448 – Reflexiones sobre la Muerte, por Miryam Dietrich

Hola angelito humano: desde ayer me encuentro en un proceso de profunda meditación, observación, reflexión y tratando de discernir.
Ayer me enteré de la muerte de un joven mujer. Y casi me sorprendió.
En realidad la muerte sorprende siempre porque nos empeñamos en negar que hacia ella vamos.
La muerte nos recuerda lo fugaz de la vida. Y que cuando nos enfrentamos a ella, vamos desnudos, totalmente desnudos.
La parafernalia que hacen los humanos de la muerte, nos hace olvidar que ésta es solo un paso, atravesando una cortina que por temida no es menos cierta, entrando a la real vida donde viajamos en forma eterna con la luminosidad de nuestra alma.
Desde que nacemos estamos muriendo un poco.
La muerte tiene certeza aunque juega a las escondidas con el Cómo y con el Cuando.
Desde siempre ¿ignoramos? a la muerte, aunque ella está siempre ahí, acechando. Y no por mucho ignorarla, desaparece de nuestro campo.
Recordando la muerte, honro a la vida, en esta ilusión inconsciente, que a veces, a veces, parecería ser una pesadilla cuando olvidamos la esencia de nuestra semilla divina.
Frente a la muerte, desaparecen las “grietas”, los enojos, las rabietas, las peleas, las posesiones, las angustias, los dolores.
Claro que a los humanitos, la “movida” que genera la muerte de alguien cercano, genera reflexión por unos días y luego, a volver vivir la vida, como si no hubiera muerte, y como si esta vida fuera la única vida.
Trato de encontrarme presente en mi muerte del día a día, para poder seguir siendo feliz en cualquiera de las dos vidas. En esta, que es dolorosamente mentida y en la otra… esa que es la verdadera y única vida.
Este escrito me lo inspiró la muerte de Analia Pajon y el dolor de su hermana Daniela Emilce
Sigue volando Analía hacia la casa del Padre. Oremos todos para que este alma se eleve y para que sus seis hijos sepan que , ahora en el cielo, tienen un ángel que desde una nube los espía para ayudarlos en esta nueva etapa de lo que llamamos vida.

344 – El amor y los tiempos de furia, por Miryam Dietrich

Buenos dias casi tardes angelito humano: Hoy es un jueves 6 de marzo de 2014  y deseo contarte que llueve por la zona nuevamente en la zona de cercana a Capilla del Monte – Córdoba (Argentina).

Son tiempos para reflexionar y meditar aprovechando que está lindo para quedarse en casa.

Internet anda con flojera. Los celulares colapsan por alguna cuestión desconocida. Se están cambiando las reglas de juego.
Demasiadas personas que no se hacen cargo de sus actos y omisiones. Demasiadas personas que hablan demasiado con un ausente sustento de sus opiniones. Demasiadas mentiras por todos lados.

Los enojos ajenos que florecen como hongos en días de humedad.

Demasiada violencia en el mundo donde los ayer perdedores hoy son los ganadores y viceversa.

Divisiones y más divisiones. Unos contra otros. Y también ¿por qué no decirlo? demasiadas Ilusiones dentro de la gran ilusión de la Matrix.
La banalidad del mal (Hannah Arendt) es algo que está corriendo por el mundo terrenal como un virus.

Demasiadas quejas. Siglo XXI y todavía algunos gobernantes quieren justificar sus acciones espúreas y utilizan las armas para convencer a la gente que ellos tienen razón. ¡GUERRAS EN EL SILGO XXI! y los borrego Matrix defienden ideales que ni son propios ni los ayudan en su evolución.

Pese a todo lo adverso, mi amiga Gloria Lorente (de los Jardines de Yaya del Camino de los Artesanos en Punilla – Córdoba- ese sitio de exquisiteces en aceitunas en salmuera, quesitos saborizados y muchísimas cosas más todas muy caseritas) quien partió hacia la casa del Padre hace dos días,(de quién escribí en mi perfil de Facebook) y cuyo cuerpo está reposando por tres días (como indican muchas culturas aborígenes y que comparto plenamente) y que despediremos del todo el día viernes sobrevuela por mi campo energético.
Y ella me trae el recuerdo de cuando estuve muerta y me devolvieron, de cuando abrí mis ojos de nuevo en la tierra y lloraba desconsoladamente porque el humano no sabe amar-se.

Bueno hoy te invito: APOSTEMOS AL AMOR. TEN UN DIA ENTERO DONDE MIRES A TODOS CON AMOR, HASTA AQUEL TE HE HA HECHO UNA TRASTADA.
Y mientras a todos con AMOR, PROYECTALO A ARGENTINA, VENEZUELA, RUSIA, UCRANIA, CRIMEA.
¡¡¡¡ya es hora que el AMOR TRIUNFE!!!!

¡¡¡ YA ES HORA!!! ¿Te unes a este día?

327 – Jugando con Ángeles y Caballos – Parte 1 de 4 -, por Miryam Dietrich

Hola angelito humano: paso a contarte lo que fue nuestro juego con ángeles y humanos del fin de semana largo del 22 de noviembre.

Ese día viernes fui hasta Capilla del Monte (Córdoba – Argentina) a dar un Qonclave para un grupo hermosisimo de Marcos y Claudia de Nueve de Julio (Provincia de Buenos Aires – Argentina) . El tema sobre el que conversé fue “HAY VIDA DESPUES DE LA MUERTE”.  Luego pasamos a la parte de Meditación. Una de las señoras presentes recibió un mensaje personalizado de su ángel. Cuando terminé la meditación me quedé gratamente sorprendida con dos hechos que me comentaron: a) la señora que había recibido mensaje personalizado contó frente a todos que hacía unos años había muerto una hija. Y que desde entonces nunca la había “sentido”. pero que, en este encuentro, un minuto antes que en la meditación yo dijera que ella tenía un mensaje, “vió” y “sintió” a su hija “piel a piel” y ahí la pudo despedir.

Fue muy emocionante. Y b) una señora comentó sobre su esposo que se había suicidado. Y conversamos entonces largamente sobre el suicidio.

Terminada esta parte del encuentro, el grupo subió a su combi y yo me fui a buscar a mi grupo que me estaba esperando. Y así, todos juntos, en común unión interna, subimos al campito de Rueca de Almas, en Quebrada de Luna frente al Pajarillo.

Paramos frente a la imagen más antigua de la Virgen de Lourdes, pedimos el correspondiente permiso y seguimos.

Subiendo al campo de Rueca de Almas, Quebrada de Luna – Capilla del Monte – Córdoba – Argentina, por Miryam Dietrich

 Llegamos al campo y desde el mismo momento en que se pisó esa tierra sagrada, las personas empezaron a manifestar en voz altas, distintas sensaciones y emociones.

Y así, compartiendo silencios, nos quedamos en observación del cielo estrellado, pleno y observando EL PAJARILLO. Éramos 32 personas auscultando nuestros corazones en común unión con el Universo.

Hubo diferentes especies de manifestaciones pero lo importante fueron 22 (veintidós) naves surcando el cielo. Era el día 22 y vimos 22 naves. Yo misma quedé gratamente sorprendida. Y emocionada. Y sensibilizada.

Parte del grupo qeu realizó avistajes en el Campo de Rueca de Almas el 22 de noviembre de 2013, por Miryam Dietrich

Fuerte experiencia que merece ser vivida, ya que las palabras son escasas para contar lo sucedido.

Ya te contaré del encuentro con Nadine, los caballos, la terapia con ellos y el juego con los ángeles. Fueron días a plena magia!!!!