Algunas sincronicidades para el Retiro de Capilla del Monte – Capítulo 2 de 3 – Composición del día: “La cocinera … y la Virgen de las Mercedes”

Y….sí… debo mencionar este tópico antes que otros. Para mí fue algo FUERTE como se dice ahora. Muy fuerte.

Primero te voy a contar el menú que fue cuidadosamente elegido por Ani, Analía y mi persona.

El desayuno que lo arma ANI consiste en jugo de naranja, café, leche, té, Nesquik, dos medias lunas, dos criollos de manteca grandes, tostadas, manteca, mermelada, por persona.

La comida es totalmente casera y elaborada en el día.

Los responsables de la elaboración son Analía y su esposo Marcelo, conocido como Chelo.

Analía y Chelo, amorosos cocineros del Retiro con Angeles de Rueca de almas, en Capilla del Monte del 22 al 25 de julio de 2010 por Miryam Dietrich

El Jueves 22 de julio 2010 la cena consistirá en:

Porotos en conserva- Tartas de verdura, choclo, zapallitos y zanahorias – Ensalada de frutas –  Agua mineral – Pan casero de semillas.

El Viernes 23: se servirá el desayuno a la mañana después de las 8.

ü  A media mañana se hará un tentempié con tés varios, frutas secas, nueces, pasas de uvas.

ü  El almuerzo consistirá en platitos de Humus,  pan de carne (soja texturizada) con puré mixto, budín de pan. Pan casero con semillas varias. Agua mineral.

ü  A media tarde la merienda será servida con tés variados, tartas dulces y bizcochuelos.

ü  La cena se compondrá de: empanaditas de queso, cebolla y caprese – Tallarines a la crema de espinaca – Tarta de manzana – Agua mineral.

Y cuando nos hayamos despertado el día Sábado 24: se servirá el desayuno luego de las 8am.

ü  A media mañana habrá un tentempié consistente en tés variados, pasas de uvas, fruta seca, nueces.

ü  El almuerzo será presentado con platitos de cous cous – Lasagna de vegetales – Flan – Pan casero con semillas varias –  Agua mineral.

ü  La merienda la degustaremos con tés variados, tartas dulces y bizcochuelos.

ü  Y en la cena, que se hará luego de volver de Cuchi Corral; Analía habrá preparado   pizzas varias, para el postre habrá un riquísimo flan casero. Todo ello rociado con agua mineral

Domingo 25: desayuno

Ahora sí, vamos al nudo del tema del día: La cocinera y la Virgen de las Mercedes.

A veces siento que la vida anda en círculos y que yo estoy quieta.

Normalmente las personas creen que la vida camina en forma lineal. Pero no es cierto. Y cada vez compruebo más que TODO está relacionado con TODO.

TODO EN UNO y UNO EN TODO.

Resulta que Ani y yo estábamos muy ocupadas en cómo agasajar a los asistentes al Retiro con la comida, y que, además de alimentar el cuerpo, estuviera cocinada con mucho amor para que también se alimentara, desde el lugar de la comida física, el alma de los presentes.

Evaluamos varias alternativas y en un momento Ani me dice “¿Y si vamos a ver a Analía a Pizzana?”. Y ahí fuimos al local. Charlamos con esta mujer, joven, casada, madre de cinco hijos de variada edad y mientras intercambiábamos opinión sobre menues y temas relacionados, los niños entraban y salían compartiendo fragmentos de la conversación. El marido (Chelo) también estaba presente y me contó que las pizzas eran su especialidad.

Hasta ese momento no tenía ni idea ni quién era esta mujer ni su esposo ni nada. Bueno, ¿Cómo elegir una cocinera para este evento? Tenía que probar su comida, así que, dos o tres días después fui a comprar una pizza.

Y charlando como hacemos los humanos cuando entablamos relaciones nuevas, me preguntó donde vivía. Le conté que, por ahora, en Capilla del Monte pero que tenía mi pedacito de tierra en Quebrada de Luna donde pensaba hacer mi casa.

Y Analía me dijo que conocía muy bien la zona. Le pregunté por qué. Y me dijo: “Yo vivía en el casita que está sobre el camino, al lado de la Gruta del Padre Pío”. Entonces yo le dije: “¿Dónde? Conozco muy bien toda esa zona.” Y me contesta: “En la casita de Aníbal. Yo  soy la hija.”.

Me quedé muda de asombro. Y con mis ojos internos miré hacia arriba y les dije a ELLOS con mi mente: “¿Otra vez con chistes cósmicos?”. Y ELLOS me respondieron “Vienes retrasada con el tema de la Virgen de la Merced. Y esto es para recordártelo”.

¡Qué maravilla! ¡Qué maravilla!

Para que entiendas, ahora vamos a retroceder hasta el año 2004. Año fuerte ese 2004. Año bravo. Año de despertares individuales. Año de egos peleados. Año de humanos mitad ángeles mitad egoicos.

Bueno, ese año, por una canalización que yo había recibido, nos juntamos un grupo de doce personas para hacer una peregrinación en oración y en búsqueda de la imagen de la Virgen de la Merced que había sido robada de la iglesia de adobe de Villa Giardino.

Mientras escribía esta nota, comencé a buscar en Internet links que referenciaran el hecho –que antes los había y eran muchos- y me encontré que no hay ni uno. Interesante para reflexionar.

Un hermano de camino, Jorge, me dijo que luego que salió el libro de Julio Pagano “DESPERTAR”, donde hace referencia a nuestra búsqueda del año 2004 –él y uno de sus hermanos fueron integrantes de este grupo de búsqueda de la imagen al que hice referencia más arriba- desapareció todo de Internet. Así como desapareció la imagen y muchísimos objetos de valor incalculable que había en esa iglesia, entre ellos un mantel bordado a mano que yo misma había traído de Grecia y lo había donado para el altar.

Hicimos la peregrinación desde el campo REGRESO A CASA de mi buen amigo Miguel Marin y de su esposa Nena, y entrando por campos cuyos dueños nos dieron permiso, fuimos a pié hasta la cara de atrás del Cerro Colchiquí donde estuvimos tres días en oración y en meditación y con experiencias fuertísimas tanto en lo individual como en lo grupal.

Todo lo que habíamos llevado para cocinar, como así también las carpas y elementos personales, se pusieron a lomo de caballo que habíamos alquilado a quién? A Anibal el papá de Analía.

(La historia que me une a la Virgen de las Mercedes vá a salir en pequeños libritos en formatos pdf con la ayuda de Junior y Sonia y van a estar a la venta por Internet).

Pero lo que deseo contarte es esto: todo funciona en círculos. En el 2004, exactamente para el 24 de septiembre de 2004 concurrimos el grupo de DOCE (particularmente había invitado a 45 personas, pero por diferentes motivos, quedamos doce) a los festejos patronales de Villa Giardino, estuvimos con mi amada amiga Irma Graso (+) que cuidaba con tanto amor esa Iglesia y luego salimos de campamento. Y los caballos de Anibal llevaban nuestra comida

Hoy, año 2010, organizando un retiro espiritual la hija de Anibal nos va a proveer la comida.

¿Chistes cósmicos? ¿Sincronías? ¿?

Sea lo que sea, es hermoso y espero te brinde a ti la misma sensación de estar cuidada por ELLOS en forma permanente aunque … a veces… tú y yo , nos olvidemos de eso.

Te espero en EL SENDERO DEL SOL, junto a ANI y ANALIA.

Gracias por leer a Rueca

Miryam Dietrich

31 de diciembre de 2009 – Recibimiento del año 2010 por Miryam Dietrich – Parte 1 de 4

Cuando te cuente lo que me pasó, no lo vas a poder creer.

Tu “mono loco” te va a hacer creer que estoy delirada, pero no, créelo porque lo que vas a leer a continuación fue la verdad objetiva de los hechos.

Y las fotos así lo acreditan.

Bueno, como vos sabes, al ser mi profesión racional la abogacía, siempre pero siempre les pido a ELLOS (ELLOS léase como  Maestros, Guías, Ángeles, Inteligencias Superiores, Extraterrestres, Intraterrestres ó como tú lo identifiques) pruebas, PRUEBAS CONCRETAS interpretables para esta tercera dimensión, algo que te ayude a vos, a creer en lo que tus ojos físicos aún no pueden ver.

¿Estás seguro que quieres seguir leyendo? Te comento que vá para largo (jajaja). La curiosidad humana es un excelente condimento para la “comida espiritual” que te voy a presentar a continuación.

Hummm! Sinceramente no sé por donde empezar.

Bueno, a ver, comienzo:

Érase una vez…. Jajaja. No, no empieza así. Esperá. Que impaciente que estás por leer. ¿No es que vos no crees en nada y sólo me lees porque aunque estoy media chiflada te resulto simpática?

Jajaja!

Ahora sí. Luego de un taller de ángeles que dí en Buenos Aires, me pidió un turno para una canalización un ser que en esta vida se llama JULIA pero que es un anciano muyyyy viejo y muuuuyyyyy sabbbbiiiiooo de muchas vidas en la tierra. (grrrrrr grrrr grrrr bendito sea el Windows vista que me corrige lo que no quiero que me corrija!).

Y en el final de su canalización, recibo que debía invitarla para venir conmigo a mi campo en Córdoba, para el 31 de diciembre de 2009 y recibir el año nuevo arriba en la montaña. Se lo digo, así sin pensar, y ella me dijo…. Que sí!.

Esto creo que fue por octubre del 2009.

Luego yo viajé mucho pero cuando me acordaba de esta circunstancia pensaba que YO ESTABA LOCA. No la conocía a esta mujer y mi propio “mono loco” se disparaba y comenzaba a hacerme mil planteos.

Es más: varias veces jugué con la idea de decirle que no iba a ir a mi campito.

Pero bué!

Pudo más mi obediencia a ELLOS que mi “mono loco”. Menos mal.

Y así comenzamos el 28 de diciembre un viaje físico hacia Córdoba con alguien a quien no conocía y mi perrito Licht (que significa Luz en idioma alemán).

Había conseguido mágicamente una casa donde parar en el pueblo así que todo venía sobre ruedas.

Cuando llego al pueblo ( ah! ¡No te dije el nombre del pueblo y ya estás recorriendo con tu Mono Loco todo el mapa de Argentina! El pueblo es Capilla del Monte) te decía: cuando llegamos al pueblo y nos alojamos, comenzó una convivencia excelente y la alegría mutua de descubrir muchísimas sincronicidades entre ambas.

A la mañana del 29, recibo como mensaje que debíamos subir al campo recién en el 3er día, antes no. Miro el almanaque y el 3er día era el 31 de diciembre.

Te juro que me salía de la vaina por subir, porque mi amor hacia esa tierra y el cerro EL PAJARILLO es algo fuera de toda razón. Ese es MI sitio en el mundo aunque viaje por todo el planeta.

Bueno, pero fuimos muy obedientes al mandato recibido y anduvimos recorriendo la zona, en especial nos detuvimos en la Capilla de la Virgen de la Merced en Villa Giardino, historia que te vamos a contar en otro momento que es muy pero muy fuerte y que nos hizo llorar a ambas a “moco tendido” (Si, ya sé que la expresión es poco gramatical pero es clara ¿no?).

Ya a esta altura de la convivencia maravilladas. ¿Vos sabés lo extraordinario que es para mí compartir silencios con otra persona?.

Miryam Dietrich

Fin de la parte 1 de 4