419 – Capilla del Monte y los Portales interdimensionales – Erks, por Miryam Dietrich

Buen día angelito Humano: fríos destemplados. Soles acariciantes. Paisajes arrebatadores. Fuentes de energía. Una mirada a Erks. Otra al Uritorco. El corazón latiendo al percibir El Pajarillo. Y Los Terrones. Todos juntos y también separados en una magia de bailes de ancestros recordados. Un sillón Portal. Un Portal Sillón.
Un país enloquecido en vaivenes de desgarros no queridos. Dólares escondidos. Mentiras desnudas. Argentinos sorprendidos no queriendo aún ver… lo no querido.

Un vecino accidentado, en lenta muerte de una hora, por una ambulancia de otros mundos que no llega a tiempo a la Quebrada de Luna. Comunas enfrentadas. Frío y más frío. Expedientes judiciales tratando de caminar la montaña de lo inaccesible: el encontrar justicia entre los humanos dormidos.
Conventos, monjas, Lopecitos. Una abogada Hot que debería estar no permitida en el ejercicio profesional. Como si la dignidad se hubiera perdido. Y los Colegios de Abogados, bien dormidos. Gracias. Las Normas de Etica Profesional eran para el tiempo de los idus…¿Idus de marzo? ¿O idus del Nunca Jamás?. Todo invertido.

Medios periodísticos que le dan espacio en notas verborrágicas de aquellos que todos los argentinos sabíamos que eran unos perdidos.
Fuero y Desafuero. Origen de las palabras olvidadas en su historia. Fuero es (o era) tener el “honor de ser un caballero de… honor”.

Componendas políticas que impiden que rindan cuentas aquellos que con nuestros dineros se han ido.

Una Corte Suprema naufragando entre lo que puede ser, lo que quiere ser y lo que le exigen ser. Nunca un abogado de “la calle” para integrarla. Siempre señores atiborrados de diplomas pero que encapsulados se encuentran en un mundo antibacterias…del hombre comun de la calle.
Estadística mata Justicia.
Política mata justicia.
Lentitud mata Justicia.

Y en este caos existencial tan humano, vienen ELLOS mis amados ángeles y me susurran al oído una y otra vez: ERKS.

Espacios nuevos para la meditación interdimensional, a los que a veces, llevo a algunas personas para que escuchen su voz interior.

Para Facebook
Un sitio especial. Erks. Capilla del Monte, por Miryam Dietrich

Y vienen a mi angelitos humanos ansiosos de encontrar… algo que les permita seguir viviendo.

ELLOS me susurran: menos cursos. Menos títulos. Menos mente. Y mucho pero mucho más… emociones y sentidos de lo que en el interior del humano anida pero que se encuentra tan escondido.
Y dormido.

A trabajar… con uno mismo.

Y mientras ello sucede, me recojo y dejo que en mi útero de escritora, aflore el nuevo libro, ese que ELLOS han pedido que sea conocido.

Te abrazo angelito humano dormido. Y ven cuando quieras, para que te ayude a sacar la pereza, esa pereza que te hace creer que el caos no tiene solución ni arreglo.

Con amor en mi solitaria reflexión

— en Cerca de Capilla del Monte.