406 – Reflexiones sobre las Fiestas, por Miryam Dietrich

2015-12-21- Navidad del 2015

¡Buen dia angelito humano! Dias raros. Días extraordinarios. Días cambiantes. Fiestas que no son fiestas. Alegrías que son tristezas. Mensajes desorientados. Humanos desconcertados. Peleas de poder. Velos que se van cayendo. Mentiras al descubierto. Información desinformante. Frío y calor conviviendo en esta Argentina en desconcierto. Elecciones que son …¿mentidas? Nisman que lo suicidan, que lo mueren, que lo asesinan. La Afa y la Fifa grandes distractivos. Un presidente al que destripan cuando aun no encontró la dieta para su vida.

Mensajes de odio que agotan y descuidan. Lenguajes obsoletos de los que en los setenta quedaron pensando que aquello fue lo verdadero.

Todo es Light. Un Papa Noel que no existe y que nos envuelve en el velo de la mentira.

“Corramos, corramos que viene Navidad y Fin de año se acerca”. Y el estres alcanza un ritmo superior porque se llenan de expectativas, las que generalmente mueren cuando aun no son nacidas.

Criticadores que critican lo que aún no ha comenzado. Regalos de los regalos que luego, terminan en un rincón olvidados.

Se festeja lo pagano que nada tiene que ver con AQUEL que ha resucitado.

La Matrix a full.

El rescate de aquellos que nada tienen solo dura una noche. Y…¡Ya está! Hasta el año que viene. Por una noche somos buenos y el resto de los días, mirarlos no conviene.

Observa Discierne. Y como contrapartida: “No pienses, no pienses, haz lo que hiciste siempre”

“En mi familia nos juntamos. Y nos encanta estar felices”. Y la mirada hacia el otro cae abruptamente en el silencio de los no-existentes.

“El amor es incondicional” gritan algunos, y en estas frases recurrentes la gramática expira con sonidos sibilantes atacada de muerte. Si no es incondicional no es amor. Es como decir” salgo afuera” ó “entro adentro”.

Truman Show en su máxima expresión.

Los milagros y el amor suceden todos los días en la medida en que cada uno se centre en su propio ser, trabajando y trabajando, puliendo este Mono Loco que nos quiere hacer creer que esta vida es la única vida.

Recuperar los principios es tarea ardua porque consentimos que los “desde afuera” nos hicieron olvidar que podemos ser milagreros todos los días.

Los Ángeles andan con martillo y cincel para ayudarnos a romper la roca de las creencias mentidas, más a veces les duelen los brazos y las alas se les caen, tristonas, perdiendo alguna plumas porque.. porque los humanos tenemos miedo de ver que todos somos milagreros y podemos de esta vida, hacer un paraíso recuperando todo lo que creemos perdido.

ELLOS me dicen: APRENDAN A SER. RECUERDEN SER. TODOS USTEDES SON ANGELITOS HUMANOS QUE BAJARON A LA TIERRA A JUGAR EL JUEGO DE LA VIDA. EL HUMANO NACE BUENO. EL HUMANO ES BUENO, SIEMPRE Y CUANDO… RECUPERE SU VERDADERO PODER.

¡¡¡Puffff!!! Que manera de escribir.

Hoy me levanté medio tarde, me senté a tomar mate mirando el Uritorco a lo lejos. Pero las palabras danzaban a mi alrededor. Yo estaba muy cómoda en mi reposera, en mis tiempos de NADA

Una vecina que caminaba con su perro me saludó obsequiosa. Dos autos pasaron ligero, tan ligero que ni me vieron aunque soy como una osa.

Y las palabras danzaban a mi alrededor.

Sabía que no me iban a dejar en paz hasta que escribiera. Entré y escribí. ¿Que si esto es una canalización? No lo sé, porque escribí desde el ombligo de mi alma para compartir contigo esto que ya termino.

Un abrazo de esta osa con alas

 

De Joaquines, Fátimas y Lourdes – Parte final [5] 2009-10-20

querida-mama

Me olvidé de contarte que la mamá de Joaquín el niño con síndrome de Down , se llama MARIA DE LOS ANGELES FATIMA.

 Esto me exime de todo otro comentario,

 

Para ver el fin de esta historia, parate sobre las letras que dicen arriba  a la izquierda “querida-mama” y hacé doble click.

Luego te va a aparecer un recuadro en el mismo sitio con el mismo nombre. Nuevamente hace do ble clik. Por ultimo te va a preguntar si querés abrir el archivo. Decí que sí y ahí fijate lo que sale.

 

Y entrá a leer esto que es maravilloso y sorprendente, todo un milagro de amor

 

Gracias Fátima por permitirme compartir esto con los lectores de la web

 

Miryam