El circo de la Mariposa, de Eduardo Verástegui

Hola! te cuento que estaba trabajando en esta web y entró un correo de mi querida amiga Cecilia Sosa Peñalba de Salta, quién realiza un excelente trabajo de comunicación e información para muchísima gente. Desde hace años.

Y me llamó la atención el nombre de EL CIRCO DE LA MARIPOSA. E ingresé a los links.

Cecilia escribió: El corto “The Butterfly Circus”, coprotagonizado por el actor mexicano Eduardo Verástegui, ha ganado el primer premio del concurso de cortos “The Doorpost Film Project”. Este premio, de 100.000 dólares, reconoce la aportación del corto a la promoción de valores como la esperanza y la dignidad humana. En esta ocasión, los valores eran la esperanza, el perdón, la humildad, la alegría, la libertad y la redención.”

Estoy con mi amiga Julia en Capilla del Monte y cuando terminamos de ver los dos videos, Julia lloraba literalmente a “moco tendido” y yo tenía toda mi piel erizada de pura emoción.

Ahí decidí levantar los links en esta web   porque es mi más ferviente deseo que le llegue a todo el mundo como prueba que el ser humano SIEMPRE SIEMPRE SIEMPRE PUEDE FRANQUEAR SUS PROPIOS LIMITES Y CREAR LO MEJOR PARA SU SER CUALQUIERA SEA SUS CIRCUNSTANCIAS.

Entonces te dejo una reflexión: ¿cual es el drama que te impide vivir feliz? Ninguno. Sólo que cuando sufres, estás prisionero de tu propia mente.

Con amor y GRACIAS CECILIA CHISPITA DE LUZ

Miryam

http://www.youtube.com/watch?v=9582NStUdqU&feature=player_embedde

http://www.youtube.com/watch?v=BUBPX28_mAE&feature=player_embedded (esta segunda parte comienza en inglés pero luego tiene los subtítulos en español)

2009-06-04 Testimonio de quien ha participado en talleres de Ángeles en Cariló

Testimonio de STELLA

En agosto del año 2003, conocí a Miryam. Tuvimos muchas charlas de invierno en mi taller de pintura en Cariló (una de las playas con bosques más hermosa de la Argentina).

 Un día me invitó a que fuera a un Taller de Ángeles que ella había organizado en el Apart Hotel donde se hospedaba.

Describir o contar cómo o que se vive en un taller de Ángeles como los que dicta Miryam, no es nada fácil.  Como todo lo que está sólo para ser disfrutado con todos los sentidos, es difícil explicar que también fue un disfrute para el alma, ya que no estamos acostumbrados a regalarnos tales sensaciones.

Estos talleres, son un vaciar de cosas, emociones inútiles y dañinas y llenarnos de bienestar y esperanza.

Nunca había practicado meditación o respiración.

Fui sin saberes previos. Y aprendí que para los Talleres de Miryam, sólo hay que preparar el corazón y empezar a recorrer las sensaciones de conectarte con uno mismo, de mirar para adentro, de reconciliar, de entender, de proponer cambios de cosas que uno ha venido haciendo mal.

Estos talleres significan, por lo menos para mí,  correr velos como si llegaras con una película de tu vida y cuando te vas, se entiende cuales eran capítulos reales y cuales ficticios.

Además, la comunicación no se da sólo consigo mismo sino con el otro. La gente que te rodea puede ser que la veas por vez primera (y te sena completamente extraños) pero priman la comunicación y el afecto sin mediar palabras.

Para mí, haber asistido a los Talleres de Ángeles de Miryam, fue sencilla y amorosamente el principio de una nueva vida sin más anestesias ni mentiras.

Stella Maris

Cariló, Argentina, 4 de junio de 2009