421 – Francia, Turquía y el Mono Loco, por Miryam Dietrich

Hola angelito humano: mi cumpleaños. Afecto recibido. Llamadas. Notas. Amigos compartiendo un almuerzo. Mis hijos, desde lejos, presentes. Mis sobrinos amados. Y sus hijas.

Escribiendo el nuevo libro. Mayhuma. Ángeles. Recuerdos. Emociones. Credo Mutwa Zulu que se acerca a sus 95 años. Maestro de maestros sin decirse maestro.

Uritorco nevado
Uritorco nevado en sus cumbres. Julio 2016, por Miryam Dietrich

Leña encendida que calienta mi cuerpo y mi alma recordándome viejos tiempos. Releyendo mis más de 50 cuadernos para poder plasmar mis experiencias en el nuevo libro, con justeza y veracidad.

ERKS. Sentimientos de elevación en medio de tremenda confusión. Aranguren  ¿angurriento? desvergonzado que no renuncia a su cargo, dejando el tarifazo como una cuestión menor, ante la infracción a las normas de ética como sus acciones de Shell y las concesiones graciosas para el gas y su transporte. Aranguren y Magdalena una deuda eterna de aquel que no creyó que desde el cielo lo miran. Despreciado y vilipendiado por el pueblo comienza a recorrer el camino del destierro. ¿Quizá la famosa empresa, la que hoy representa ante el mundo la actual reina de Holanda, haya aportado a la campaña del que hoy quiere ser bien amado?

Mucha tela para cortar. Maradona suplantando a Dios, condenando a diestra y siniestra. Cristina victimizada, cual paloma inocente se siente maltratada. Tinelli ya sin límite en su papel de bufón riente del que poder tiene y se aburre ya, hasta pensando en su propia muerte. Abogada Hot de tenebroso pasado y las autoridades hacen de cuenta que no ven nada, claro que ella aumenta el rating de lo que ya no puede ser ampliado.  Opus Dei y el Papa Francisco. Azoramiento espiritual. Las Monjas que no son monjas(¿?) .

Y en el Gran Plan Reptiliano, un nuevo atentado en Francia, que alimenta el miedo y enloquece a la gente. Muertos y más muertos y familiares desesperados reclamando seguridad.

Imposible de creer que la camioneta pasó todos los controles de seguridad sin ser detectada. Turquía sorprende. Y siempre los de Oriente son los malos, aunque los peores se encuentran del otro lado. Buscando excusas para instaurar el gran plan donde, bajo la apariencia de seguridad, se nos impondrá una cárcel real.

Las gaviotas australes están presas por su clima. No pueden volar más allá porque morirán (Cuadernos de Erks).

Y a los humanos se nos quiere encadenar, pasando de la prisión mental  a una de barrotes pesados y con límites demarcados. Chau libertad.

Dólares por todos lados. Vuelan valijas y se abren las cajas fuertes. Casanello desorientado y Oyarbide bailando con Copola en escenarios desorbitados. Melazzo seriamente cuestionado porque ejerció un poder que no se le había sido otorgado.

Y los Monos Locos más que activados. “Es hermoso sufrir sufriendo” parecería ser que dicen los que pelean con otros, aunque algún ángel humano le regale la varita mágica para cambiar de estado.

Y más y más divisiones entre hermanos.  El Mono Loco ataca y ataca y ataca. Y aunque no sabe que necesita para salir de la angustia,  se enoja porque aunque no sabe nada, no quiere aquello que angelicalmente se le ha dado.

“De este modo no es” aunque de lo que ES no tiene registro ni sabe porque nunca se ha conectado.

Ausencia del Compromiso de la Palabra. La Observación, Reflexión y Discernimiento han sido arrumbados.

El cariño es despiadadamente triturado.  Y así andan algunos ángeles humanos, vagando y sufriendo de lado a lado.

El Mono Loco parece triunfante y dice “que hermoso es sufrir y rechazar la varita que los ángeles me han dado”

El Mono Loco ataca, confunde, critica, disiente y en la cárcel mental te tiene aunque tú ni cuenta te has dado.

Sigamos trabajando por los que quieren dejar de sufrir, dejándonos abrazar por los ángeles muy amados  y comprometiéndonos en el día a día, con nosotros y con los de al lado.

411 – El Angel de la Realidad, por Miryam Dietrich

Buenas tardes angelito humano: Sorpresas. Milagros. En horas nocturnas, un bichito de luz, sobrevolando sobre mi computadora. Películas. Unas gotas de lluvias grandes como melones que me llevan corriendo a guarecer mi camioneta, me mojan. Ingreso a mi casa. Cesa la lluvia. Y yo empapada y a las carcajadas.
Chistes cósmicos a los que ELLOS son muy propensos. Viviendo entre la realidad y la ficción. ¿Multidimensión? Calor. Humedad. Criogénesis. Nubes que pasan por mi cielo, presurosas, hacia otros mundos. Ternura. Un hijo muy lejos y un hijo cerca.
Atendiendo a personas por Skype.
Señales de los ángeles. Limites que no se respetan. Humanos que creen ser ¿libres?, reclamando por los que están presos. Y entre los presos no se cuentan todos los que deberían estar apresados.
Mentiras y más mentiras que de tanto mentir casi se cree que son verdades. Facebook informando en forma constante para desinformarte.
El Papa derrapando cada vez más seguido en un lenguaje inquietante que desconcierta hasta a sus más militantes.
Impuesto a las ¿Ganan-cias? ¿acaso se ganan?
Maestros ¿espirituales? peleando lo que ni siquiera debería ser nombrado.
Figuras ¿Hot? y asesinatos. El Futbol ocupando ya casi más de la mitad de los diarios.
Desfile de modas, personas en pasarelas, detalles que ya a nadie le interesan como que no sea a aquellos que se muestran.
Eventos de Gala a bene-ficio (algo asi como ¿Va bene que es ficción?) ¿de quien? pues observando se nota que con solo uno de los vestidos exhibidos, muchos pobres comidas tendrían y un techo para sus almas enflaquecidas.
Millones para acá, millones para allá. Millones danzando en el aire mientras los cortes de luz aprisionan a todos los que están.
Y aún así, y aun con lo mucho más en lo que detenerme no deseo, aún así los milagros suceden y los Ángeles de la Bondad nos acompañan para que nosotros podamos cambiar nuestra realidad.
Las nubes siguen pasando y escribo como si pluma y tinta tuviera. Demasiados durmientes en el sueño del afuera. Y mi forma de trabajar, es… de esta manera.
Espero haberte ayudado aunque sea un poquito para que recuerdes que puedes DISCERNIR y que al MONO LOCO hay que darle la banana todos los días. Y a veces varias bananas al días.
Te dejo un link que me emocionó, me alegró, me mimó.

410 – Los ángeles Naranjas, Negro y Blanca, Tarjeta Naranja y la señal que nos une, por Miryam Dietrich