1 de enero de 2010 Puertas del Cielo por Miryam Dietrich

Te cuento que el 1 de enero de 2010 fuimos con Julia a Puertas del Cielo, un sitio muy particular que se encuentra pasando Quebrada de Luna, el Valle del Silencio, las Cuevas de Ongamira y un poco más allá, después de una buena trepada, se llega al sitio indicado.

Puertas del Cielo es un sitio muy especial para todos los amantes de observar el cielo, mirando las estrellas, aprendiendo a diferenciar con la vista un avión de un satélite o de una nave. Algunos dicen que en ese sitio se aprecian las luces de la ciudad intraterrena de Erks.

De mi experiencia de diez años de visitar el sitio, puedo expresar sin temor a equivocarme, que hay un silencio especial y que a veces aparecen globos de luces (manoplas) que se acercan a quienes están en ese sitio en actitud de respeto y lo que se experimenta es una profundísima paz en algunos casos y en otros, profunda emoción. Las luces aparecen a lo lejos y es como una gran ciudad en medio de la noche.

Una de mis amigas versada en el tema de avistajes que se llama Lina Castro, nos había dicho días anteriores que últimamente en Puertas del Cielo no se podía ver nada porque había demasiadas nubes bajas y como una fina llovizna. Había “recibido” que debía llevar a Julia a dicho lugar el 1 de enero y así ambas partimos, obedientes, hacia ese sitio mágico.

Se veía desde el camino una gran tormenta y nubes muy bajas, así que, enseguida nuestros “monos locos” expresaron que difícilmente veríamos algo.

Arribamos alrededor de las 20 horas o sea que todavía era de día.

 Comencé a rezar en voz alta y enseguida aparecieron las luces a lo lejos. Eran luces muy puntuales y por encima de las montañas. Dos, tres, dos. Así se veían. Alrededor todas nubes de tormenta pero en ese escenario había claridad de atardecer. Nos emocionamos. Era sin lugar a dudas un recibimiento.

Estando ahí “recibo” con una claridad absoluta que a las 21 horas debíamos irnos.

Y entusiasmada como estaba, comencé a sacar fotos. En la primera salió lo que ves a continuación.

Foto a)

Pero en las restantes de las que solo pongo una para que comprendas, NO SALIA NADA DE NADA. Sacaba la foto, la miraba y veía en la cámara fotográfica todo negro. Levantaba la mirada y la posaba en el horizonte y veía todos los colores del atardecer. Volvía a sacar fotos. Y otra vez todo negro. Y sin embargo en el horizonte había colores. Y estaban las luces.

Foto b)

Dejé de sacar fotos y me concentré en la oración. Obtengo la última toma donde si la miras detenidamente en el fondo se ven dos puntos de luz que eran las luces que veíamos.

Foto c)

Una lección inolvidable: ELLOS SE MANIFIESTAN EN LAS FOTOS CUANDO ELLOS LO DESEAN. Terminamos el encuentro con unos sonidos de un cuenco tibetano que había llevado Julia, que en la reverberancia del lugar, sonaba a música celestial.

Y otra vez nos recontraemocionamos. A las 21 horas en punto, las nubes taparon todo el horizonte y dejamos de ver las luces.

Volvimos en silencio todo el camino, paladeando para adentro tanta maravilla, recapitulando sobre una nueva lección aprendida y permitiendo que nuestros oídos conservaran los sonidos del silencio y del cuenco tibetano. Y en cuanto a nuestras retinas ….¿que decirte? Captaron mucho más que lo que indican las fotos.

GRACIAS AMADISIMOS GUIAS, una vez más, POR LA LECCION APRENDIDA

Miryam

31 de diciembre de 2009 – Recibimiento del año 2010 por Miryam Dietrich – Parte 4 de 4

Parte 4 de 4 (4/4)

 Hay un conocimiento popular, que viene desde tiempos remotos de la historia, desde cuando los dueños de las tierras eran los COMECHINGONES, que ahí en el PAJARILLO se encuentra uno de los portales de ERKS, la ya hoy conocida ciudad intraterrena. (Para citar a una fuente muy confiable, te recomiendo que ingreses en  http://www.erks.org/

Bueno, ahí estábamos y la paz nos inundaba.  Seguíamos sacando fotos.

¡Cuántas emociones nos recorrían! Rezamos y rezamos y pedimos paz, luz, amor y el despertar para toda esa parte de la humanidad que aún permanece dormida y cree que lo material es el fin de la vida.

Foto 10

Foto 11

Foto 12

Orgones? Manifestaciones de ELLOS? Interprétalo como tu lo desees pero no puedes negar su presencia en las fotos pero ahora mira la que sigue y observa esa bola de pura energía en movimiento hacia nosotras

Foto 13

A las 21.10hs nuestras almas estallaban del más puro gozo del más perfecto AMOR que hemos experimentado en nuestras vidas en esta tierra.

Observa la foto que sigue a continuación. Vos, la que sos la fotógrafa, mírala, toma la distancia, analízala, dala vuelta, compara con el techo de la camioneta. Y luego dame tu opinión de científica y escéptica. 

 Sé perfectamente que a ti también de vá a envolver  la más pura emoción.

Foto 14

A las 21.21 tomamos la que ahora identifico como Foto 15. Mira el punto de luz arriba a la izquierda.

Foto 15

Lo que nos causó mucha gracia a Julia y a mí fue como desde nuestras mentes, habíamos cada una de nosotras desarrollado un escenario en el campo para esa noche. Por ejemplo: pensé que iba a ser de tal o cual manera, y que a las doce de la noche íbamos a hacer tal o cual cosa.

Foto 16

Y nada de eso pasó porque los tiempos de ELLOS no son los nuestros. Y cerca de las 22 horas ambas a la vez, sentimos que ya había terminado lo que habíamos ido a hacer y a recibir (aunque hoy aún no sabemos muy bien que nos pasó o que recibimos).

Foto 17

Descorchamos una botella de Champagne que alguna vez Gustavo había dejado en mi casa hace unos años atrás (¡Gracias Gustavo!) tomamos unos sorbos en unas copas que habíamos comprado especialmente para la ocasión, brindando por ELLOS, por nosotras y toda la humanidad, recogimos las cosas y muy despacito cerramos la tranquera de ATHON y nos volvimos a paso de hombre por la Quebrada mientras nuestras almas saboreaban las mieles experimentadas.

Hoy se nos fue el día armando todo esto para que vos lo conozcas pero estoy y estamos felices de poder compartirlo.

Foto 5

Esta ultima foto, donde se vé la luna (esa noche era de Luna Llena) la tomé a las 21.27hs o sea un rato antes de irnos.

La botella de Champagne (vacía por supuesto), las copas y unos escritos especiales, van a ser guardadas dentro de la piedra fundamental de la primer casa de ATHON para ser abierta dentro de 500 años o sea el 1 de enero de 2510.

Ya a esta altura el 1 de enero ha transcurrido y yo nada más tengo para transmitir.

GRACIAS

Fin de la parte 4 de 4 (hoy ya es 2 de enero y voy a colgar lo que sucedio anoche 1 de enero en Puertas del Cielo)

Miryam Dietrich

31 de diciembre de 2009 – Recibimiento del año 2010 por Miryam Dietrich – Parte 3 de 4

Parte 3 de 4 (3/4)

 Continúo con la historia de ayer (Hoy cuando escribo esto es 1 de enero de 2010).

Llegamos, ubicamos dos reposeras mirando el sol.

Licht  corría con una alegría y una energía inusitadas, y, Julia y yo comentábamos: “¿De donde saca pila este perrito para correr tanto a esta hora con todo lo que anduvimos?” Y riéndonos decíamos que podía hacer la publicidad de las pilas Duracel.

En silencio luego, bien abrigadas porque soplaba mucho viento, nos dedicamos a mirar el horizonte.

Y veo al rato una nube quieta  por sobre las nubes que allí pasaban.

Las nubes se movían de izquierda a derecha pero esa aparente nube estaba detenida fija y se veía en perspectiva por la distancia, como grande. Saco la foto que si la miras detenidamente, la puedes ver arriba a la izquierda como un reflejo metalizado. Era una nave.

 

Para que tengas una idea clara de las distancias y las perspectivas, saco la foto número 2 a las 20.19 horas, donde muestra una parte del camino que vá desde Ongamira hacia la ruta que conduce a Capilla del Monte.

Cuando oscureció, nos sentamos más atrás (en un sitio donde anteriormente había hecho cavar con una máquina parte de la montaña, cuya pared formada de esta manera nos protegía del viento), ahora sí mirando directamente al PAJARILLO.

A nuestra izquierda quedaba la ruta asfaltada y a nuestra derecha Ongamira.

Las fotos 3 y 4 que tomé casi al final de nuestra estadía marcan una referencia con la camioneta, la que se encontraba a la derecha de donde estábamos sentadas.

Comenzamos a rezar en silencio, cada una para adentro, en actitud de devoción, entrega, paz, perdón y amor.

A las 20.45hs “siento” con fuerza la presencia de ELLOS. Me levanto, voy hasta la camioneta, tomo de nuevo mi cámara fotográfica (que es común y corriente), me siento y tomo la fotografía que te muestro ahora. Puedes ver a LICHT y una bola de pura energía blanca compacta.

Comencé a rezar en voz alta, Julia compartía con su oración silenciosa en medio de profunda emoción que hacía que las lágrimas corrieran a raudales por su rostro.

Yo me encontraba en ese estado tan “especial” que me caracteriza cuando siento tan cerca la presencia de ELLOS. Y, aunque mis ojos físicos y los de Julia, no veían nada “sabíamos” que allí estaban.

Las auras del Pajarillo bailaban ahora en la oscuridad, con ese brillo tan peculiar que no es ni blanco ni transparente ni nada. Simplemente es. Y subían casi hasta el infinito y bajaban y disminuían en su intensidad para volver a aumentar. Como si jugaran en una perfecta sinfonía de amor, con nuestros ojos físicos.

Nos encontrábamos EN CASA. Esa fue la emoción que muchas horas después compartimos. Habíamos regresado a NUESTRO VERDADERO HOGAR.

O sea: por unas horas estuvimos en algo así que se podría definir como LA CASA DEL PADRE.

Y ELLOS se manifestaban en la cámara fotográfica.

Y ELLOS nos abrazaban sin tocarnos, acariciando nuestras almas, aliviando nuestras humanidades, recordándonos que nosotros también tenemos chispitas divinas en nuestro interior.

La montaña que ves como fondo, esa es la conocida como EL PAJARILLO

 Fin de la parte 3 de 4

Miryam Dietrich

31 de diciembre de 2009 – Recibimiento del año 2010 por Miryam Dietrich – Parte 2 de 4

Parte 2 de 4 

Y así llegó el día esperado. El 31 de diciembre alrededor de las 15 horas encaramos el camino hacia ATHON, mi campito. Ni bien entré en QUEBRADA DE LUNA, mi emoción hacía que mi corazón saltara dentro mío.

Y nos envolvió el olor a Geranio. Yo subía en silencio, rezando y agradeciendo, rezando y agradeciendo. Y diciéndole a los SERES: LOS AMO, LOS AMO PROFUNDAMENTE. Y sí, así como te lo cuento. ¿Viste que hay cosas en la vida que no tienen explicación? Bueno, esta es una de esas cosas.

Le daba a Julia algún que otro dato geográfico pero el general nos rodeó un silencio muy bien compartido. Yo manejaba muy despacio, saboreando el momento del reencuentro con mi tierra ATHON a la que no iba desde hacía más de 8 (ocho) meses.

Entramos a ANTAKARANA, Julia cerró la tranquera y comenzamos a trepar la montaña por el camino que conduce a ATHON.

Y cuando llegué a la tranquera, estaba tan FELIZ pero tan FELIZ que quería abrazar al mundo entero. Y entonces abracé a Licht y a Julia. Me bajé de la camioneta y abrí simbólicamente la tranquera de esas tierras tan amadas.

Y así ingresamos a ella. Bueno, recorrimos el sitio, vimos flores silvestres de todos los colores en cantidad, el camino pese a que hacía tanto que no lo recorría estaba bueno (gracias a José Luis Barrera que tanto me ayuda en este sitio que originalmente se me presentó tan inhóspito), fuimos al monte de la Virgen de la Merced.

(Shhhh! Shhhh! Te cuento un secreto: cuando toda la zona se prendió fuego en el septiembre u octubre del año 2008, si bien el fuego arrasó la zona, no quemó mis alambrados ni mi tranquera, aunque sí quemó el campo. Y el monte que está destinado a María de las Mercedes quedó IN TAC TO y completamente verde. Otro día te cuento más porque es MI LA GRO SO).

Huyyy! Es tanto lo que tengo para contarte que me voy a las diferentes historias que he vivido.

Bueno, sigo con el 31 de diciembre de 2009.

Así las cosas, bajamos a otros sitios y alrededor de las 19.30 hs volvimos al campo ATHON.

Plantamos unos malvones que yo había llevado. Uno viene de la vieja Capilla a la que hice referencia y los otros me los regaló Betty, un luminoso ser.

(Cuando estuvimos en la Capilla de la Merced, recibí como mensaje que debía obtener un gajito de un malvón que había ahí y llevarlo arriba. Entonces le dije a ELLOS: “¿Quién los vá a regar? Arriba no hay agua y yo no estoy permanente en estas tierras.”  Nuevamente recibí el mismo mensaje y que debían ser malvones rosas y blancos. Me acerqué al que “me indicaban” porque a la distancia lo veía rojo pero resultó ser que era un rosa fucsia. Y cuando vine a la casita y le pregunte a Betty si tenía malvones, me contestó que tenía de color rosa y blanco. Y así me hice de todos los gajitos para plantar arriba en la montaña. Hoy supongo que ELLOS lo cuidarán porque si hay algo que abunda en Córdoba en estos días es sequía y escasez de agua)

Sacamos entre ambas alrededor de 50 (cincuenta) fotos. Seleccioné las mejores para mostrarte y te sigo contando la historia en medio de ellas.

Miryam Dietrich

Fin de la parte 2 de 4

(8) Última manifestación de Cantalupi Ser de Luz

2008-04-20-cantalupi-8

 

Y esta fué la última foto en la que Cantalupi se dejó fotografiar

(6) Sexta manifestación fotográfica de Cantalupi Ser de Luz de la Abundancia

2008-04-20-cantalupi-6

Miro la foto y quedo embelesada.

Espero que al mirarlas puedas compartir mi profunda emoción.

(4) Manifestación de orgones en la habitación

2008-04-20-cantalupi-4

 

Para cuando estaba disparando la máquina y obtuve esta fotografía yo sentía que el SER se había cambiado de posición y como puedes ver, en esta foto no sale.

Te recuerdo que toda la secuencia de fotos, fué una detrás de otra sin parar.

(3) Cantalupi jugando frente a la cámara de fotos

2008-04-20-cantalupi-3

 

Si has observado detenidamente los bordes de colores de las fotos anteriores, en esta puedes apreciar que el SER se ha dado vuelta los colores están invertidos.