218 – Resumen del Retiro con Ángeles de Semana Santa 2011 en Villa Pehuenia Patagonia Argentina – Capítulo 2 de 2, por Miryam Dietrich

218 –  Resumen del Retiro con Ángeles de Semana Santa 2011 en Villa Pehuenia Patagonia Argentina – Capítulo 2 de 2

Hola amado ángel humano:

Entremos al viernes santo: ¡Mama mía! Te cuento que teníamos una cortina de nieve.

Nevando en Villa Pehuenia - Semana Santa por Miryam Dietrich

  ¡Guauuu y reguauuu!

Era tan bello el paisaje, todos sentados en el cabaña del encuentro, haciéndonos lugar unos a otros porque casi no entrábamos, los leños ardiendo con fuerza, los ángeles bajando del cielo, humanos reconociéndose a si mismos.

Corazón Valiente en la cabaña y Nieve afuera - Retiro con ángeles Semana Santa 2011 por Miryam Dietrich

En Villa Pehuenia cuando nieva tanto, se congelan las antenas, No hay teléfonos celulares, no hay Directv, no hay comunicación al exterior, se cierran los caminos.

Sentía en mi interior que eso era PERFECTO, RE-PERFECTO, MUY PERFECTO.

Como hubo tres personas que al final no vinieron, tuvimos que ir con Claudio a avisar a la cocinera para que hiciera menos platos. Eso porque como te dije, no funcionaban los celulares.

Fuimos con su camioneta andando y un poco patinando hasta el corazón de la Villa disfrutando del blanco. Realmente íbamos haciendo camino al andar, porque no había huellas. No se veía la banquina, no se veía el asfalto.

¡Qué sensación rara!

Volvimos a la cabaña del encuentro y ahí comenzaron las Experiencias no vividas pero sí contadas. Extranjeras viendo caer la nieve por primera vez en sus vidas.

Nadie se quejó porque el organigrama se alteró por completo. Todos “amuchados”, en paz, en armonía alrededor del fuego.

Como nuestros antepasados.

Angeles humanos trabajando en Retiro con ángeles en Semana Santa 2011 - Villa Pehuenia, por Miryam Dietrich

 

Como cuando éramos niños y nos metíamos en las camas de nuestros padres.

¡Y cuando “bajaron” los ángeles!…. ¡Guauuuu y reguauuuuu!!!!! Que contarte, No, eso no puedo contarlo yo. Dejaré que algún otro haga el comentario.

(O anímate definitivamente y ven a alguno de estos encuentros)

Ese viernes cantamos desde el corazón, un muy feliz cumpleaños a ROCIO de Mar del Plata. Y todos aplaudimos con genuina alegría, como si la hubiéramos conocido de toda la vida.

Cumpleaños de Rocio en el Retiro con Angeles en Villa Pehuenia, por Miryam Dietrich
Retiro con Angeles en Semana Santa 2011 - Villa Pehuenia por Miryam Dietrich

Claro, que fue raro porque fue … un cumpleaños vestido de blanco.

El Sábado apareció más despejado y la nieve…. la nieve era un manto  que todo lo cubría.

Las ramas de los pinos estaban cargadas de nieve y parecían abrazos largoooossss que todo lo abrazaban.

Semana Santa con nieve 2011 en Villa Pehuenia, por Miryam Dietrich

Re-unidos de nuevo en la cabaña. Todos asombrados. Fue fuererrrrttttteeeeee. ¡Qué mañana la de ese sábado!

Humanos resurgiendo. Dolor sanando. Emoción. Abrazos. Silencios. Compañías.

Parte del grupo de Rueca de almas Retiro Semana Santa 2011 - Villa Pehuenia - por Miryam Dietrich

 

 Eran las 14 horas y todos sin excepción continuábamos trabajando.

Nos olvidamos de la comida porque éramos sin lugar a dudas, ángeles jugando a ser humanos colaborando con otros ángeles humanos que, por un tiempo, habían quedado sumergidos en el drama.

Y el sábado en la tarde todos haciendo con respeto y devoción la ceremonia mercedaria liberando traumas y el pasado.

Leños y salamandras. Orbes y orgones. Energías manifestadas. Los “ohhh” y “huyyy” “mirá lo que saqué con mi máquina” eran una constante que agradecía mi alma.

(Te recuerdo: siempre les pido a ELLOS pruebas concretas de la tercera dimensión, pruebas que le acrediten a los otros ángeles humanos, que los ángeles del Cielo están siempre con nosotros)

Las pruebas se dieron en las máquina fotográficas que no eran las mías, que eran de los asistentes al encuentro maravilloso de ángeles y almas.

El domingo, el jolgorio de la comida en familia, Los que se iban, los que se iban y no se querían ir y los que se quedaron.

Almuerzo Domingo Semana Santa Retiro con ángeles 2011 - Villa Pehuenia, por Miryam Dietrich

 

¿Yo? Cansada energéticamente pero con mi alma bailando de alegría.

Risas, bromas, Niebla (el perro San Bernardo de los Schinca)  queriendo entrar. La perra que encontraron Camilo y Rocio dando vueltas para ser partícipe de este jolgorio.

Niebla y Miryam Dietrich - Retiro con ángeles Semana Santa 2011 - por Miryam Dietrich

Algunos fueron a caminar con raqueta por la nieve. Otro subimos el Batea Mahuida (volcán que estaba vestido de un blanco muy blanco) con las camionetas 4×4. Gozamos, respiramos, reímos, todos mancomunados. Aire puro.

Simplemente... en la nieve. Rueca de almas. Semana Santa 2011 - Villa Pehuenia, por Miryam Dietrich

Y los colores del otoño con todo su esplendor, atrapados en estas montañas.

Dijo Horacio: “Es tan hermoso este espacio pero tan hermoso, que cuando vean las fotos con los colores del otoño, seguro que alguien pensará que las hemos trucado”

Gracias Chopper, amoroso guía de trecking y de angelitos humanos haciendo caminos, gracias guía de almas por tu desinterés y ternura expresa.

Retiro con Angeles Semana Santa 2011 en Villa Pehuenia - Chopper y Miryam Dietrich

Gracias Griselda y Claudio.

Gracias elementales.

Gracias Silvina por tu entrega maravillosa para que todo fuera PERFECTO.

Gracias bella Valeria por tu paciencia en el armado y desarmado de la cantidad de menues, de acuerdo a los requerimientos humanos.

Gracias a todos los que a las 24 horas de cesado el encuentro me reclamaron este resumen.

Gracias Ciruelo. Gracias Isabel.

Gracias a la anónima desconocida que me llevó a comprar el Libro Memorias del Aguila y el Jaguar.

Gracias a todos los que vinieron, gracias a todos los que no pudieron venir, gracias a todos los que escribieron que aún estando lejos, participaron etéricamente  con sus almas de este encuentro.

Gracias Angeles. Gracias Madre Tierra.

Gracias Villa Pehuenia.

Cascada Arco Iris- Semana Santa Retiro con Ángeles, por Miryam Dietrich

Pocas veces sentí tantos regalos para mi propia alma.

Gracias a los más de 4300 lectores de la web que esperaban este encuentro cibernético.

Sólo gracias. Estoy feliz. Vivo feliz. Y siempre me recuerdo que soy una exadicta a la infelicidad.

Así que… vivo más feliz todavía, por los años que desperdicié envuelta en los dramas humanos.

Gracias

Gracias Padre Madre por el amor que nos brindaron y por habernos saludado desde el cielo cubriéndonos a todos con el Manto Blanco de Maria de las Mercedes

 

Miryam Dietrich

¿¿¿Que tiene Villa Pehuenia que te vá a atrapar???

 Villa Pehuenia se encuentra ubicada junto al lago Aluminé, el más septentrional del Corredor de los Lagos, cuenta con una infraestructura de servicios ya importante.

La localidad, que ya es municipio, tiene menos de veinte años, poco más de mil habitantes, ya es un poco “vedette” dentro del Corredor de los Lagos. Dispone de hosterías, cabañas, gastronomía variada, campings organizados, autoservicios, locutorios, expendio de combustibles con gomería y hasta un cajero Link.

Villa Pehuenia posee un entorno natural privilegiado y desde ella se accede al lago Moquehue -también con alojamientos y acampe- y al fronterizo paso Icalma.

Su posición es estratégica en el circuito Pehuenia, denominado así por ser el área que ostenta los mejores bosques puros o mixtos de araucarias araucanas.

 


Desde el año 2.000 posee un parque de nieve en el cerro Batea Mahuida, manejado por la agrupación mapuche Puel.

 
Es también un centro importante para la pesca deportiva.

Si usted ingresó a la zona por la Ruta Provincial 23, cerrará el circuito por la Ruta Provincial 11 hasta el lago Ñorquinco y de allí, bordeando el río Pulmarí, hasta la localidad de Aluminé o cruzará la frontera en el paso Icalma para visitar el parque Conguillío, que rodea al volcán Llaima en Chile.

Puede intentar comprender su implantación observando la orilla norte del lago Aluminé y las bahías y penínsulas que en él ingresa.

Que hacer en Alumine y Villa Pehuenia, Patagonia Argentina
PESCA: en los alrededores de Aluminé existen innumerables arroyos, ríos y lagos (Moquehue, Aluminé, Ñorquinco, Pulmarí, Quillén, Litrán, Kilca, Relén, Malalco), donde los pescadores deportivos pueden obtener grandes
satisfacciones y disfrutar de paisajes excepcionales. Las especies que se pueden capturar son: trucha arco iris, marrón, fontinalis y perca criolla.

No se olvide del famoso “Catch & Release”.
 

RAFTING: los entendidos dicen que el río Aluminé es el mejor río del país para la práctica del rafting, con rápidos que van desde un grado 4 a grado 2. Para los expertos está el circuito “Aluminé Superior” y para los que se
quieren divertir en familia o con amigos, el circuito “Abra Ancha”.

Excursiones

 

 

Circuito Pehuenia: es un recorrido de 170 kilómetros que incluye la visita a cinco lagos, varios ríos y arroyos, bosques de araucaria y la parte norte del Parque Nacional Lanín. Desde Aluminé hacia el norte por la ruta
provincial 23 el camino bordea el río Aluminé hasta llegar al lago del mismo nombre luego de recorrer 50 kilómetros.

Este trayecto transcurre en un paisaje típico de la pre-cordillera, rodeado de cerros escarpados y rocosos casi sin vegetación, pero de una magnitud imponente.

Se bordea el lago Aluminé por la parte este y a los 63 kilómetros del punto de partida está Villa Pehuenia, un lugar de casas de veraneo sobre la costa del lago, impulsado hace unas décadas por habitantes de la ciudad de Zapala y
Neuquén.

El camino continúa costeando el lago hasta llegar a La Angostura, unión de los lagos Aluminé y Moquehue, se toma la ruta 11 que lleva al lago Moquehue y a esta altura estamos en una zona boscosa donde predominan los pehuenes (araucarias) coihues, lengas, ñires y notros al pié del majestuoso cerro Bella Durmiente.

El paisaje cambia permanentemente y luego de recorrer 57 kilómetros desde Villa Pehuenia aparecen los lagos Nompehuén y Ñorquinco, este último de aguas azules rodeado de montañas cubiertas de bosques de araucaria.

Estamos en la seccional norte del Parque Nacional Lanín y desde la casa del guardaparque hay un sendero señalizado que nos lleva a “Las Cascadas”, bellísima caída de agua que al estrellarse contra las rocas genera innumerables arco iris con los rayos solares.

Más adelante nos encontramos con el pequeño lago Pulmarí y el río del mismo nombre que es afluente del río Aluminé. Desde esta confluencia regresamos a la localidad de Aluminé por el mismo camino que iniciamos el
recorrido.

Al parque de nieve Batea Mahuida: saliendo de Villa Pehuenia hacia Moquehue se llega a la barrera de Gendarmería Nacional de la Sección Icalma. A 3 kilómetros de ese lugar se llega al acceso al Volcán Batea Mahuida, en cuya ladera se encuentra el Parque de Nieve propiedad de la comunidad mapuche Puel, inaugurado en el año 2001.

Cuenta con un medio de elevación de arrastre de 300 metros, confitería y alquiler de esquíes.

En verano se pueden realizar excursiones a caballo, en bicicleta o a pié por senderos rodeados de un hermoso paisaje. Y si lo encarga con anticipación puede saborear un exquisito chivo de la zona.

Le garantizamos que desde el Batea Mahuida se obtiene una de las vistas más espectaculares de toda la Patagonia, que incluye además del sistema de los lagos Aluminé y Moquehue, los volcanes Villarrica, Lanín, Lonquimay y Llaima que con frecuencia despide una suave columna de humo blanco.

Entonces: que tiene Villa Pehuenia? La magia para la cual no alcanzan las palabras.

 Ven en Semana Santa 2010 y siente la magia interior con los Angeles y Guias  y disfruta de la magia exterior del paisaje espectacular del lugar.

Miryam Dietrich