421 – Francia, Turquía y el Mono Loco, por Miryam Dietrich

Hola angelito humano: mi cumpleaños. Afecto recibido. Llamadas. Notas. Amigos compartiendo un almuerzo. Mis hijos, desde lejos, presentes. Mis sobrinos amados. Y sus hijas.

Escribiendo el nuevo libro. Mayhuma. Ángeles. Recuerdos. Emociones. Credo Mutwa Zulu que se acerca a sus 95 años. Maestro de maestros sin decirse maestro.

Uritorco nevado
Uritorco nevado en sus cumbres. Julio 2016, por Miryam Dietrich

Leña encendida que calienta mi cuerpo y mi alma recordándome viejos tiempos. Releyendo mis más de 50 cuadernos para poder plasmar mis experiencias en el nuevo libro, con justeza y veracidad.

ERKS. Sentimientos de elevación en medio de tremenda confusión. Aranguren  ¿angurriento? desvergonzado que no renuncia a su cargo, dejando el tarifazo como una cuestión menor, ante la infracción a las normas de ética como sus acciones de Shell y las concesiones graciosas para el gas y su transporte. Aranguren y Magdalena una deuda eterna de aquel que no creyó que desde el cielo lo miran. Despreciado y vilipendiado por el pueblo comienza a recorrer el camino del destierro. ¿Quizá la famosa empresa, la que hoy representa ante el mundo la actual reina de Holanda, haya aportado a la campaña del que hoy quiere ser bien amado?

Mucha tela para cortar. Maradona suplantando a Dios, condenando a diestra y siniestra. Cristina victimizada, cual paloma inocente se siente maltratada. Tinelli ya sin límite en su papel de bufón riente del que poder tiene y se aburre ya, hasta pensando en su propia muerte. Abogada Hot de tenebroso pasado y las autoridades hacen de cuenta que no ven nada, claro que ella aumenta el rating de lo que ya no puede ser ampliado.  Opus Dei y el Papa Francisco. Azoramiento espiritual. Las Monjas que no son monjas(¿?) .

Y en el Gran Plan Reptiliano, un nuevo atentado en Francia, que alimenta el miedo y enloquece a la gente. Muertos y más muertos y familiares desesperados reclamando seguridad.

Imposible de creer que la camioneta pasó todos los controles de seguridad sin ser detectada. Turquía sorprende. Y siempre los de Oriente son los malos, aunque los peores se encuentran del otro lado. Buscando excusas para instaurar el gran plan donde, bajo la apariencia de seguridad, se nos impondrá una cárcel real.

Las gaviotas australes están presas por su clima. No pueden volar más allá porque morirán (Cuadernos de Erks).

Y a los humanos se nos quiere encadenar, pasando de la prisión mental  a una de barrotes pesados y con límites demarcados. Chau libertad.

Dólares por todos lados. Vuelan valijas y se abren las cajas fuertes. Casanello desorientado y Oyarbide bailando con Copola en escenarios desorbitados. Melazzo seriamente cuestionado porque ejerció un poder que no se le había sido otorgado.

Y los Monos Locos más que activados. “Es hermoso sufrir sufriendo” parecería ser que dicen los que pelean con otros, aunque algún ángel humano le regale la varita mágica para cambiar de estado.

Y más y más divisiones entre hermanos.  El Mono Loco ataca y ataca y ataca. Y aunque no sabe que necesita para salir de la angustia,  se enoja porque aunque no sabe nada, no quiere aquello que angelicalmente se le ha dado.

“De este modo no es” aunque de lo que ES no tiene registro ni sabe porque nunca se ha conectado.

Ausencia del Compromiso de la Palabra. La Observación, Reflexión y Discernimiento han sido arrumbados.

El cariño es despiadadamente triturado.  Y así andan algunos ángeles humanos, vagando y sufriendo de lado a lado.

El Mono Loco parece triunfante y dice “que hermoso es sufrir y rechazar la varita que los ángeles me han dado”

El Mono Loco ataca, confunde, critica, disiente y en la cárcel mental te tiene aunque tú ni cuenta te has dado.

Sigamos trabajando por los que quieren dejar de sufrir, dejándonos abrazar por los ángeles muy amados  y comprometiéndonos en el día a día, con nosotros y con los de al lado.

222 – Un viaje al mundo de Jesús – Via Christi – Junin de los Andes (Argentina),Capítulo 2 de 2 por Miryam Dietrich

222 – Un viaje al mundo de Jesús – Via Christi – Junin de los Andes (Argentina),Capítulo 2 de 2  por Miryam Dietrich

Continúo mi historia

Hola amado angelito humano:

Cada vez más silenciosa (si eso era posible) con una Sor Cristina compañera de ese particular camino me sorprendía en cada imagen. Y agradecía a ALEJANDRO y su presencia en la tierra.

Y cuando me enfrenté a la imagen de Jesús y la bienaventuranzas, quedé absorta mirando a todos los seres que esas imágenes representaban: entre otros, frente a un Jesús Pleno Elevado Flotando, se encontraban La Madre Teresa de Calcuta, Laurita Vicuña, Marthin Luther King, el Padre Mugica y mi Maestro e Inspirador Ghandi.

Toqué a Gandhi,me abracé a Gandhi y realmente me pareció significativo para mí, su presencia en ese lugar. Te recuerdo angelito Humano que esta web se llama RUECA DE ALMAS, en homenaje a la rueca que utilizaba Gandhi.

Gandhi y Miryam Dietrich – Via Christi – Junin de los Andes

Y de golpe…¡zas! Ahí estaba la imagen de Jesús en el Gólgota. Su Pasión, su dolor, su clamor al PADRE.

Y sentí un irrefrenable impulso de ir hacia EL. Dejé los bastones a un costado y me recosté sobre ese maravilloso SER. Lo abracé. Lo mimé.

Jesús en el Gólgota. Via Christi . Junin de los Andes, por Miryam Dietrich

Lo AMÉ una vez más. Y desde lo profundo de mi ADN salió un clamor silencioso, mental “DEJA DE SUFRIR POR LOS HUMANOS. POR FAVOR DEJA DE SUFRIR. TÚ ERES Y SERÁS POR SIEMPRE LA ALEGRÍA MISMA DE LA CONEXIÓN CON DIOS. TE AMO CON TODAS LAS FUERZAS DE MI SER. GRACIAS POR ESTE RE-ENCUENTRO. TE AMO”

Y me levanté en un estado interno diferente. Y pensé: ¡Cuántos humanos hay que definen la vida de Jesús, que si murió en la Cruz, que si no murió en la Cruz, que si su historia es real, que la distorsionaron a lo largo de los siglos, que Jesús dijo bla blablá que Jesús no dijo bla bla bla!

Y muy adentro mío, sentí que todas esas elucubraciones mentales carecían de importancia.

Para EL, desde EL y hacia EL lo único que realmente interesa es el AMOR.

Y el AMOR no se piensa. Sólo se siente.

Espero angelito humano poder transmitirte por estas pobres líneas mi estado interior. Es algo ….¡sin palabras!

Y llegué a la Imagen de Jesús y María Magdalena.

AHÍ LAS LAGRIMAS PUGNABAN POR SALIR. ¡Cuánto significado para mi vida esas dos imágenes!

¡Cuántos recuerdos de mi vida racional de abogada ambientalista!

Via Christi de Junin de los Andes – Jesús y María Magdalena por Miryam Dietrich

¡Ay Magdalena, Magdalena! ¡Cuántas señales y significados tiene ese nombre!

Como antaño en la historia, hoy aún hay quienes cuando aparece la palabra MAGDALENA, desean ignorarla en toda su esencia. ¡Cómo si eso fuera posible!

Parafraseando a Claudio María Dominguez, hay demasiados humanos que no se hacen (ni se han hecho) cargo del daño que proyectan desde el querer ignorar todo lo sagrado.

Y cuando se dice MAGDALENA, sea referido por ejemplo a María Magdalena la amiga de Jesús o al pueblo de Magdalena, ó a los libros sobre Magdalena, alguien debe hacerse cargo.

¡Cuánto olvido que hay en muchos humanos de lo sagrado de los nombres. Y sobre todo de ciertos nombres!

Gracias amada Hermana Elda por haber sido una de las precursoras (en silencio y sin ostentaciones) hace once años atrás de esta magnífica obra.

Gracias por haber buscado físicamente a este ser alado que se llama ALEJANDRO.

Alejandro Santan trabajandocon la imagen de Jesús – Junin de los Andes, por Miryam Dietrich

Gracias Alejandro por traer a la tierra un pedacito del cielo. Y sobre todo GRACIAS POR UNIR A PUEBLOS DIFERENTES QUE EN EL PASADO ESTUVIERON ENFRENTADOS.

Gracias Sor Analía y Sor Cristina por haberme hospedado con tanto amor y haberme hecho sentir una niña nuevamente, como cuando estudiaba en las aulas del Colegio de Rawson.

¡Gracias Mamá Sor Agustina Castro por ser mi Guía, ahora desde el Cielo!

Me encuentro escasa de tiempo, muy cansada físicamente, con muchísimas tareas pendientes pero no podía esperar para narrarte esto por mí vivido.

Con Jesús en mi corazón, plena de amor, comparto contigo ángel humano esta increíble experiencia. Sin definiciones. Sin Dogmas. Solo con AMOR

2009-07-18 Antakarana y las señales – Libros, internet, películas – Parte VI por Miryam Dietrich

En la semana que pasó, fui a Cariló a visitar a una de mis amigas, Vanesa, que trabaja en una librería. Conversamos un poco de temas generales, hablamos de nuestro tema principal que son los ángeles y luego me fui a la farmacia que se encuentra en la misma galería.

 Al salir de este negocio, miro distraídamente la vidriera de otra librería y ahí casi cuando físicamente ya traspasaba la vidriera, veo un libro alcanzo a distinguir la frase PAULO COELHO.[1] Me detengo, retrocedo y  leo detenidamente el título del libro que se llama “El vencedor está solo”. Y al instante ese título me atrapó.

 Vuelvo a ver a mi amiga, le pido el libro desde la puerta (ella estaba atendiendo gente), me contesta que no lo tiene y parto a otro negocio.

Estoy en este otro local haciendo unas compras cuando ingresa corriendo Vanesa, quién  me muestra un libro que traía en la mano y me dice: “Mirá, acabo de abrir un paquete de encomiendas-que recién recibí- con libros nuevos y éste fue lo primero que ví”. Y pone el libro en mis manos.

 Era el libro de Coelho.

 Ahí, en ese momento mi instinto me dijo que eso no era casualidad. Así que compré el libro y vine a mi casa a leerlo.

 ¡Grande fue mi sorpresa cuando llego a la página 19!

 Te cuento. El libro indicado dice en el cuarto párrafo de aquella página: “Y solo Dios sabía el resultado de ese encuentro. Igor, católico ortodoxo, había hecho una promesa y un juramento en una iglesia de Moscú, ante las reliquias de Santa Magdalena que permanecerían en la capital rusa durante una semana para que los fieles pudieran adorarla.”.

 Marqué el párrafo en el libro y seguí leyendo.

 La mención de Magdalena, hizo que en mi cerebro sonaran campanillas de alerta cómo cuando una sabe que algo está por ocurrir sin saber que.

 Y mientras leía me sorprendía al ver cuanta similitud de convicciones marcaba el autor del libro con lo que pienso y siento, entre otras cosas, sobre la moda.

 Bueno, pero no quiero ni distraerte ni distraerme.

 Ayer, sábado 17 de julio en horas de la mañana chequeo mi correo electrónico de Hotmail y ahí veo un correo de Rita Calderón[2]. Ella tradujo del inglés al español un artículo de la web http://www.eraofpeace.org/newsletters/es/newsletter-es.php. [3]Me llama la atención el título “El plan divino se está develando paso a paso” y me pongo a leerlo.

Y fijate con lo que me encuentro: “El 22 de Julio, habrá un muy poderoso Eclipse Solar de Luna Nueva.  Este es también el día que se celebra como el Día de María Magdalena.  María Magdalena representa el Amor Natural de la Conciencia Crística y ella ha mantenido el espacio sagrado para el retorno y equilibrio del Divino Femenino durante milenios. En este día, los recientes poderes del Divino Masculino y Divino Femenino dentro de cada hombre, mujer y niño en la Tierra, serán elevados hacia las más altas frecuencia de la 5ª Dimensión de Luz Solar que podamos soportar.  Este es el impulso inicial de la Transfiguración de las masas de la Humanidad de los Seres Humanos basados en el Carbón de 4ª Dimensión hacia los Seres de Luz Solar con base cristalina de 5ª. Dimensión.”

Recibo otra información que me indica que el 22 de julio se producirá una eclipse solar total y que además, será el eclipse más largo del siglo XXI. http://es.wikipedia.org:80/wiki/Eclipse_total_del_22_de_julio_de_2009

Ya a esta altura estaba sumamente asombrada. ¡Hummmm! ¿Era un chiste cósmico o una señal indicadora?

(Mirá las fotos en http://www.ruecadealmas.com/2009/07/2009-07-22-eclipse-total-se-sol/)

 Ya tenía dos campanitas de alerta sonando en mi cerebro. Y cuando eso pasa, la adrenalina circula por mi sangre a tremenda velocidad.

 Pedí entonces a los GUAIS señales claras- Yo quería tener la certeza sobre si la mención de MAGDALENA por dos medios distintos (un libro y un email)  eran señales que indicaban lo que yo creía que indicaban.

 Me fui a Madariaga. Compartí Vivencias con Ángeles para los que fueron a la casa de mi amiga Selfa.

 Y me volví como siempre mirando el cielo –ya era de noche- observando las estrellas y las que no son estrellas y pidiendo desde lo más profundo de mi corazón que ELLOS me guiaran hacia el sendero del adecuado camino para mi evolución como persona y como espíritu.

 Llegué a mi casa, ya eran las 22 horas y yo estaba en ese estado amoroso en el que quedo luego de canalizar y vivenciar a los Guias para otras personas.

 Y así, distraídamente mientras me organizaba la cena, prendo la TV para “bajar” definitivamente a la tierra.

 Y mientras cenaba haciendo zaping, ¡zas! aparece en unos de los canales una película la que en el momento exacto en que hago zaping y quedo en ese canal – instantes antes de saltar a otro- mencionan en la película  a María Magdalena.

 ¡Basta! Me dije a mi misma. Y no salía de mi asombro.

Interiormente supe, con una convicción espiritual que carece de sentido racional, que era el tiempo de Magdalena.

Aquel  es un nombre muy importante en mi vida y ha marcado un antes y un después.

 

Y entre el antes y el después, no hubo recreo. Pasé de golpe a integrar la situación con Magdalena como parte de mi misma, de mis hijos, de mi familia y amigos todos.

 

Los que me conocen saben de que estoy hablando. Y los que no me conocen deberán esperar a que, cuando todo se concrete en Magdalena, yo venga y les cuente.

 

¡Aún hoy estoy sorprendida!

 

Magdalena en el éter ya se ha concretado con el mejor resultado que significa el mejor bien para todos los involucrados.

 

Ahora sólo falta bajarlo a la tierra.

 

¡Guauuuuuu y reguuuaaaaauuuuu!.

 

Tranquilo. Prometo que te voy a contar. Juro que desde mi impaciencia humana quisiera contarte todo a borbotones, más…. debo esperar.

 

Ten paciencia mientras yo…. me pongo todo el mejor ánimo del mundo para que se concrete en esta 3ra dimensión.

 

Abrazos de plumas de ángeles mientras redimensionamos la imagen de María Magdalena. (hey hey! Para. No sigas pensando. No es lo que te imaginas. Stop.)

 

 

Miryam Dietrich

[1] En otro momento comentaré mi relación con Paulo Coelho y como fue uno de mis grandes Maestros por espacio de tres horas, en Recoleta, Buenos Aires, Argentina en la que pude conversar con él y cómo en ese espacio de tiempo lineal tan escaso, aprendí tantos principios que aún hoy dan su fruto.

[2] Ya he nombrado a Rita: es una amiganauta (porque no nos conocemos personalmente sino por Internet)  y vive en México.

[3] Patricia Diane Cota-Robles es la autora del artículo