierra nuestra muy nuestra. Ladridos de perros. Liebres que saltan.
Me re-conozco y recuerdo que estoy jugando el juego de vivir en la tierra.
Juego que casi casi había olvidado y sin querer, permitiendo por algunos instantes que me tocaran las alas del desencanto casi envuelta en nubes de drama.
Hoy los Cosmos que me recuerdan a aquel COSMOS que conocí en Kenya del que cuento en mi libro  NEGRO Y BLANCA QAMINO DE LAS SEÑALES, me reconfortan el alma.

Siento que a través de las flores físicas, caminan el campo los ángeles del Cosmos.

Y a través de este color naranja, los ángeles y seres de luz de ERKS, me saludan. Me siento honrada. Apaciguada. Feliz

Hoy realmente soy una con la tierra, con el aire, con los aromas, con las brisas, con… los Cosmos y el Cosmo y los ángeles de ambos.