Retiro con ángeles en Capilla del Monte – Videos de Julio 2010

Amado ángel humano: el amor todo lo transforma. El Amor todo lo puede. Ese AMOR del que nos hablaron los Kobdas. El mismo que Josefa Rosalía Luque Alvarez dejó impreso en sus libros canalizados.

Y es el amor desinteresado de Fátima y su familia, el que permite que tú, además de leer esto, puedas ver los videos del Retiro Vivencial con y de Ángeles de Capilla del Monte Julio 2010.

Parte 1 de 3 : para verla parate con tu mouse arriba del link que marco abajo y haz doble click. Así podrás ver la parte 1 de 3 http://www.youtube.com/watch?v=tevMTUjaeHU

 
Parte 2 de 3 : para verla parate con tu mouse arriba del link que marco abajo y haz doble click. Así podrás ver la parte 2 de 3 http://www.youtube.com/watch?v=HB1O0tRQKsk&feature=channel

 
 
Y para la parte 3 de 3 parate en el próximo link http://www.youtube.com/watch?v=4FAkC-FXl0U
 

 

Y al mirar una vez más, estos tres videos que fueron y vinieron entre Fátima y yo,  para tratar de transmitirte con la mejor gramática y la más amorosa energía de  lo sentido en ese encuentro, me lleno de emoción recordando todo lo vivido.

 

¡Cuán frágil es la memoria humana en relación a  los buenos momentos!

Este artículo lo levanto mientras afuera, en mi sitio, los albañiles trabajan cumpliendo uno de los sueños de Denis y Daniel, por lo cual por ahora -y solo por ahora- el parque parece Kosovo.

Y una pequeña hadita llamada Coty duerme en mi cama, compartiendo desde su sueñitos de siestas cordobesas de siete años de existencia en la tierra, el amor que ambas tenemos la una por la otra y que espero llegue hasta vos, mi ángel humano, que lees estas líneas.

En la vida y en los retiros de ángeles, a veces sentimos que estamos en medio de la guerra de Kosovo y sin embargo, el amor no deja de florecer aún en medio de lo que consideramos destruccción.

Mira, comparto contigo algo mío, muy mío. Uno de mis hijos de esta vida, me iba a hacer abuela por primera vez. Yo estaba muy feliz y mirando vidrieras de cosas de bebés, me enternecía en ese niño que venía a  mi vida.

Pero, luego de tres meses y días, una complicación, un trabajo de parto en mi nuera y el bebé partió hacia la casa del Padre.

Tristeza y duelo desde lo humano, más desde lo espiritual “supe” que este bebé era un varón y que se llamaba Juan. Y que a partir del día que se fué de la tierra, tengo un querubín angelito humano desde el otro lado del Velo, que cuida de mí.

¿Que por qué comparto esto contigo que me lees? Porque esto es parte de la vida. Y la muerte es parte de la vida aunque la mayor parte de los humanos le tengan pánico. A veces hay que pasar por Kosovo para recordar que siempre el amor está presente. Siempre.

Y doy gracias a ELLOS que estuvieron y me contuvieron. Y le doy gracias a Juan por haber pasado raudamente por mi vida.

Ahora…. ahora soy abuela de un bebé que está en los cielos.

¡Te amo Juan!

Miryam Dietrich