466 – El Gas Serin y ELLOS, los ángeles, por Miryam Dietrich

Buen día angelito humano. Llueve y el frío se coló en el otoño. Me llamé a silencio, como hago cuando necesito reflexionar. Y entonces, puedo observar y discernir.

Siento que lentamente la humanidad se va abriendo en dos bloques. En uno, aquellos que no pueden reconocer sus enojos internos (de esta vida o de vidas pasadas) y los vuelcan hacia afuera como en un …¿escupitajo de libertad de expresión? Y el otro grupo rema y rema, pensando que el amor entre humanos puede ser una realidad y no una mera ilusión. A veces, solo a veces, la oleada del primer grupo es tan fuerte que parece que voltea todo lo circundante.

¿Viste angelito humano que fácil es gritar y acusar? Eso es lo más fácil que hay y el Mono Loco se queda satisfecho convencido que le asiste razón a sus gritos.

En el medio de todo ello, el Gran Plan Reptiliano haciendo de las suyas. ¡Cuánta masa humana engañada, distorsionada, dividida, confundida, embaucada!

¡¡¡Cuánto ruido!!!

Argentina se debate entre inundaciones y paros. Venezuela con López suspendido, Colombia tratando de ver como hace con su propio lío. Gas Serín  para algunos, mentido y bien mentido que justifica un ataque de los más resentidos, que usan nuevamente excusas para atacar a los “del otro lado”.

Gran negocio la guerra.

Gran negocio para unos pocos ¿iluminados? Ya somos demasiados los humanos, y bajo la apariencia de ejercicio de derechos, se ataca y elimina a la población humana como en limpieza étnica que hoy, igual que ayer, mata humanos por la mano de otros ¿humanos?

Así andaba con un celular que se trababa, en mis quehaceres cotidianos, sumida en mis reflexiones silenciosas. Mirando mi biblioteca, manotee un libro que compré en el 2011 y que nunca había leído. Y con él bajo el brazo,  me fui a tomar mi ya famoso capuchino.

Y leyendo, de golpe entendí. Salí por un rato de la tercera dimensión y ELLOS, mis amados Hermanos Mayores, me mostraron un camino.

Comprendí que hay un triangulo energético, de historia, de metafísica, de humanidad conciente, de Luz y Oscuridad, de fuerzas contrapuestas, de civilizaciones más avanzadas que siempre estuvieron en la tierra,  que me dieron un aliento de esperanza.

Y el triangulo lo forman: AMARNA (Egipto – Ruinas de la ciudad de Akenathon), TIAHUANACO Y EL LAGO TITITACA (Bolivia y Perú) y  ERKS – Cerros PAJARILLO, URITORCO, CHARALQUETA (Argentina).

Fue tan impresionante lo que ELLOS me mostraron, que me quedé alelada, feliz, comprensiva, pero también más reflexiva.

Angelito humano: sé que deseas saber que une a estos puntos geográficos, más ahora enfocada me encuentro en terminar de corregir mi libro.

Es factible que este tema lo trate en un próximo Retiro, el que aun no tengo definido.

Tú elijes hacia donde te diriges. Tú debes evaluar si deseas que nuestra civilización humana del siglo XXI desaparezca como desaparecieron otras grandes civilizaciones.

ELLOS nos ayudan, pero nosotros somos los que nos tenemos que hacer cargo y responsabilizarnos de no querer ver, lo que ya visible está para toda la humanidad.

La bronca, el gas serin, las “justificaciones” para los atropellos de ¿humanos? hacia otros humanos, la violencia emocional, todo ello genera tarde o temprano la Guerra.

La reflexión, la meditación, la oración, la observación propia y ajena, el silencio, todo ello tarde o temprano, produce una generación de paz.

No existen los subsidios para el alma.

Y recuerda que cuando muriendo estés, cuentas rendirás frente… a tu propio SER. Y en esa instancia…tú serás tu propio Juez.