Había una vez … por Miryam Dietrich

2010-05-19 Había una vez ….

Había una vez una hermosa mujer joven, que no recuerdo si fue a fines del 2009 o principios del 2010, que se comunicó conmigo cuando yo aún estaba en Buenos Aires. Me contó que ella era de Cinco Saltos (Provincia de Río Negro)  o de por ahí cerca y que, si bien no me conocía, su mamá que vive allá y que tampoco me conocía, le había hablado de mí.

La mamá de esta joven de “había una vez” había escuchado hablar a otras personas que habían asistido en noviembre a las Vivencias con Ángeles que había realizado en aquella ciudad y en Neuquén y le sugirió a su hija que se contactara conmigo.

Le dí un turno y ahí apareció esta hermosa mujer joven.

Hermosa mujer joven (Arte Digital -Album de Catalina Defranco -Facebook)

Ya estas conexiones  no me parecen locas, porque sé racionalmente que las ondas electromagnéticas de ELLOS cuando se realizan las vivencias,  se expanden físicamente a la velocidad de la luz y producen resultados extraordinarios en las personas y suceden cosas insólitas para la mente racional humana.

Ya sé que a vos no te interesan las ondas electromagnéticas y las explicaciones de física cuántica pero siempre hay alguien que necesita de lo más racional – no para creer- simplemente para permitirse “sentir” vibrar su alma.

No te impacientes. Hoy tenía tantas cosas para hacer!!!! Y acá estoy aún en pijama, con Licht a mi lado, compartiendo con vos esto tan hermoso que me ha sucedido.

¿Sabes una cosa? Al ser humana, muy humana, me encanta cuando otros me hacen mimos.

¿Qué? ¿Qué estás diciendo? ¿Qué los canalizadores tenemos todo solucionado y que los mimos de otros son intrascendentes?

Amado ángel humano: nada solucionado tenemos los que canalizamos y al contrario, somos muy torpes cuando aplicamos nuestros pensamientos y se activa el  “mono loco”.

Espera, sí, tienes razón: al menos conocemos el “otro lado” y eso me (nos) permite estar mucho tiempo en paz, salir de del drama humano (aunque se tengan “razones válidas” para  dramatizar)  y la más de las veces, puedo (podemos) ver la maravillosa obra de Dios en todo lo que sucede, aun en aquello que humanamente califiquemos como “malo” para nuestra vida.

Ay! ¡No te enojes! ¡Ya sigo!

Bueno, la cuestión es que a esta mujer  de “había una vez…” no la ví más, no supe nada más de ella hasta que en abril pasé de nuevo (luego del Retiro de Villa Pehuenia) por Cinco Saltos y entre Paola y Claudia (esta última dueña de ese maravilloso salón de todo amor)  habían organizado otro encuentro. Y ahí fui.

Y una señora, también físicamente muy bonita ( la hija es preciosa, de tal palo tal astilla) me dijo que era la mamá de esta joven de “Había una vez…”.

Yo tenía en mi memoria humana un vago recuerdo, vaguísimo recuerdo de la circunstancia pero nada más.

Terminó el encuentro y ahí se acabó nuestra relación. Bah! Al menos eso creía yo.

Jajaja! ELLOS usan mucho el humor cósmico y yo sé que me cuidan con profundo amor y paciencia.

¡Claro que me impaciento a veces! Mi mente o mono loco me dice “Hacé esto y aquello y lo de más allá” o recibo un mensaje sobre cosas para hacer yo misma y mi Monito se desarrolla a mucha velocidad y dice “ Mira Miryam esto debe ser así, así y asá”. Ja!

¿Sabes? El noventa y nueve por ciento de las veces, nada se produce como piensa mi Monito. Y sin embargo sucede lo que he recibido, se concreta en la tierra y aunque no es como pensé, siempre siempre siempre su resultado es PERFECTO.

Bueno, sigo, no te molestes. Es que me encanta escribir y ayer gracias a las claras señales de ELLOS, más la sincronía con ALEX, CARLOS Y CIRUELO (que va a ir en otra historia real) voy a dedicar el resto de mi tiempo al menos de este año, a terminar los libros así que no te voy a agotar tanto con mis historias de vida.

Empecé racionalmente a preguntar a los que me rodean físicamente, quién podía armar un video para youtube porque el tiempo lineal en el que vivimos, me resulta escaso aunque divino.

Nadie sabía, nadie me contestaba y así lo dejé en mi pizarrón de objetivos de vida esperando que alguien apareciera y pudiera hacer aquello que yo quería.

La idea del video la basaba en que una imagen vale más que mil palabras y si bien estamos a tiempo de revertir tantas historias del futuro del 2012, es necesario trabajar mucho aún. Muchos ángeles humanos aún no recuerdan que son ángeles y que el poder está en ellos para determinar el futuro.

Y así, ayer a la mañana cuando abro mi facebook, me encuentro con el siguiente mensaje: Hola hermosa!!! este es un regalito que te prepare ya que si bien no pude estar presente físicamente en tus encuentros, vos, con tus bellos relatos me has transportado a cada momento vivido con estos maravillosos seres de luz!!! Quiero que sepas Miryam que no dejo un día de pensar en vos, cada momento o vivencia me llevan a tus palabras y reflexiones. Estoy viviendo situaciones muy movilizadoras en todo sentido en los que siento que voy a desplegarme al cielo e irradiar una luz de esperanza e iluminar no solo mi camino sino el de muchos. Me sorprendo con cada pedido de ayuda y con cada palabra que sale de mi boca. El amor y la gratitud que recibo por poder aunque sea con muy poco contener a quienes me lo piden en voz alta y a quienes con solo una mirada ya sea en mis sueños o en vida diaria. que debo confesarte que a veces que recibo tantos mensajes en mis sueños que no se en qué momento estoy más consciente. jajajja!!! Pero solo te puedo decir que me encanta ser yo!!! Infinitas gracias BELLA por estar siempre a mi lado. Te mando un abrazo fuerte de luces de colores. El video lo tengo bloqueado en You tube. Solo te lo permiti a vos, si querés publicarlo avisame y desbloqueo. Te lo comento porque son tus fotos y respeto la privacidad de las demás personas que te acompañan. Besotes!!!

Y ahí estaba el video, un resumen de todo lo que yo deseaba hacer. Mostrar las fotos de lo que sucede cuando las almas se entregan a la oración y el Mono Loco se va a dormir, mostrar la esencia maravillosa de cada humano viviente que se transmite en las fotos que salen así, como de la nada.

Y así, de la nada, sin que yo hiciera nada de nada, todo pasó y hoy el video es una realidad. Es casero, es amistoso, es amoroso.

Amorosa es la energía de este maravilloso ser de “Había una vez…”.

¿Un cuento de hadas?

Sentí ayer que esto fue como los cuentos de hadas.

Hoy lo comparto con vos mi amadísimo ángel humano. Esta joven mujer y yo intercambiamos varios mensajes más  pero en respeto a la privacidad omite colocarlos.

Ah! Los hermosos adjetivos que ella usa para designar mi tarea en realidad le corresponde a ELLOS y a personas como ella misma.

Mi tarea ha sido sólo ser un espejo más reconozco que mi alma y todo mi ser, se sintieron reconfortados y con deseos de seguir este camino ¿elegido?.

Ya ni sé.

Aquí vá.

Gracias por leer, gracias por ver, gracias por estar.

¡¡¡GRACIAS SILVINA!!!

Hoy simplemente… los amo

Miryam Dietrich