462 – Retiro Convivencial entre Ángeles y Erks, por Miryam Dietrich

Hola angelito humano: calor bochornoso. Días pesados que te pegan al piso. Lluvia que tardíamente llega entre relámpagos y rayos. Un presidente visitando a un rey. Elecciones en Ecuador que me llevan a uno de los capítulos de mi libro Negro y Blanca Camino de las Señales.
Piquetes de tiempos pasados tratando de imponerse en este presente. Un cambio de clima que nos tiene a todos desfasados.
Pepe Cibrián molestado. Venezuela sofocada. Y el resto…desconcertados. El Gran Plan de los Reptilianos, funcionando (parecería) a full.
Y aún así, aún así, la FE se anida en mi alma, con el convencimiento que el Humano, el Verdadero Humano salva al planeta tierra de los malvados.
Y en medio de esta vorágine de emociones, vivencias, sentimientos y (parecería) confusiones, aún así algunos apostamos a Nuevos Encuentros de Hermanos Peregrinos que acuden al Gran Llamado.
Te esperamos del 16 al 20 de marzo de 2017 en Quebrada de Luna, en el Campo del Peregrino, para re-cordarnos, abrazarnos, sentirnos y reafirmar la Fe en nosotros, los ángeles humanos.
Escucha el video y siento a tu alma!!!!

Abrazos con plumitas de ángeles llenas de ternuritas para tí en esta mañana

Miryam

456 – Los ángeles y los Seres de Erks en febrero 2017, por Miryam Dietrich

Buen día angelito humano: mientras nos preparamos para el Retiro de Marzo 2017 http://www.ruecadealmas.com/449-retiro-en-quebrada-de-luna-erks-marzo-2017-por-miryam-dietrich/
haremos un tallercito en el Campo del Peregrino el viernes 10 de febrero, ese sitio mágico de Carlos Alberto Gallo​ y Andrea Fabiana Maiuri​ enclavado entre el Uritorco, Los Terrones y el Pajarillo.
Nuevas conexiones. Nuevas y diferentes informaciones. Para qué te encuentras en la tierra. Cómo ayudan los Ángeles. Como son sus señales.

flyer los angelos y los seres de erks_10 de febreroambiada para la web (2)
Los ángeles y los Seres de Erks en febrero 2017 – Quebrada de Luna – Taller, por Miryam Dietrich

Cómo ayuda una canalización con información.
Siempre recuerda pedir PRUEBAS de la información que recibes. Siempre.
Hablaremos un poco sobre cómo todo está en cambio. Y también que significan los cambios para nosotros.
E.R.K.S. palabra mágica que convoca a los peregrinos. Como antes. Como siempre. Cómo cuando algunos angelitos humanos eran kobdas.
Palabras mágicas desgranadas a través de los tiempos. muchos nombres, diferentes lugares pero UNA SOLA ESENCIA: EL AMOR INDESCRIPTIBLE HACIA EL GRAN CREADOR COMO FUENTE DE ILUMINACIÓN.
Silencio. Quietud. Observación. Discernimiento.
Abrazos angelados de quien, en su búsqueda del conocimiento, se acuesta todas las noches como una anciana sabia y se despierta como una bebé de pecho.
Te-me amo

Miryam Dietrich

 

440 – Erks, Los Terrones y el silencio, por Miryam Dietrich

Buen día angelito humano: Días de silencio. Presión bajando. Retroalimentando mi SER. Silencio externo. Silencio interno. Música clásica barroca. Letras que salen de mi alma, formando las frases de mi próximo libro.
Y en el fondo, “LOS Terrones” Parque Autoctono, Cultural y Recreativotapados por las nubes pero manifestando a los Seres de Erks con un arco dorado.

2016-10-15 Los Terrones y el arco dorao
Los Terrones, Erks y un arco dorado, por Miryam Dietrich

Los Hermanos Mayores de ERKS trabajando, ocultos en la nubes para no ser agobiados por aquellos humanitos que buscan mirar las naves sin observar los que les pasa dentro en cada contacto.

Espacios multidimensionales comprobados.

SILENCIO. OBSERVACIÓN. DISCERNIMIENTO.

Los buenos parecerían estar enterrados bajo las montañas de noticias aciagas, cada vez más deprimentes, cada vez más perversas, cada vez más neutralizantes de las Luz que proyectan nuestros hermanos de Erks.

LAS PROFECÍAS SE ESCRIBIERON PARA QUE REACCIONEMOS Y NO PARA QUE SE CUMPLAN.

Pero muchos humanitos se regodean cuando las profecías negativas de los videntes se cumplen.

Demasiadas palabras que se usan para… no decir nada nuevo.

SILENCIO.

430 – Los ángeles de ERKS y el primer día del segundo campamento, por Miryam Dietrich

Buen día angelito humano!!! EL PUMA ( uno de mis dos animales de poder) manifestado en la piedra y ERKS.
Ayer fue el primer día del 2do Campamento de Erks en el Camping del Peregrino.
¡¡¡Re guauuuuuu!!!

El Puma y erks
El Puma y el primer Día del Segundo Campamento de ERKS, por Miryam Dietrich

Voy a tratar de hacer un breve resumen, para que tú a la distancia, puedas disfrutar de este encuentro.
Sol a pleno. Suaves brisas. El Uritorco, Los Terrones y el Pajarillo custodiados por una leve…¿bruma?.
Mucha gente. Humanos despiertos, algunos semidormidos y otros.. roncando en el mundo de las ilusiones … pero todos… todos ahi estaban.
Cien médicos colombianos que pasaron brevemente por el espacio físico y que observaban todo muy asombrados.
Reencuentros. Nuevos amigos. Y otros que casi había olvidado. Carlos Alberto Gallo como un director de orquesta, presente junto con Andrea su esposa y Cuca su suegra, en todos los detalles.
Mario Frontera Tulian dió el primer puntapié a este juego de energías erkianas.
Un super guardián africano que se llama JEZ-BE-DIAH visto por otra vidente que no era yo. El mismo que aparece en la página 208 de mi libro NEGRO Y BLANCA CAMINO DE LAS SEÑALES.
¡¡¡Guauuu y reguauuuu!!! Mi piel erizada. Emoción pura. Lágrimas apuntaladas en el dique de mi mirada.
Cielo claro. Humanos conversando pero al escuchar a los hermanos angelitos humanos compartiendo su conocimiento… todos callados.
La energía se sentía. Se olía. Estaba ahi, pegada a nuestros cuerpos… esos cuerpos de que a ratos olvidábamos que eran humanos.
Un par de conejitos, en dos macetitas de lata que me trajeron recuerdos de mi infancia y que Cuca trajo para poner color en el alma de aquellos que le pedían un trozo de torta o un poquito de pizza, en los espacios en blanco que el encuentro dejaba.
Colores en las vestimentas, emociones profundas en algunos rostros, y los ángeles de ERKS… presentes… custodiando.
¡Pucha que mi alma andaba desde hacía rato, anhelando el re-encuentro de hermanos!
Y el Puma, mi amado Puma, siempre vigilando.
Su fuerza dijo Presente en este encuentro de humanos que de la mano de Carlos Alberto Gallo volvieron por un rato a su pasado, el que corresponde a los ancestros de esta vida y al origen de aquello, que si bien al humano pertenece, el humano ha olvidado.
Canciones en el aire, hablando de la tierra y una impertérrita mariposa blanca anunciando la primavera que está saliendo a nuestro paso.
Mi amiga Stella Maris Manzo, con el alma con diez ojos, observando todo casi en colapso.
Escuché hablar de el Cóndor y el águila pero luego, mirando el cielo, me fundí en él porque mi alma… mi alma estaba volando.
Te transmito angelito humano, el amor y la energía erkiana que derrumbó a todos los Monos Locos, dejando solo una estela de amor a su paso.
Te abrazo y con millones de ondas electromagnéticas del amor de hermanos autoconvocados, te doy un beso en tu frente con el más puro amor, ese amor, que pareciera… que los humanos hemos olvidado.

PD: antes de la última parte de la meditación bajo el cielo estrellado, se quemaron todas las lamparitas del baño y sus adyacencias.
¡¡¡Ja!!! Mira lo que hemos juntado en energía electromagnetica del amor, de esa que Dios nos ha regalado

383 – Entre el Uritorco y Los Terrones, señales de los Ángeles, por Miryam Dietrich

Hola angelito humano: comparto contigo esta experiencia, para que, cuando desees venir a verme y realizar este viaje sagrado, puedas hacerlo en silencio dejando que hable tu alma.

Es un día cualquiera de este mayo de 2015, desconcertante en su clima. Día de a ratos con sol y de a ratos nublado, alternando calor y frío sin climas intermedios. Vamos trepando con la camioneta un caminito que parece olvidado.

A mi lado una amiga: la portera del sitio. En la caja, Dam ladrando de tanto en tanto para hacer notar su presencia. Nubes bajas. Montañas que se esconden detrás de ellas. Continuamos trepando. Vacas cortando la huella. Hacemos un alto. Fotos. Sonidos del silencio.

Mariposas. Allá abajo vacas que chiquitas se ven, mugiendo en su canto a la vida. Y el mugido rebota en los ecos de tantas montañas, valles y cauces de ríos secos.

Las vacas (puntitos negros) en el fondo, por Miryam Dietrich
Las vacas (puntitos negros) en el fondo, por Miryam Dietrich

Seguimos trepando. Curvas. Contra curvas. Caballos. Nos detenemos para mirarlos.  Uno muy descarado, apoya su hocico en el capot de la camioneta. Le hablamos cual si humano fuera y el  se retira obediente, es más, diría casi con pícara sonrisa.

Continuamos el camino angosto, con precipicio de un lado y montañas del otro. Piedras sueltas.

¡Oh!, ¡Sorpresa!  Las montañas salen de su escondite porque las nubes se escapan.

Camino difícil en tramos. Como el Camino de la vida. Como cuando queremos entender las señales de los ángeles y sólo hacemos caso a nuestra mente, complicando lo incomplicable.

En un punto, el Uritorco, macho, bravío, misterioso. Estando tan lejos, lo sentimos tan cerca.

Cerro Uritorco escondido detrás de las nubes, por Miryam Dietrich
Cerro Uritorco escondido detrás de las nubes, por Miryam Dietrich

Abajo, se corre el telón de la naturaleza y aparecen Los Terrones, como alfombra de remotas eras glaciarias tendida a nuestros pies.

Dejamos la camioneta. Continuamos caminando casi observando tanta maravilla, tanta naturaleza. Dam va saltando, feliz, ora avanzando, ora esperando.

Dam y las vacas a metros de Los Terrones, por Miryam Dietrich
Dam y las vacas a metros de Los Terrones, por Miryam Dietrich

 

Hablamos en susurros. Pisamos tierra sagrada. Tierra poco hollada por el humano. Cantando desde el ombligo del alma, invocamos a Dios, a María la Madre Universal,  a las Jerarquías de Erks, a los ángeles, a los espíritus de los comechingones que en otras vidas galoparon este tramo de la tierra.

Dam, Los Terrones y yo, por Miryam Dietrich
Dam, Los Terrones y yo, por Miryam Dietrich

Y con el canto las nubes se elevan definitivamente y el sol aparece acariciando nuestras presencias.

Canto casi en susurros. Compartimos silencios. Sentimos las “presencias”. Entramos en el túnel del tiempo del no tiempo.

Allá abajo, entre las figuras insospechadas de Los Terrones, las Condoreras.

Viene un cóndor. Luego dos, tres, cuatro. No sabemos si machos o hembras. Planean sobre nuestras cabezas. Dam se queda quieta.

Cóndor sobre el "techo" de Los Terrones, por Miryam Dietrich
Cóndor sobre el “techo” de Los Terrones, por Miryam Dietrich

¡¡¡¡Guauuuuu!!!! Nuestras almas se elevan, y se elevan, y se elevan. Casi como si fuéramos barriletes o cóndores.

Me siento Cóndor y tengo ansias de volar junto a ellos. Quiero ser cóndor para acercarme más a Dios  más… desde el cielo me recuerdan que mi misión es aún, caminar la tierra.

Atrás han quedado los acosos políticos, sociales, económicos, culturales.

Casi duele la nariz, de respirar este aire tan puro.

Nada nos altera en el silencio compartido.

Lentamente las nubes bajan cambiando  la mirada, porque el Uritorco se llama a dormir, ocultándose de la humanidad deshumanizadamente manipulada.

Volvemos sin querer volver,  a paso cansino hacia el vehículo. Mi amiga cierra el sagrado encuentro, con sus palabras, con sus sentires, con sus emociones y pensamientos.

Suena el celular. “Retornamos” a la tierra en forma casi abrupta, porque el sonido sonó a chirrido, a cosa extraña no apta para ese sitio.

¿Una manifestación sobre Los Terrones?, por Miryam Dietrich
¿Una manifestación sobre Los Terrones?, por Miryam Dietrich

Comenzamos el descenso de los más de 1900 metros sobre el nivel del mar.

Retorno en primera con la 4×4 puesta. Saliendo de una curva, nuevamente los caballos ahora detenidos en la frágil senda. Aparecen tres, cuatro y se agrega un quinto que ni sabemos de dónde vino.

Al sonido insólito de la bocina del vehículo comienzan a trotar por el angosto camino, acompañando nuestro descenso. Y trotan por delante, sin abandonar ni por un instante la huella. Los humanos abandonamos la “huella” a cada rato, pero los caballos … ellos respetan el sendero que les ha sido “dado”.

Sentimos que nos cuidan, que nos guían, que nos dan señales  porque llegan con nosotras hasta el cauce del río y ahí se despiden, perdiéndose en el monte, entre piedras y espinillos, al trote tranquilo de los que saben que han concluido lo que debía ser hecho : acompañarnos.

Las montañas son como la vida. En cada curva hay un cambio, una posibilidad.

“ELLOS” nos dejan señales, marcándonos el camino, señales que demasiadas veces ignoramos por andar muy distraídos creyendo que esta vida es la única vida cuando en realidad nuestras almas realmente viven …  cuando morimos.

Miryam Dietrich

Septiembre 2011 – Ongamira, Rueca de almas y retiro vivencial con ángeles, por Miryam Dietrich

Amado angelito humano: hoy es 13 de agosto de 2010 y he concertado el encuentro retiro con Ángeles en Puerta del Cielo en el valle de Ongamira, Ongamira sitio de los comechingones existente en Córdoba.

Mucha historia y muchas vivencias.

Muchos silencio y mucha paz.

Muchas dimensiones y varias situaciones.

Prepara tus vacaciones para esa fecha y ven a disfrutar a cielo abierto, en la Puerta del Cielo, la presencia energética de ELLOS.

Te esperan y por eso, yo también te espero

Miryam Dietrich