323 – Pinamar, Negro y Blanca y el Mensajero de la Costa, por Miryam Dietrich

 
      MIÉRCOLES 20 NOVIEMBRE 2013        

 

PinamarCULTURA

NOTA EN EL “MENSAJERO DE LA COSTA” (PINAMAR) http://diario-elmensajero.com.ar/index.php?notaid=15112013101539

El viaje de una blanca por el África negra  en busca de las buenas señales

Con un título recurrente, “Negro y Blanca – Qamino de las señales” es el primer libro de la escritora Miryam Dietrich sobre un tema que la apasiona. Su amor por África y el hallazgo de una persona que emana espiritualidad en uno de los barrios más pobres de Sudáfrica, la movilizó para cumplir una tarea titánica pero no imposible…

Pinamar (por Sergio Michnowicz).- Al escucharla, Miryan Dietrich se muestra como una persona sencilla, sin rodeos. El misticismo y la realidad concreta producen una amalgama que vale la pena atender. Porque ella tiene un objetivo claro: ayudar a las personas. A todas, sin distinción.
“Negro y blanca – Qamino de la señales” es su primer trabajo, basado en un viaje al África negra, allí donde todavía hay mucho por descubrir. Y descubrirse.
“El libro relata mi testimonio de mi cuarto viaje al África donde estuve con Credo Mutwa Zulu, un gran maestro de 93 años con la humildad de los grandes. Él no se autotitula maestro ni remotamente, sino simplemente dice que con aquello que puede trasmite algo de su conocimiento. Pertenece a la etnia zulú, donde lo conocí en 2005 y donde su campo áurico me impactó de una manera impresionante. Mantuvimos un diálogo de casi tres horas, y ahora cuando volví y tuve el honor de compartir con él y su esposa Virginia en Kuruman, donde viven.”
Esa experiencia le hizo notar que el racismo sigue lamentablemente en pie. “El apartheid en Sudáfrica no ha cesado. Al contrario, los negros son los negros y los blancos son los blancos. Algunos los aggiornan, pero no pueden superar ciertos rangos de trabajo. Allá está el supermercado de los negros y el de los blancos, la tienda de los negros y de los blancos, en dos barrios bien diferenciados. Y Credo vive en las afueras.”
Afueras en donde “el gobierno les dio una especie de casas, y eso me indignó desde el alma. Porque si bien son nuevas les hicieron escusados, no tienen baño: tiene que salir fuera de sus casas a un sitio donde hay un agujero en el piso. Además no tienen agua, la electricidad le llegó hace poco a la casa, y el agua se lleva en camiones cisterna que reparte el gobierno menos los domingos. Y como las temperaturas son importantes, para cuando llega a la casa de Credo que es una de las últimas del barrio, es una sopa…”
“Credo y Virginia tienen el concepto de que hay que dar y perdonar. Perdonar a aquellos que nos lastiman, a los que nos dañan, y actuar a favor de una nueva sociedad. Con la ayuda anónima de muchas personas, han levantado un humilde hospital para gente de color con sida. Enfermedad que en África es un flagelo.”
Y en cada comentario expresa su amor por ese continente. “Amo el África, estoy con los leones, las jirafas, mis amigos Masai… Me hago entender con el inglés, aunque es muy rudimentario, me hago entender lo necesario como para comunicarme. Me cuesta pensar en inglés, pero lo entiendo. Y los gestos son muy importantes.”
“El occidental le mucha más importancia a las palabras, pero ellos le dan esa importancia a la energía de la gente, a las manos, el mirarse a los ojos. Son muy felices y, lo que mas me fascina de ellos, es que no necesitan dinero para serlo.”
Sobre los motivos que la impulsaron a escribir el libro, Dietrich explica que “desde muy pequeña tenía adoración por África y Egipto, y me resultaban muy fáciles de estudiar en la escuela. A los 20 años descubrí a Wilbur Smith, un sudafricano que noveló todo el África, sobre todo Botswana y la historia de las minas de diamante, tal como lo cuenta la película “Diamantes de sangre” y peor aún. Y alrededor de los 30 me dije “yo tengo que ir al África” porque me sentía muy africana y aparte por el amor a los negros.”
“Cuando hice mi primer viaje a Egipto, estaba como en mi casa. Fue muy fuerte. Y no estaba abocada a un desarrollo interno tan espiritual. Los otros viajes surgieron así como si nada, nunca lo supe. Y me dediqué a hacer lo que me gustaba. Nunca hice un tour. Uno de esos viajes lo hice con uno de mis hijos que tenía en su momento 16 años y habla muy bien inglés, donde recorrimos Sudáfrica, Botswana y Zimbabwe y cuando teníamos que volver decidimos quedarnos una semana más. Al subir al avión los dos lloramos porque queríamos quedarnos en África… Es una pasión que no tiene mucha explicación.”
“Me fascina de África que hoy me encuentro con grandes maestros de vida que no cobran 10 mil dólares para ir a hacer un curso y después decir que te iluminaste porque en realidad no aprendiste nada, porque todo el conocimiento está dentro del ser humano. Ni te tienes que ir a la India hasta la cumbre del Himalaya para hacer ommmm (sic) porque en realidad la búsqueda la tiene que apuntar uno hacia uno mismo.”
“En el libro hablo de los caminos de las señales de los ángeles, quienes nos la dan permanentemente. Sucede que el humano está tan mental, tan metido en la AFIP, en Ingresos Brutos, en los partidos políticos, en las elecciones si son tales o no, que hay que cambiar el auto, o ir al Shopping, que para divertirte tenés que aturdirte, que no le deja espacio al alma. Y menos que menos a los mensajes de los ángeles.”
“Yo aspiro a una sociedad humana, y los ángeles lo que me respondieron fue que, hasta en el peor de los asesinos hay una chispita de Dios. Y si la gente llega buscando ayuda, hay que atenderla cualquiera sea su personalidad. Es allí donde con Credo y sus enseñanzas empiezo a diferenciar a los “maestros” así entre comillas. Pero yo no soy maestra de nada, no enseño nada aunque curso mi segunda juventud. Que es la edad que tengo: 63.”
¿Porqué el libro? Este segundo encuentro con Credo nace un día en un campito que tengo cerca de Capilla del Monte, en Córdoba. Un sitio muy particular, un lugar para meditar y estar en paz conmigo mismo. Y es así qu trabajando allí (porque trabajar es una forma de meditar) veo con los ojos del alma la imagen de Credo que me dice “ven”…
“Hablando con un amigo colombiano, Carlos Trujillo Moncada, me propuso ir a su país para hacer talleres de ángeles y con lo producido nos podemos ir a verlo a Credo. Pero le digo que siento que todo esto hay que transmitirlo en papel.”
Perdón pero, ¿qué son talleres de ángeles? Son encuentros donde charlamos de diferentes temas, para ayudar a la gente a perder los miedos. Porque hay dos pasiones que dominan la humanidad. El amor y el miedo; todas las demás derivan de ahí.
“En Medellín el taller fue un éxito; tuvimos 99 personas. Después hacemos una meditación donde algunos de los asistentes reciben un mensaje directo. Y no cobramos 10 mil dólares como otros. Esos talleres los hicimos también en Bogota, en Tenjo (parecido a Capilla del Monte, donde su escudo tiene una nave espacial, muy divertido…) y así fue que sin darme cuenta estuve arriba de un avión rumbo a Brasil, y después a Sudáfrica, Tanzania y Kenia.”
Este libro tiene una finalidad… Sí, y va acorde con lo que creo. En 2004 fui víctima de un ataque delictivo, y me salvó el amor de la gente. Hoy día digo que la sociedad tiene que salir de su ombligo y empezar a entender que todos somos uno y que hay que ayudar a los demás. Los cinturones de pobreza no son solo problemas de los gobiernos sino de la sociedad en su conjunto.
“Con esa forma de ver la vida, Credo me explicó que el hospital no tiene ni siquiera una máquina de escribir, ya no una computadora. Pero sí una limpieza y un orden impecables. Entonces dije que este libro tiene que servir par ayudarles. Le pedí autorización para poner su foto y parte de nuestra historia. Un tercio de la venta neta del libro es para este hospital, porque no tienen ni agua ni luz. Solo los paneles solares para la luz salen 50 mil dólares… Además porque quiero que sirva para concientizar lo que viven en otras partes.”
“Me preguntaron porqué dono para África y no para la Argentina, donde hay etnias con un rango de pobreza extremo. Y yo respondo que esto es lo que surgió. Si hay alguien que quiere escribir sobre la etnia qom que lo haga y lo done. Me inspiré mucho en Gandhi, pero también en una cantante argentina como Patricia Sosa, que es vecina mía y hace un trabajo impresionante con los indios tobas. Y en silencio.”
Cabe destacar que el próximo 16 de enero de 2014 estará presentando su libro en la Biblioteca Manuel Belgrano. Quien desee conocer un poco más sobre la historia de la escritora Dietrich, puede visitar la página Web www.ruecadealmas.com

Negro y Blanca Qamino de las Señales – Credo Mutwa Zulu y Miryam Dietrich

321 – Presentación Negro y Blanca Qamino de las Señales – 17 de agosto de 2013 – Capilla del Monte, por Miryam Dietrich

Una vez más los Ángeles me guiaron por el Qamino de las Señales.

Estando en mi anterior departamento, entendí con mi alma una voz que me decía que debía presentar el libro NEGRO Y BLANCA QAMINO DE LAS SEÑALES, en Capilla del Monte, exactamente en el Hotel Roma el día 17 de agosto de 2013.

Ahi fui a hablar con Osvaldo Allié, responsable del Hotel Roma en Capilla del Monte (Córdoba – Argentina) y antes que me diera cuenta, todo estaba organizado. Así, mágicamente todo fluyó. Aparecieron en mi camino estos maravillosos seres que son Nazareth y Nohmar que cantan y tocan varios instrumentos.

Se ofrecieron a cantar Kothbiro y luego, cuando me quise dar cuenta, el gran día había llegado. (1)

El salon gentilmente organizado por Osvaldo comenzó a llenarse de gente y en esa ocasión nos acompañaron amigos, conocidos y desconocidos.

El encuentro estuvo patrocinado por el Hotel Roma, la Municipalidad de Capilla del Monte, Fehgra y personas que colaboraron desde el anonimato.

Estaban presentes Ricardo Abdemur, presidente de la Asociación de Hoteleros de Punilla, Gustavo Sez Intendente de la Municipalidad de Capilla del Monte, Osvaldo Allié responsable del Hotel Roma, y Nora Reyes Secretaria de Turismo  de la Municipalidad de Capilla del Monte, amigos, público en general.

Osvaldo Allié, Miryam Dietrich, Gustavo Sez, Ricardo Abdemur y Nora Reyes

 

Osvaldo realizó la presentación inicial y luego Nazareth y Nohmar comenzaron a cantar KOTHBIRO. ¡¡¡Guauuuuu y reguauuuuu!!!

Negro y Blanca Qamino de las Señales – Kothbiro – Nazareth y Nohmar – Hotel Roma – Capilla del Monte Argentina, por Miryam Dietrich

Aqui te dejo un link para que escuches la maravillosa voz de Naza y Nohmar:

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=5YmFVWSdhBQ

Se hizo un silencio absoluto, la gente espontaneamente iba cerrando los ojos, y yo, bueno, yo me trnasporté de nuevo a Kenya y desfilaban ante mi todos los paisajes africanos que conozco y mi alma vibraba de pura emoción.

Orbe en la presentación de Negro y Blanca Qamino de las Señales, Capilla del Monte, Argentina ( por Miryam Dietrich)

Ya no estaba en Capilla del Monte: me encontraba en el corazón de África.

Cuando Nohmar tocó el último acorde, todo quedó en silencio. Costaba mucho “volver”.

Luego tomó la palabra Gustavo el intendente de Capilla y concluidas las formalidades del caso, comencé a exhibir fotos de África que no están incluídas en el libro y a contar historias relacionadas con ellas.

El clima entre los asistentes era extraordinario. Durante el encuentro hubo un clima de unión, de comprensión, de emociones, de vibraciones que me sorprendieron agradablemente.

Otro orbe en la presentación de Negro y Blanca Qamino de las Señales, Capilla del Monte, Cordoba, Argentina or Miryam Dietrich

Terminada mi exposición, todos juntos cantamos a voz de cuello, guiados por Nohmar y Nazaret la canción tipica de recepción en Kenya que es JAMBO JAMBO BWANA.

http://www.youtube.com/watch?list=RD02vUrVeRGo5IM&v=oDuY50rJK-k

Disfruta, toma mi mano y viaja conmigo a mi amada AFRICA.

¡Gracias Osvaldo Allie, Gustavo Sez, Ricardo Abdemur, Nazareth y Nohmar, Fehgra Y TODAS LAS ALMAS QUE COLABORARON PARA QUE ESTA PRESENTACIÓN TUVIERA LA BELLEZA QUE TUVO!

(1) La canción es parte de una melodía tradicional Luo que se canta cuando se avecinan tormentas. En Kenya es poco común que llueva, y el agua es todo un acontecimiento. Entonces se canta esta canción que cuenta a los niños que la lluvia está por llegar y que se debe poner el ganado a resguardo para salvaguardar la riqueza familiar. Aprenden a través de la canción lo que se debe hacer, pues muchos todavía no han visto llover nunca y no saben lo que eso significa.

En algunas formas de la tradición, el conocimiento se transmite de un modo subjetivo a través de la música. En sociedades con ausencia de escuelas, donde la educación se vive a través las familias y por transmisión oral, las canciones contienen pequeñas perlas de sabiduría que ayudan a los niños a comprender y aprender. Así, a partir de una experiencia física (acción) que se siente a través de una melodía y una letra (emoción), se comprende en profundidad lo sucedido (mente), produciéndose con ello un aprendizaje.

299 – Negro y Blanca Qamino de las Señales ya en la Feria Internacional del libro, por Miryam Dietrich

¡Y llegamos!! ¡¡¡SIIIIII!!! ¡¡¡LLegamos a la 39 Feria Internacional del Libro Buenos Aires 2013!!!

¡¡¡Guauuuuu y Regauuuuuu!!!! Aquellos que me conocen, saben del arduo trabajo que hemos tenido con el libro, su edición y presentación en esta Feria, que es un foco de cultura mundial.

Casi que ni yo puedo creerlo.

39 Feria Internacional del Libro Buenos Aires – Argentina – 2013 por Miryam Dietrich

Mira: comparto contigo estas fotos.

Stan de Editorial Dunken en la Feria del Libro Buenos Aires 2013, por Miryam Dietrich
Negro y Blanca Qamino de las señales, Feria del Libro Argentina 2013, por Miryam Dietrich

Gracias a todos los que han ayudado. Gracias. Gracias.

No tengo palabras. Gracias a mis amadísimos Ángeles.

Deseo de todo corazón que el Mensaje de ELLOS llegue a todos los rincones de este amado planeta.

Recuerda: cada vez que compres un libro estarás ayudando al Hospital de Gente de Color con SIDA de Credo y Virginia Zulu

Miryam Dietrich

294 – Negro y Blanca Qamino de las Señales y Retiro de Semana Santa 2013, por Miryam Dietrich

Hola Angelito Humano: ¡¡¡¡reguauuuuuu y guauuuuu!!!! ¿Cómo expresarte todo lo que siento? Te estoy contando esta parte de la historia de mi vida, sentada en el Bar Cortéz en Pinamar. Pero no quería esperar.

En estos tiempos de caos, es mi tarea compartir cosas energéticamente poderosas contigo. Este libro es un Milagro. Es un milagro trabajado día a día minuto a minuto con muchas personas que son milagreras.

Estas personas son aquellas que creen que UNO PUEDE HACER TODO LO QUE QUIERE Y QUE LOS IMPEDIMENTOS NO EXISTEN.

Sé que hay muchas personas que desean concurrir al RETIRO CON ÁNGELES DE SEMANA SANTA 2013 pero no se animan o creen que no les alcanza el dinero o tienen miedo de la inflación galopante de mi país (Argentina) o temen comprometerse en dinero ó…. ó…. ó….. Miedos y más miedos.

Todos somos grandes MAESTROS CREADORES DE NUESTRAS VIDAS pero tenemos miedo de ejercer ese MARAVILLOSO PODER QUE ESTÁ DENTRO DE NUESTRA ALMA, DE NUESTRO SER.

Desde mi actitud de creadora potencié mi capacidad en la concreción de este libro NEGRO Y BLANCA QAMINO DE LAS SEÑALES.

¿Que cómo lo potencié? Primero: tuve plena FÉ en el proyecto y era muy feliz mientras escribía, sin pensar cuanto iba a tener que gastar para poder hacerlo. Luego, tuve el apoyo de muchísima gente la que no podría enunciar ahora porque caería en el pecado mortal de olvidar a alguno. ¡¡¡Han sido tantos que se unieron al proyecto!!!

Mi MONO LOCO me decía: ¡Para, no hagas eso! Y mi alma me decía: ¡Adelante! ¡Vamos! ¡Continúa!.

Y los angelitos humanos milagreros se fueron acercando a mi, engarzándose como las cuentas de un collar.

Y ELLOS! ¡Siempre ahí! ¡Siempre! Mis amadísimos ángeles del cielo.

Negro y Blanca Qamino de las Señales, por Miryam Dietrich

Todas las limitaciones que tienes, todas, están sólo en tu mente.

A cada segundo elegimos que hacer con nuestras vidas. No busques nada afuera. Todo está ahí adentro.

Adentro tuyo… todo.

Entonces…¿Por qué te inhibes de venir a disfrutar y darle vacaciones a tu alma?

Del retiro te vas a llevar REGALOS FISICOS y ESPIRITUALES que te servirán por mucho, muchooooo tiempo!!!

Y si dices: NO PUEDO, realmente NO PODRÁS.

Levanta tu FÉ y pon tu mirada alto muy alto. Olvidate del INDEC, de los políticos, de la inflación, del meteorito (¿?) , y ven.

Ven a RECUPERAR TODO LO QUE ERES. Ven angelito humano, toma mi mano, aprende a hacer milagros así … ayudaremos a muchos más. Y entre todos lograremos que TODO CAMBIE EN EL MEJOR SENTIDO PARA LA HUMANIDAD.

Te abrazo con mucho amor