2009-05-06- Atardecer en Cariló

6-5-2009-mno7-atardeciendo-en-carilo

Era una atardecer de brisas marinas y amistades del alma, compartidas en el sonido de los silencios con Stella – mi amiga mitad hada mitad humana- y como siempre, el atardecer obtiene lo mejor de mí ser.

Y así me sentía cuando Stella tomó mi máquina de fotos y me retrató varias veces. Muchas imágenes de un tiempo sin tiempos.

Imagénes de la perfecta NADA y el eterno presente.

Imágenes de momentos de cero sufrimiento, todo amor y devoción a Dios, al Supremo Creador que nos ha regalado el atardecer del sol, desde el principio de los tiempos, más los humanos pasan tan rápido por los médanos en sus cuatri y sus 4×4 que el sol se nos regala en atardeceres mágicos sólo para aquellos que no hemos olvidado.

Y mientras otros sacaban fotos rápidas de  sus cuatri en los que andaban ligero,  nosotras meditabámaos en silencio con el alma llena de agradecimiento y gratitud al SEÑOR que nos regaló los silencios y el sol.

 

Miryam Dietrich