De Joaquines, Fatimas y Lourdes – Parte [4 ]

2 de OCTUBRE DE 2009 VIVENCIA EN  NECOCHEA con GENTE DE LA DULCE – Parte IV

 

Bueno, como te contaba: a la sorpresa que los dos niños se llaman Joaquín, se sumó la sorpresa de que el Maestro que apareció, cuando vivía en la tierra tenía por segundo nombre el de Joaquín.

 

Esta hermosa mamá vino a verme y me trajo dos cartas escritas por ella: una como si Joaquín le hubiera escrito en el momento del parto y otra cuando ella le escribió a Joaquín cuando este cumplió seis años de vida.

 

Y cuando me las entregó para que las leyera, lágrimas de emoción volvieron a recorrer por mi rostro: en una de esas cartas había impreso un dibujo de Jesús el Nazareno, tendiendo la mano a un niño caído en el piso. La misma imagen, la misma ropa, la misma actitud en Jesús y en el niño que yo había visto en el taller.

 

Cuando ELLOS confirman la veracidad de las vivencias, yo también me emociono y lloro. Igual que vos.

 

Pero, esperá, no te adelantes. Hay más todavía. Fátima me contó profundamente emocionada que cuando vió mi poster con el que promociono por correos electrónicos los diferentes talleres vivenciales con Angeles, se quedó paralizada.

 

¿Sabés por que? Su hija Berenice, que había cumplido quince años hacía poco, eligió para su fiesta un vestido al que le hizo pintar a mano en uno de los costados … si! ¡no te equivocás! La misma imagen que yo uso, la misma.

 

¿Qué más puedo pedir? ¿Qué otra prueba querés de que ELLOS existen y nos guían?.

 

Si Fátima lo permite, publicaré sus cartas y sino, solo puedo contarte que son un canto al amor y a la libertad de elección que ella ejerció para que su hijo naciera, pese a saber de antemano que venía a este mundo con una discapacidad.

 

Esto se llama sincronía y re-unión

 

Hasta la próxima

 

Miryam Dietrich

 

De Joaquines, Fátimas y Lourdes – Parte [2 ]

26 DE SEPTIEMBRE DE 2009 VIVENCIA EN TAMANGUEYU PCIA DE BUENOS AIRES – Parte II

 

Atendí a dos mujeres en forma particular, más cuando comienzo a hablar con la segunda, me llamó la atención su cara de alegría, su paz, su serenidad. Y las preguntas que me hacía, acreditaban una pureza y una transparencia pocas veces vista. Y en un momento le di las gracias, porque le manifesté que era para mí un honor poder atenderla.

 

Así las cosas, me hace unos comentarios sobre su hijito. Y la invito a que venga ella al Taller que se iba a desarrollar más tarde y que  si quería trajera a su hijito de seis años. Me pregunta “¿Y cómo le digo para que venga?”.

 

Le contesté: “Decile la verdad. Preguntale si desea venir a un taller de ángeles que va a dar una señora rubia. Si el quiere venir lo traes y si no lo desea,  dejalo en tu casa”.

 

Comienza a llegar la gente en el momento que comenzaba a llover. Primero llegó una persona, luego otra, luego otra  y así se juntaron doce personas, incluida la mamá que yo ya había atendido junto con su niño.

 

Y comenzamos el taller, bajo una gran lluvia. Y ahí comencé hablando de la abundancia y de cómo la naturaleza es super abundante y el humano la hace tan escasa.

 

Luego, todos cerramos los ojos y comencé a relatar lo que “veía”.

 

Así fue,  que en un momento del Taller, “ví” algo que me impresionó.

 

“Veía”  salir del corazón del niño, una luz blanca impresionante (de ese blanco que no existe de este lado del velo). Y esa Luz se desparramaba por toda la habitación.

 

Pero además de eso, “veía” que `por encima de la madre, aparecía la imagen de la Virgen María.

 

Y “veía” por encima del corazón del Niño que aparecía la imagen de Jesús.

 

Obviamente me quedé muy asombrada. Más continué indicando en voz alta todo lo que recibía de ELLOS Nuestros amados Maestros y Guias.

 

Para este niño recibí que era un Guerrero de la Luz de pura Paz, que tenía una misión importante para cumplir en la tierra y que en el supuesto que necesitara ayuda, su mamá debía pedir ayuda al Arcángel Miguel.

 

Al terminar el taller y abrir los ojos, ví (físicamente) flotando dentro de la habitación una nube que rápidamente se deshizo.

 

Al día siguiente le contó el niño a su abuela que de su pecho salía una luz dorada, que él la había visto y que alrededor había una nube azul, que la nube no era blanca como yo había dicho sino que era azul.

 

Esa abuela le había traído, ese día, de regalo al niño, una Virgencita con agua bendita dentro. Se encontraba con la imagen en el comedor de la casa de Juan. Le pregunta entonces a su mamá si ella veía la Bolita de color rojo que salía de la cara de la Virgencita. Y el contaba que la seguía por el aire con el dedo. Hasta que entró el hermano de Juan a la habitación y el niño se enojó porque aquel se había “chocado” la bolita.

 

Esa misma noche este niño le pidió a su mamá de rezar juntos. La mami comienza a rezar el rosario. El niño la acompaña con los ojos cerrados y repitiendo la oración a medida que la mamá lo hacía.

 

En un momento la mamá se confundió el AVE MARIA y el niño la corrigió.

 

El detalle es… que este niño no sabía rezar.

 

El niño se llama Joaquín y la madre Lourdes

 

 

 (Fin de la parte 2 – Continuará)

2009-07-18 Antakarana y las señales – Libros, internet, películas – Parte VI por Miryam Dietrich

En la semana que pasó, fui a Cariló a visitar a una de mis amigas, Vanesa, que trabaja en una librería. Conversamos un poco de temas generales, hablamos de nuestro tema principal que son los ángeles y luego me fui a la farmacia que se encuentra en la misma galería.

 Al salir de este negocio, miro distraídamente la vidriera de otra librería y ahí casi cuando físicamente ya traspasaba la vidriera, veo un libro alcanzo a distinguir la frase PAULO COELHO.[1] Me detengo, retrocedo y  leo detenidamente el título del libro que se llama “El vencedor está solo”. Y al instante ese título me atrapó.

 Vuelvo a ver a mi amiga, le pido el libro desde la puerta (ella estaba atendiendo gente), me contesta que no lo tiene y parto a otro negocio.

Estoy en este otro local haciendo unas compras cuando ingresa corriendo Vanesa, quién  me muestra un libro que traía en la mano y me dice: “Mirá, acabo de abrir un paquete de encomiendas-que recién recibí- con libros nuevos y éste fue lo primero que ví”. Y pone el libro en mis manos.

 Era el libro de Coelho.

 Ahí, en ese momento mi instinto me dijo que eso no era casualidad. Así que compré el libro y vine a mi casa a leerlo.

 ¡Grande fue mi sorpresa cuando llego a la página 19!

 Te cuento. El libro indicado dice en el cuarto párrafo de aquella página: “Y solo Dios sabía el resultado de ese encuentro. Igor, católico ortodoxo, había hecho una promesa y un juramento en una iglesia de Moscú, ante las reliquias de Santa Magdalena que permanecerían en la capital rusa durante una semana para que los fieles pudieran adorarla.”.

 Marqué el párrafo en el libro y seguí leyendo.

 La mención de Magdalena, hizo que en mi cerebro sonaran campanillas de alerta cómo cuando una sabe que algo está por ocurrir sin saber que.

 Y mientras leía me sorprendía al ver cuanta similitud de convicciones marcaba el autor del libro con lo que pienso y siento, entre otras cosas, sobre la moda.

 Bueno, pero no quiero ni distraerte ni distraerme.

 Ayer, sábado 17 de julio en horas de la mañana chequeo mi correo electrónico de Hotmail y ahí veo un correo de Rita Calderón[2]. Ella tradujo del inglés al español un artículo de la web http://www.eraofpeace.org/newsletters/es/newsletter-es.php. [3]Me llama la atención el título “El plan divino se está develando paso a paso” y me pongo a leerlo.

Y fijate con lo que me encuentro: “El 22 de Julio, habrá un muy poderoso Eclipse Solar de Luna Nueva.  Este es también el día que se celebra como el Día de María Magdalena.  María Magdalena representa el Amor Natural de la Conciencia Crística y ella ha mantenido el espacio sagrado para el retorno y equilibrio del Divino Femenino durante milenios. En este día, los recientes poderes del Divino Masculino y Divino Femenino dentro de cada hombre, mujer y niño en la Tierra, serán elevados hacia las más altas frecuencia de la 5ª Dimensión de Luz Solar que podamos soportar.  Este es el impulso inicial de la Transfiguración de las masas de la Humanidad de los Seres Humanos basados en el Carbón de 4ª Dimensión hacia los Seres de Luz Solar con base cristalina de 5ª. Dimensión.”

Recibo otra información que me indica que el 22 de julio se producirá una eclipse solar total y que además, será el eclipse más largo del siglo XXI. http://es.wikipedia.org:80/wiki/Eclipse_total_del_22_de_julio_de_2009

Ya a esta altura estaba sumamente asombrada. ¡Hummmm! ¿Era un chiste cósmico o una señal indicadora?

(Mirá las fotos en http://www.ruecadealmas.com/2009/07/2009-07-22-eclipse-total-se-sol/)

 Ya tenía dos campanitas de alerta sonando en mi cerebro. Y cuando eso pasa, la adrenalina circula por mi sangre a tremenda velocidad.

 Pedí entonces a los GUAIS señales claras- Yo quería tener la certeza sobre si la mención de MAGDALENA por dos medios distintos (un libro y un email)  eran señales que indicaban lo que yo creía que indicaban.

 Me fui a Madariaga. Compartí Vivencias con Ángeles para los que fueron a la casa de mi amiga Selfa.

 Y me volví como siempre mirando el cielo –ya era de noche- observando las estrellas y las que no son estrellas y pidiendo desde lo más profundo de mi corazón que ELLOS me guiaran hacia el sendero del adecuado camino para mi evolución como persona y como espíritu.

 Llegué a mi casa, ya eran las 22 horas y yo estaba en ese estado amoroso en el que quedo luego de canalizar y vivenciar a los Guias para otras personas.

 Y así, distraídamente mientras me organizaba la cena, prendo la TV para “bajar” definitivamente a la tierra.

 Y mientras cenaba haciendo zaping, ¡zas! aparece en unos de los canales una película la que en el momento exacto en que hago zaping y quedo en ese canal – instantes antes de saltar a otro- mencionan en la película  a María Magdalena.

 ¡Basta! Me dije a mi misma. Y no salía de mi asombro.

Interiormente supe, con una convicción espiritual que carece de sentido racional, que era el tiempo de Magdalena.

Aquel  es un nombre muy importante en mi vida y ha marcado un antes y un después.

 

Y entre el antes y el después, no hubo recreo. Pasé de golpe a integrar la situación con Magdalena como parte de mi misma, de mis hijos, de mi familia y amigos todos.

 

Los que me conocen saben de que estoy hablando. Y los que no me conocen deberán esperar a que, cuando todo se concrete en Magdalena, yo venga y les cuente.

 

¡Aún hoy estoy sorprendida!

 

Magdalena en el éter ya se ha concretado con el mejor resultado que significa el mejor bien para todos los involucrados.

 

Ahora sólo falta bajarlo a la tierra.

 

¡Guauuuuuu y reguuuaaaaauuuuu!.

 

Tranquilo. Prometo que te voy a contar. Juro que desde mi impaciencia humana quisiera contarte todo a borbotones, más…. debo esperar.

 

Ten paciencia mientras yo…. me pongo todo el mejor ánimo del mundo para que se concrete en esta 3ra dimensión.

 

Abrazos de plumas de ángeles mientras redimensionamos la imagen de María Magdalena. (hey hey! Para. No sigas pensando. No es lo que te imaginas. Stop.)

 

 

Miryam Dietrich

[1] En otro momento comentaré mi relación con Paulo Coelho y como fue uno de mis grandes Maestros por espacio de tres horas, en Recoleta, Buenos Aires, Argentina en la que pude conversar con él y cómo en ese espacio de tiempo lineal tan escaso, aprendí tantos principios que aún hoy dan su fruto.

[2] Ya he nombrado a Rita: es una amiganauta (porque no nos conocemos personalmente sino por Internet)  y vive en México.

[3] Patricia Diane Cota-Robles es la autora del artículo