2010-03-17, Santa Teresa de Jesús y el retiro de Semana Santa de Villa Pehuenia, Capítulo I, por Miryam Dietrich

¡Como conspira el Universo para que nuestros deseos sean realidad!

Hola mi amado ángel humano! No te das una idea lo atareada que vengo: que desarmo cajas (porque me mudé de ciudad) que corro muebles, que pongo una maceta, que arreglo la camioneta, en fin, todo lo que hace a un gran cambio interno y externo.

Y en medio de todo esto, la organización del Retiro de Villa Pehuenia en Semana Santa 2010 (Provincia de Neuquén), correos que contesto, mensajes en el facebook, respondo el teléfono en fin, tal como sucede en estas épocas especiales que vivimos: mucha movida en todos lados.

El tema es que organizando los temas de Pehuenia, sentí de golpe que debía conectar a la gente con esa poseía de  Santa Teresa de Jesús, la Doctora de la Iglesia que entre otras cosas dice: “Nada te turbe nada te espante quien a Dios tiene nada le falta”. Y comencé a buscar el cd grabado por algún coro con toda la poseía.

Quería la canción pero coral.

No la pude encontrar. Y busqué en Cariló con mi amiga Jela Salas que sabe un montón y medio sobre música. Entre en varios negocios de música en Buenos Aires y en La Plata y nada de nada. Rastreé por Internet y no la conseguía.

Yo sabía internamente que esa música (al igual que unos videos y películas que tengo muy especiales) debía ser la introducción en el Retiro para reconectar a cada uno con lo mejor de sí mismo desde el primer momento de unión en Villa Pehuenia.

Y además no era un capricho mío este de tener esta canción poesía.

Paso a contarte porque realmente aún hoy estoy emocionada con todo lo sucedido que me acredita una vez más que nos movemos en círculo y que no hay ni ayer ni mañana: TODO ES UN ETERNO PRESENTE.

Debo confesarme antes de continuar: CREO EN LOS MILAGROS PORQUE SÉ QUE BASTA CON DESEAR DESDE LO MÁS PROFUNDO DEL CORAZÓN ALGO PARA QUE ESO SE CONVIERTA EN REALIDAD, A VECES, EL MILAGRO SE TOMA SU TIEMPO, PERO SE CONCRETA.

Bueno, ja! ¿Cómo resumirte toda esta maravilla que me ha pasado y que comparto con tu amada alma?

Voy a tratar de ponerle fechas para que no te pierdas en mi relato.

Noviembre de 2009:

Fui a Villa Pehuenia llevada de la nariz por ELLOS porque en realidad quería ir a ALUMINÉ( ELLOS hacen lo que denomino “chistes cósmicos” que se concretan cuando uno dice que vá a un lado y sin saber por qué termina en otro).

Guauuu! Ya llené dos carillas! Es que me emociona tanto… bueno sigo

O mejor dicho, retomo el relato.

Cuando llegué a Pehuenia queriendo ir a Aluminé como te contaba, a los tres días estaba en un sitio X y veo entrar una nena de unos diez a once años. ¡MADRE MIA! ¡Que emoción me embargó! En el acto sentí la ola de amor y pureza que emanaba la niña (te cuento que mientras escribo me acuerdo y se me pone la piel de gallina) y ELLOS enseguida me soplaron al oído que esta niña tenía la esencia de SANTA TERESA DE JESUS LA DOCTORA DE LA IGLESIA.

Dije esto a los que estaban conmigo como digo tantas cosas cuando las recibo y yo por dentro vibraba a una escala impresionante porque esta niña tenía una energía tan fuerte que mi intención interior era arrodillarme frente a ella.

Obvio que no lo hice. Ya aprendí a vivir en dos o tres dimensiones a la par y me cuido de espantar a los que me rodean (aunque a veces no lo logro).

Así que mientras mi cuerpo físico experimentaba una sensación similar a que el corazón me iba a estallar y mis emociones llenaban de lágrimas mis ojos, mi alma se regocijaba en el reconocimiento de otra niña especial.

Internamente agradecía profundamente a Dios por ponerme en contacto con estos niños diferentes (¿ Te acuerdas del relato de JOAQUINES, FATIMAS Y LOURDES que también volqué en la web? Y aún no te he contado la historia del Budita y de Lupe).

Cuando más tarde me contacté con los padres de la niña estos, muy emocionados, me contaron que ellos saben que esta hija es muy diferente, pero muy diferente. Y a veces el AMOR que ella emana produce que sus padres lloren porque tienen miedo que en este mundo casi despiadado, el amor de la niña le acarree más problemas que bendiciones. Y también me mostraron fotos, MADRE MIA, ¡que fotos especiales y tan diferentes! La luz de la niña opaca y ciega a la cámara.

Reservo los nombres de los involucrados porque deseo de todo corazón que esta pequeña siga su evolución humana de la mejor forma posible.

¡Gracias desde lo más profundo de mi corazón a mis amados Guías que me ponen en contacto con estos maravillosos niños y niñas!

Fin del capítulo I (mañana sigo – Guauu y Reguauu! Yo estoy más impaciente por escribir todo que tú por leer. eso sí: te ruego que si esto toca fibras de tu alma, cuentame, escríbeme así yo le cuento a otras almas y seguimos hilando en la rueca).

¡GRACIAS POR LEERME!

Miryam Dietrich