RESUMEN DEL RETIRO DE SEMANA SANTA 2010 EN VILLA PEHUENIA – CAPITULO 3 DE 4

Y llegó el sábado y se nos unió más gente. Jajaja! Estas personas  venían a sentarse todos formalitos para meditar pero no sabían que ELLOS siempre disponen lo que quieren y prescinden de nuestros “organigramas”. Así que, de una forma insólita porque todo se dio en un ratito, fuimos al barquito de Alejandro en el lago Aluminé.

Grupo de Rueca de Almas en Lago Aluminé – 3 de abril de 2010

Foto del 2 de abril de 2010 en el Lago Aluminé – Villa Pehuenia – Provincia Neuquén. Grupo de Rueca de almas

Ahí Claudio., Griselda y todos con equipos de mate, comida, fruta, mantas etc etc etc embarcamos rumbo hacia una isla en el centro del lago.

Agua transparente, viento silbante en nuestros oídos, un sol radiante y la naturaleza mostrándonos su mejor cara. Así llegamos a la isla donde fuimos los únicos habitantes.

Nos sentamos en una playa protegidos de los vientos. Almorzamos bastante frugalmente. Terminó el jolgorio típico de cuando muchas personas están juntas y  comenzó otra canalización.

Terminé la canalización y todos quedamos en silencio. Silencio interno. Silencio externo. Sólo roto por alguna que otra ave y el ruido suavecito suavecito del leve oleaje del lago contra la arena.

En una parte de la canalización, aparecieron dos vidas pasadas de dos de los presentes donde uno había asesinado al otro basados en el odio de aquellas lejanas vidas, odio que se basaba en la diferencia de razas. Y los Ángeles mandaron una tarea para estas dos personas que debían luego compartirlo con el grupo, siempre y cuando ellos sintieran internamente la veracidad de lo que recibían.

Ambos dijeron que SI a todo sin dudarlo.

También estas dos personas (un hombre y una mujer) representaban a los integrantes del grupo donde – a través de diferentes vidas pasadas- todos habíamos sido víctimas y victimarios.

La tarea  simbólica que nuestros “representantes” aceptaron hacer,  ayudaba a todo el grupo para que sanáramos diferencias mantenidas a través de los siglos por divisiones de raza, color, religión etc..

Pero lo insólito fue que una de estas personas- el hombre- en una vida pasada había sido marino fenicio. En esa vida poseía un barco en el que llevaba a comerciantes y sus productos de una tierra a otra. Este hombre en esa vida de fenicio, era muy feliz surcando con su barco los mares. Y yo “veía” una imagen con este hombre sentado en la popa de su barcaza siendo feliz, en soledad y libre.

Presta atención a lo que sigue.

Subí una elevación rocosa (dentro de la misma isla y luego de la canalización) hasta su punta más alta.

Ví un águila sobrevolando el lago.

Y ahí mi corazón se transformó en águila. Yo volaba en estos cielos junto a ese águila que estaba frente a mí.

Agradecí y agradecí una y otra vez tanta maravilla, por los seres humanos ángeles que estaban abajo conformando un grupo increíble, por los que no habían podido venir. Agradecí tantas lecciones aprendidas y como me llevaron a fluir organizando ELLOS este viaje para el grupo y para mí cosas fuera de mi organigrama humano.

Mi alma se elevaba hasta octavas musicales inexistentes en la tierra.

Tanta emoción había afectado seriamente a mis cuerdas vocales y mi voz salía escasa y ronca.

Y ahí vino Silvia (que es soprano). Y sentadas las dos en ese sitio bien alto, ella homenajeó el momento cantando el AVE MARIA de Schubert.

Retiro Semana Sanata 2010 Lago ALuminé – Silvia cantando el AVE MARIA de SCHUBERT y Miryam Dietrich escuchando

Foto de Silvia cantando el AVE MARIA en una punta rocosa del Lago Aluminé y Miryam escuchando

Yo canté en silencio con mi alma y todo mi cuerpo, porque a esta altura casi no tenía voz.

Luego me contaron que abajo se escuchaba y que todo se tiñó de armonía.

Llegó el momento de volver a las cabañas. Y ahí estaba Alejandro el barquero (que luego se integró al grupo y fue uno más de nosotros en la meditación, en el Batea y en el cierre) con su barco y un gomón porque en esa isla no hay atracadero.

Entonces pasábamos de la playa al gomón, del gomón al barco.

Aún no sé bien que sucedió, pero había quedado uno del grupo en tierra para ayudar a salir al barco empujándolo.

El fenicio sosteniendo el Barco en el Lago Aluminé el 2 de abril de 2010 – Grupo de Rueca de Almas

Sea por el viento o por el agua o por ELLOS, la cuestión era que este hombre no puede subir al barco porque ya nos habíamos alejado de tierra firme.

Y así las cosas, Alejandro le grita al hombre que se subiera al gomón. El hombre así lo hace y ahí se queda.

Y como un niño feliz se despatarra en el asiento del gomón con su cara al sol y una sonrisa de felicidad plena inolvidable.

Esta hombre era …. aquel que en la canalización en la isla había visto en una de sus vidas anteriores como un fenicio manejando su barco en plena libertad.

Ahí se acabó el silencio. Todos vieron enseguida la relación, algunos sacaban fotos a este hombre, otros le gritaban FENICIO, y otros como yo, agradecíamos a los Ángeles que le habían hecho tamaña demostración física concreta del mensaje recibido y de la autenticidad de su vida pasada como fenicio.

¡CUANTA MAGIA HABIA EN EL AIRE!

Personalmente sentí que en ese momento el grupo se amalgamó.

Ni una queja, ni un enojo, cero críticas. ¿Puedes creerlo en un grupo de 20 humanos? Ja!  Ni yo lo podía creer. Ah!!! ¡Tienes razón! Se quejaron del café que era aguado. Jajaja! Si no, no hubieran sido humanos. Pero ni siquiera esta queja fue crítica sino que lo decían en broma y con bromas.

Bueno, en serio, todos al irse el domingo comentaron esto: ¡QUE MARAVILLA ESTE GRUPO! En realidad todos éramos familia espiritual que RUECA DE ALMAS nos había permitido reencontrar para luego, cada uno, volver a su lugar y seguir viviendo como humanos.

Fin del capítulo 3 de 4

Miryam Dietrich

RESUMEN DEL RETIRO DE SEMANA SANTA 2010 EN VILLA PEHUENIA – CAPITULO 2 DE 4

Habiendo entrado ya en el corazón del taller puedo contarte que realicé presentaciones en POWER POINT de temas tales como FAMILIA DE SANGRE – FAMILIA ESPIRITUAL, ABUNDANCIA ECONOMICA – ABUNDANCIA EMOCIONAL, SALUD FISICA – SALUD EMOCIONAL,  CONTAMINACION MENTAL – CONTAMINACION AMBIENTAL.

Gracias a los conocimientos tecnológicos de MAJO (quien lo que no sabe lo inventa jajaja) logramos pasar algunas cortas películas. Proyectamos presentaciones en POWER POINT de física cuántica por ejemplo con explicaciones científicas sobre dónde se origina el pensamiento.

Pero lo que más impactó a la gente y que les marcó como funciona el MONO LOCO de nuestras mentes, FUERON LAS PINTURAS DE ROB GONCALVES: el secreto era que cada uno dijera lo que veía. Algunos MONOS LOCOS se activaron y en lugar de decir que veían, trataban de “interpretar” lo que el autor había querido poner en el cuadro.

Esto, además de muy instructivo, fue muy divertido. Y nos recordó a todos como el MONO vé lo que quiere ver, lo que normalmente no coincide con la realidad objetiva.

Huyyyy! Perdón! Me adelanté en el relato de los hechos. Vuelvo al jueves.

 En horas de la tarde ya se nos había reunido otra parte del grupo

Para la noche de ese primer día de retiro estábamos casi todos. Nos reuníamos en mi cabaña y alrededor del fuego de la estufa hogar.

Una de las integrantes del gruo salió de noche con su esposo a sacar fotos desde la zona del puente sobre el Río Angosturas.  Yo me acosté temrpano porque me sentía un poco engripada. Y ahí de golpe dijo “¿Estará Miryam bien protegida?”

Y se dió vuelta y sacó la foto que pego a continuación  a la cabaña donde yo me alojaba.

 

Todos estabamos supreprotegidos por ELLOS.

Lo que a mí me impactó, fue como este grupo se consustanció rápidamente, con respeto hasta en el disenso. Y había una energía tan armoniosa que era digna de ser disfrutada.

¡Qué bien participaron todos! ¡Hasta los niños tuvieron su espacio para expresarse sobre lo que veían y aprendían (¿o recordaban y nos recordaban?)!

En la maravillosa tarde del Viernes Santo, en una cambio interno personal e imprevisto, el organigrama “giró” y subimos todos al cráter del Volcán Batea Mahuida y ahí, al costado del lago que hay a esa altura, realicé una canalización de ángeles que fue espectacular (Espectacular por la energía que nos derramaron y que todos la sintieron). Algunos lloraron, otros se emocionaron, otros vibraron. Y siempre los niños con nosotros.

Y sobre uno de los niños presente, se obtuvo esta foto.

¿Ser de Luz? ¿Activación del cuerpo de luz? ¿Ángeles manifestados? ¡Qué importa la definición si lo que interesó fue que sea lo que sea, permitió ser plasmado en esta foto! Sólo sé y sabemos que no fue el sol ya que la foto fue analizada científicamente por un fotógrafo.

Luego todos de nuevo a Costa Bonita y a seguir trabajando. Ahí se trató el tema de la paz teniendo un corto sobre la vida de este líder que fue GANDHI y quién en definitiva inspiró este rincón de RUECA DE ALMAS.

¡Cuantas sincronicidades hubo con este tema!

¿Cómo? No,  no puedo contarte todo, me harían falta cien hojas.

Y esto es un comentario en una web, no un librito. Perdona, quizá debas venir al próximo retiro y así vivenciar estas situaciones que, la verdad verdadera (utilizando esta expresión que usan los niños, no se puede explicar mucho con palabras).

O quizá yo tenga que escribir el libro.

Bueno sigo intentando transmitirte algo de lo que vivimos.

Ahí, en homenaje al Viernes Santo, cuya energía nuclea a la mayor parte de la humanidad por unas horas alrededor de la espiritualidad, escuchamos la canción NADA TE TURBE NADA TE ESPANTE y vimos el power point sobre Santa Teresa de Jesús.

¡¡¡¡GUAUUUAUUU GUAUUUUAUUUU Y REGUAUUUUUAU!

Puedes llorar si quieres hacerlo porque mucho de nosotros lo hicimos.

¡Qué vibración de amor que había en el grupo!

Fin de la parte 2 de 4

Miryam Dietrich

RESUMEN DEL RETIRO DE SEMANA SANTA 2010 EN VILLA PEHUENIA – CAPITULO 1 DE 4

Hola Hola Hola mi amado ángel humano! Estoy a punto de irme del paraíso en la tierra que se llama COSTA BONITA en VILLA PEHUENIA en la provincia de NEUQUEN.

Y siento que, si me voy de este sitio sin haberte contado todo lo que sucedió en el retiro de semana santa,  cambiaría mi energía y quizá mi memoria humana falle para contarte y compartir con tu hermoso ser, tanta maravilla vivida.

Primero te comento que llegué con mi amado ángel guardián que se llama Lucy y mi memoria viviente que es Majo, el día 28 de marzo luego de un viaje larrrrrgggggooooo.

 Claudio y Griselda nos estaban esperando.

Ingresamos a la cabaña y enseguida tuve el impulso de ir al puente que está sobre el rio Angosturas. Y ahí salió lo que ves a continuación.

Como verás los orbes andaban haciendo una fiesta en el sitio. ¡ Que paz que había!

Y ahí estaba yo mirando la luna y agradeciendo a Dios por cuanto aquello que había imaginado en noviembre de 2009, se iba a concretar en abril de 2010.

Al día siguiente comenzamos a ponernos en acción para recibir a los que venían con todo nuestro amor y con la mejor disposición e impecabilidad.

Y al fin llegó el día tan ansiado. Comenzaron a llegar estos ángeles humanos con su equipaje, sus chácharas, presentaciones y reconocimientos (algunos de esta vida y otros reconocimientos de vidas pasadas).

Ver que hubiera leña, que nada faltara, la cena, la comodidad el agua caliente. Todo eso extremadamente cuidado fue la forma en que Claudio y Griselda recibieron a estos ángeles humanos.

Ah!!!! Y también participaba NIEBLA, el perro San Bernardo que tienen en estas cabañas.  Y estaba derramando alegrías ABROJITO un perro callejero semiadoptado por todos (¡Obvio! ¿Qué me preguntas? ¡Se llama Abrojito porque vive lleno de abrojos!)

Y comencé a recibir mensajes de texto en mi Blackberry de aquellos que no podían venir pero que nos acompañaban desde sus lugares físicos en esta experiencia. ¡Cuánto amor derramaron sobre este encuentro esos mensajes que, además, venían desde lugares físicos muy dispares!

En la mañana del día jueves, seguían llegando mensajes de ángeles humanos que venían en camino. Y mientras desayunábamos vimos pasar las vacas y caballos  delante de las cabañas, porque aquí eso del límite físico no se usa mucho.

Y en el interín, subía el vapor del río hacía las nubes, a medida que la tierra se iba calentando con los rayos del sol.

Fin del capítulo 1 de 4

Miryam Dietrich